DESARROLLA TU INTELIGENCIA EMOCIONAL COMO CANDIDATO

¿cuándo viste la verdad_ cuando me puse en los zapatos del otro

Vivimos una realidad compleja en la que cada vez se tiende más hacia el egoísmo y la individualidad. La lucha diaria que tenemos que afrontar para alcanzar nuestras metas hace que nos sintamos exhaustos y deprimidos. Puede que incluso pensemos que nadie nos entiende. Me gustaría preguntarte algo, ¿cuántas personas te han escuchado de verdad durante el día de hoy? No pienses en las que te oyeron o en aquellas que lo hicieron por obligación o con el fin de obtener algo a cambio. Solo ten en mente aquellas con las que realmente te sentiste a gusto y con las que tuviste la sensación de que verdaderamente estaban interesadas en lo que les transmitías. No son muchas, ¿verdad?

Cuando buscamos trabajo ponemos muchas veces la responsabilidad en el técnico de selección y en las personas que nos entrevistan. Tienen que hacernos sentir cómodos, darnos detalles del puesto y responder a las preguntas que les planteemos. Sin embargo,  en pocas ocasiones nos ponemos en su lugar y entendemos el rol que juegan. Pedimos que nos entiendan pero no nos llegamos a poner en su situación.

El objetivo que tiene esta entrada es darte algunos consejos para que puedas desarrollar tu inteligencia emocional como candidato. Una definición adaptada a este contexto podría ser algo así:

La inteligencia emocional de un candidato es su capacidad para identificar, entender y gestionar tanto sus emociones como las de aquellas personas que le están entrevistando. Tiene el objetivo de poder generar un impacto positivo en los entrevistadores, haciendo que así pueda tener más probabilidades de ser seleccionado.

Sin embargo, la parte emocional se olvida muchos veces en las entrevistas porque se percibe a los entrevistadores como personas frías y sin sentimientos. La selección de personal es un claro ejemplo de un proceso de toma de decisiones. Imagina que tienes que comprar un coche. Puede que compares los caballos, las marcas y el coste de cada uno. ¿Sabes que será lo que determine por el que te decantarás? El que te haga sentir mejor. A veces podrás explicarlo y otras no, pero esa parte más irracional y emocional muchas veces nos da la clave de por qué actuamos como lo hacemos.

LA EMPRESA ES EL ANFITRIÓN PERO TÚ ERES SU INVITADO

descarga (1)

Como tendemos a ver desde nuestro propia realidad nos olvidamos muchas veces de la otra parte. Queremos ser bien tratados y tener unos entrevistadores competentes. Y ojalá todas las entrevistas tuvieran esta calidad.  Lo que olvidamos en ocasiones es que nos han invitado. Sí, así es, una compañía abre sus puertas e invierte dinero en ti desde el primer momento en el que te conoce. ¿A qué me refiero? A que la empresa está pagando dinero a sus trabajadores para que te conozcan. Toda entrevista tiene un coste temporal y por tanto económico.

Imagina que haces una fiesta en tu casa. Estoy seguro de que querrás que tus invitados hayan comprobado bien la dirección, vistan de forma adecuada y se comporten de manera correcta. Lo mismo pasa cuando ejerces el rol de candidato. Se espera de ti que muestres tus ganas por entrar en la compañía habiendo echado un vistazo a la página web, siendo puntual y mostrando educación y respeto durante la entrevista. Recuerda que esto es una relación de dos, y ambas partes tienen que hacer que la otra se sienta bien. Y aunque esto no ocurra por el lado de la empresa y técnicos de selección, debes dar tu mejor imagen aunque luego declines el puesto. Demuestra que la inversión que han hecho por ti merece la pena.

DESPIERTA EMOCIONES POSITIVAS EN TUS ENTREVISTADORES

preguntas-sobre-liderazgo

Soy un fanático de las hamburguesas. Las disfruto y me encanta descubrir nuevos restaurantes en el que poder probarlas. Y lo que más me gusta es lo que me hacen sentir. Ya no solo es que sacien mi apetito sino que estoy feliz cuando las saboreo. Estoy seguro de que eliges hacer ciertas actividades porque te hacen sentir bien. Al igual que te alejas de aquellas personas y experiencias que te reportan cosas negativas.

Como candidato eliges qué tipo de emociones puedes poner sobre la mesa. Es difícil gestionar las de tus entrevistadores porque no los conoces. Pero sí es cierto que puedes influir en que sientan cosas positivas o negativas. Veamos ejemplos incorrectos que les llevarán a formarse una mala imagen de ti:

  • Criticar excesivamente un trabajo: Generarás tensión en el ambiente y podrás dar la sensación de ser una persona negativa y problemática.
  • Mostrar tu desesperación al no poder encontrar trabajo: Puede que despiertes una reacción de tristeza en el entrevistador si empatiza demasiado contigo. Sin embargo, eso no te llevará a ser seleccionado.

Piensa en tu rol como candidato y en cómo influyes en las emociones de los entrevistadores. Aquí tienes algunas claves que te diferenciarán de muchas personas que he conocido:

  • Muestra tu ilusión y ganas: Tan fácil como eso. Si realmente te gusta el proyecto debes decirlo. Además, si consigues demostrar que verdaderamente te interesa el trabajo tendrás más probabilidades de ser seleccionado. ¿O es que no te sientes bien cuando haces un regalo a una persona que lo recibe con una gran sonrisa?
  • Saca el aspecto positivo de tus malas experiencias: Ojo, no te digo que vivas en el país de la piruleta diciendo lo bueno y reconfortante que fue estar con una escayola tres meses tras aquel accidente de coche. Es más conveniente que expreses que viste el vaso medio lleno ante los problemas que relataste. Porque en el día a día de muchas compañías hay una gran infinidad de problemas y preocupaciones. Por eso se valoran tanto las personas que aportan ganas e ilusión, siempre que no pierdan el foco de la realidad. Y aquí tienes algunos ejemplos:
    • Tuvimos un proyecto en el que echamos muchísimas horas. Además, coincidió con la salida de un compañero dejando el equipo en un momento crítico. Eso nos hizo sacar lo mejor de nosotros mismos y ayudarnos para poder llevar todo adelante.
    • En esta experiencia laboral finalmente no contaron conmigo cuando se acabo la sustitución que cubría. Aunque me hubiera gustado continuar con ellos, es cierto que me llevé muchos contactos y aprendizajes que me ayudaron en mi futuro laboral.

LAS PERSONAS QUE TE CONOCEN TIENEN EL OBJETIVO DE CONTRATARTE

Si estás siendo entrevistado es porque hay una vacante que cubrir en la empresa. Eso significa que se necesita encontrar a alguien lo antes posible para poder empezar a trabajar en una tarea que no se está realizando. En cambio, en muchas ocasiones pensamos lo contrario. Creemos que los entrevistadores van a ir a pillarnos y a conseguir desestabilizarnos durante el proceso.

Podemos verlo como eso, y estar siempre a la defensiva. Sin embargo, podemos cambiar esas emociones negativas que nos despiertan por otras que no lo sean. Imagina que lo único que quieren es estar seguros de que vas a hacer bien el trabajo. Obviamente, para poder tomar esa decisión la tienen que apoyar en ciertas evidencias a través de preguntas y pruebas. Ante ellas puedes reaccionar de manera negativa o verlas como una posibilidad para demostrarles que eres la persona correcta.

Intenta en cualquier proceso de selección despertar emociones positivas en tus entrevistadores. Nos gusta rodearnos de aquellas personas que nos hacen sentir bien. Y piensa que pasarás más tiempo con tus compañeros de trabajo que con tus familiares, amigos y mascotas.  En este mundo tan complejo y exigente se valora cada vez más trabajar con personas que hacen más fácil nuestro día a día.

Anuncios

HABLEMOS DE PROPÓSITOS. 2019, ¿QUÉ ESPERAR DE ÉL?

El 2018 quedó atrás hace grosso modo un par de semanas. Un nuevo año comienza y el pasado, pasado está, bien sea para bien o para mal; enero significa nuevo comienzo. Dejando de lado las frases “inspiradoras” de que 365 días significan 365 oportunidades, a partir de hoy mismo, es el momento apropiado de empezar a labrar el terreno para recoger los frutos el día de mañana. Y cueste o no creerlo, con sudor y esfuerzo, seguro que algo habrá que recoger. 2019, ¿qué puedo esperar de ti? – preguntará la mayoría de nosotros. Respondamos, como dijo mi compañero Francisco en su anterior entrada, con dosis de realidad. 

Exito, meta, proposito, purposes, dan pontefract, David Casado López-Sepúlveda, propósito, ventas, rrhh, 2019, nuevo año, año nuevo, buscar trabajo, portal de empleo, contratar, retener talento, atraer personas, retener personas, departamento de felicidad, futuro, empleabilidad, crisis, empleo españa, como encontrar trabajo en madrid, como encontrar trabajo en barcelona

La respuesta a esta pregunta, déjame que la responda por ti, es NADA. Y no me taches de cruel o surrealista, por favor. Pero francamente, no puedes esperar nada de él firmemente, al menos en lo que a futuro profesional respecta. Es cierto que el destino trae cosas a veces más afortunadas, otras veces más desafortunadas. Pero en términos profesionales, si no has labrado el campo, ¿qué esperas recoger? La suerte no va a venir a ti por arte de magia, tienes que esforzarte. Y para esforzarte en algo que sea productivo, tienes que tener propósitos.

Creo que ya lo comenté en el pasado. Pero para que un propósito sea fructífero, tenemos que ser capaces de alcanzarlo y ser conscientes de que: 1) el objetivo ha de ser realista conforme a nuestras posibilidades, 2) debemos de tener al alcance los recursos necesarios para lograrlo y, por supuesto, 3) que esté acotado en el tiempo, lo suficiente como para lograr su consecución (aunque sea difícil de obtener, haremos todo lo posible con nuestros recursos y esfuerzos para tocar esa meta en un espacio de tiempo realista). Además de esto, es importante ordenar tus propósitos.

Tener los propósitos ordenados significa que has de tener en cuenta cuál es el estado del propósito. Esto implica que tendrás en cuenta cuándo comenzaste (hay una pequeña pero gran diferencia en cuándo empezaste un propósito y cuándo empezaste a tomarlo enserio).  También implica tener en cuenta cuál y cómo es el progreso diario y, tener límites poco a poco, ayuda mucho. Esto puede hacerse apuntándolo en un papel, haciendo un registro en una tabla de Excel, en un calendario o con alarmas del móvil (dependerá de tu organización y planificación), pero tienes que hacerlo. Por último, tienes que tener claro cuál es el límite.

Puede sonar absurdo, pero sin propósitos no hay motivación, sin motivación no hay compromiso, sin compromiso no hay dirección y sin dirección no hay meta. Así que es ese el primer paso que tienes que dar. Si aun no tienes uno, párate a pensar y mira hacia atrás. Aprende de tus errores, sé crítico y piensa qué debes hacer para evitar caer en los mismos errores. Si tu pasado se compone de aguas turbulentas, no dejes que el pasado empañe tu presente y futuro. Sé reisiliente: recupérate de la adversidad y sigue mirando al frente, al futuro, hacia la meta.

16261322056_7a1f1350bc_o

Tienes que tener en cuenta que, en un mercado laboral más próspero que aciago desde las dramáticas cifras del 2008 en adelante, y con el fuerte peso de la digitalización, necesitas ser más competitivo y estar centrado en tu foco principal, sea cual sea, para ser más efectivo y hacer las correcciones convenientes y apropiadas. Puede que sea difícil encontrar un propósito a vote pronto y puede que hasta necesites un pequeño descanso para ello. Puedes viajar o simplemente parar a descansar, pero tienes que ser consciente de que el tiempo apremia y que, si acaso no lo pones en marcha, en menos de dos días andarás con las mismas preguntas existenciales pero con el 2020 asomando. Por eso, has de pasar a la acción tan pronto como sea posible. Lo he comentado en varias ocasiones; alguien dijo que el coste de llegar a la meta puede ser muy alto, pero la recompensa será mil veces mayor. ¿A qué esperas? Busca esa llave que te abrirá las puertas a la mejor versión de ti.

Ello no significa que debes de tomar una decisión a la ligera. Todo requiere deliberación y el uso de la cabeza. En la mayoría de las veces, pensar racionalmente en vez de por impulsos es el mejor camino a tomar. Disfrútalo y no tengas prisa por llegar a la meta. Porque si caes por el camino, de nada te habrá servido invertir tu tiempo y recursos si al final el beneficio es 0. Es por ello que digo que no puedes esperar nada del 2019. Porque no es él quien te traerá prosperidad (bueno, si te toca la lotería sí pero siguiendo la ley matemáticos que defiende que es más probable que te caiga un rayo a que te toque la lotería, no cuento que vaya a ser tu caso). El único que te traerá prosperidad, por suerte o por desgracia eres tu. Así que ¡MANOS A LA OBRA!

Todo esto es la antesala de la próxima entrada en la que hablaré de los propósitos en las compañías, en todo lo que atañe al empresario. Debes saber que en todo puesto de trabajo, verás a gente (in)feliz, (in)satisfecha y (des)comprometida. Y lo que muchos expertos recomiendan es precisamente esto; descubrirse a uno mismo y ver de dónde viene y a donde quiere ir. Porque sin eso, poco podrás esperar que la empresa te vaya a brindar algo que ni si quiera tu sabes lo que es.

Permanece atento, sea cual sea el rol que desempeñes a nivel profesional (si el de empleador o subordinado), es importante conocer cuáles son los límites profesionales y personales para atraer y retener adecuadamente a tu personal. ¿Piensas en contratar? ¿Piensas en buscar tu trabajo ideal? Las respuestas en la siguiente entrada.

2019: UN NUEVO COMIENZO

img-20181231-wa0015

 

Ya terminaron las navidades. Uvas, confeti, regalos, algunos kilos de más, reencuentros con familiares y amigos han sido el cóctel de estas semanas. Acabamos de arrancar una nueva etapa con la esperanza de que los 365 días que tenemos por delante nos dejen muchísimas experiencias positivas.

No sé cómo fue 2018 para ti, pero eso ya es agua pasada. Ahora tenemos que centrarnos en lo que está por delante y si estás leyendo estas palabras es porque estás interesado en seguir desarrollando tu empleabilidad. No solo mejorar en tu búsqueda de empleo sino en desarrollarte aun más y mejor en la experiencia laboral en la que estés actualmente.

Quiero compartir contigo la hoja de ruta que seguiremos en el blog durante 2019. Obviamente llegarán nuevos caminos y posibilidades pero al menos en este viaje pararemos en las siguientes estaciones.

TECNOLOGÍA COMO CLAVE DEL ÉXITO

La digitalización de una gran cantidad de procesos han transformado por completo la selección de personal. Las empresas cada vez invierten más recursos en soluciones tecnológicas con el fin de cubrir con mayor calidad y menor tiempo las vacantes que tienen abiertas. Y para poder hacerlo se utilizan distintos portales de empleo, redes sociales como LinkedIn y otras herramientas cuya finalidad es la atracción y criba de candidatos.

Realizaremos tutoriales para sacarles el máximo partido y compartiremos más información sobre cómo se utilizan desde la parte de administración de la empresa. Eso os permitirá obtener un gran conocimiento de las funcionalidades de cada herramienta y os ayudará a no caer en muchos errores que no se tienen en cuenta por la falta de conocimiento.

PUBLICACIÓN DEL LIBRO DE ORIENTACIÓN LABORAL: LO QUE NUNCA TE CONTARON SOBRE CÓMO BUSCAR TRABAJO

Tras unos meses trabajando en él podré publicarlo entre febrero y marzo de 2019. No te puedes imaginar la gran cantidad de contenido, experiencia e ilusión que estoy poniendo en cada página.

Actualmente varias personas se encuentran leyéndolo con el fin de darme feedback y poder retocar varios aspectos de cara a la versión final. Sin duda alguna, será una herramienta imprescindible y que te diferenciará de muchísimos candidatos. Un cóctel entre psicología, orientación laboral y coaching y con mucha dosis de realidad. Créeme cuando te digo que hará honor a su título.

UN BLOG MÁS INTERACTIVO

Me encantaría durante este año poder adaptarme mejor a las necesidades que tengáis sobre el contenido de los artículos que publicamos tanto David como yo. Es muy importante tener vuestras preferencias en cuenta para que nos centremos en resolver las dudas más comunes y temas del momento.

Por último, durante 2017 y 2018 hemos realizado distintos cursos de orientación laboral tanto gratuitos como de pago. Hemos colaborado con Infoempleo o con la Lanzadera de empleo de puente de Vallecas

Nos gustaría seguir dando charlas e impartiendo talleres que os puedan ayudar en el ámbito laboral.

En definitiva, el objetivo de 2019 para Mejora Tu Éxito Laboral es el de ser el año con más crecimiento, más artículos publicados y seguir siendo una de las referencias de orientación laboral en España.

Danos la oportunidad de acompañarte durante este año y nosotros nos encargaremos de que merezca la pena.

EL FUTURO DE LA SELECCIÓN DE PERSONAL

20170501053041-futuro.jpeg

 

 

Si me dijeran cuando tenía tan solo 12 años que el mundo de las relaciones sociales iba a cambiar tanto jamás lo hubiera creído. En aquella época quedaba con mis amigos a una hora determinada, mantenía conversaciones de teléfono y nos enseñábamos las fotos de los viajes que habíamos disfrutado durante el verano. Lo que ha pasado ya lo sabes. La tecnología ha cambiado el mundo en el que vivimos. No te puedo decir ni que sea mejor ni peor que antes, pero sí que es diferente. Y ahora lo que me pregunto, mientras pulso el teclado de mi portátil, es cómo se establecerán las relaciones humanas dentro de 10 años.

Llevo trabajando en selección de personal desde 2012 y puedo decir que he visto muchos cambios durante este tiempo. La entrada de LinkedIn ha cambiado el paradigma de muchos procesos haciendo que cualquier persona pueda ser encontrada de una manera mucho más rápida. Lo mismo ha pasado con las redes sociales, una gran fuente de reclutamiento si sabes dónde buscar. También se han desarrollado nuevos portales de empleo y Apps que pueden ser utilizadas en nuestros dispositivos móviles. Y no solo eso, cada vez con más frecuencia surgen programas detectan las competencias de los candidatos y virtualizan más el proceso de selección. Y como comentaba en el párrafo anterior, ¿qué pasará dentro de 10 años?

EL RETO QUE TODOS LOS TÉCNICOS DE SELECCIÓN TENEMOS

Si te dedicas a esta profesión quiero que actives todas tus alarmas. Últimamente no dejo de leer una gran cantidad de artículos sobre técnicas de inteligencia artificial que ayudarán a mejorar los procesos de búsqueda de personal. Probablemente ayuden a cribar muchos candidatos pero hay un componente humano que se perdería en el proceso. Y si efectivamente estas técnicas se desarrollaran se traduciría en la destrucción de muchos trabajos relacionados con la selección. Obviamente seguirían quedando profesionales, pero como ha ocurrido en muchos campos, y sino piensa en la agricultura, un gran número de puestos sería destruido.

Lamentablemente, si lo piensas más detenidamente, para las grandes organizaciones muchas veces las personas son un mero número. Y despersonalizar el proceso de selección podría ser algo rápido y efectivo. Basta con que alguna empresa utilice un sistema de inteligencia artificial con éxito para que el resto se anime a probarlo. Y esto hará que muchas compañías desarrollen productos especializados en seleccionar candidatos solo con la tecnología. Y dará buenos resultados, se ahorrarán costes y se cubrirán las vacantes con mayor rapidez. Pero sobre todo se tendrá un mayor control de una gran cantidad de datos. Y control muchas veces significa más seguridad a la hora de elegir quién será la persona que forme parte de la compañía.

Algo muy curioso es que no escucho ni leo tantos artículos relacionados con otras profesiones que puedan ser sustituidas el día de mañana por la inteligencia artificial. No he visto mucha información de este tipo para abogados, comerciales o médicos. ¿Y esto por qué ocurre? Principalmente porque no se valora el trabajo que se hace en selección. Y el reto, si trabajas entrevistando y buscando candidatos, es hacer que tu actividad tenga más valor del que hasta ahora tenía.

LA SELECCIÓN DE PERSONAL TIENE MUCHO QUE MEJORAR

No tiene que haber excusas, pues hay mucho que mejorar en esta profesión. Desde dar feedback a todos los candidatos hasta reunir un mínimo de competencias para saber hacer bien una entrevista. Poder dejar los prejuicios y el feeling atrás unido al correcto entendimiento de lo que la organización busca son algunos de los pasos que hay que seguir dando. Con ello se podrá cambiar el punto de vista general que hay sobre esta profesión en la que muchos profesionales trabajan sin motivación al ser la única actividad remunerada que podían realizar.

Además, si los salarios no son tan competitivos como en otras áreas se seguirá generando una falta de motivación y rotación brutal. Si no existe ese reconocimiento por parte de la compañía, aun teniendo a grandes profesionales, nunca se le dará el valor que la selección realmente tiene.

Y DENTRO DE UNOS AÑOS…

La tecnología abordará una gran parte del proceso para muchos perfiles, lo que supondrá que será obligatorio contar con un dispositivo móvil que permita realizar videollamadas y que sea compatible con las distintas Apps. La inteligencia artificial ya es una realidad y habrá una lucha y debate por ver si el ser humano supera a la máquina. Habrá compañías en las que profesionales y tecnología se den la mano y otras en las que unos intenten evitar el cambio mientras que la dirección presione a que se lleve a cabo.

Como candidato, deberás prepararte a interactuar con robots. Dependiendo de cómo avancemos tecnológicamente puede que sean capaces de analizar tus emociones y registrar cualquier cambio facial que tengas. Podrán equivocarse o acertar, pero lo que sí es cierto es que pondrán atención a muchos más elementos de los que el ojo humano puede tener en cuenta. Y esto significa, que las entrevistas deberán prepararse mucho mejor, al ser un entorno en el que todo estará medido al milímetro.

Puede que me equivoque, o tal vez esto suponga una predicción. Sin embargo, como candidato debes estar siempre preparado ante las distintas herramientas que se utilicen para saber tu valía. Y si tu actividad es la búsqueda de candidatos, simplemente quiero hacerte esta pregunta ¿Qué puedes hacer diferente para que la gente (tantos candidatos como compañía) valore más tu trabajo? Y recuerda, el futuro es hoy.

NO CAIGAS EN EL ERROR QUE COMETEN MUCHOS CANDIDAT@S: NO SABER EL PUESTO PARA EL QUE APLICAN

blindsmaller

 

Uno de los mayores problemas que tiene la selección de personal son las grandes barreras de comunicación que se establecen entre candidato y empresa. Imagina que tienes que describir tu puesto de trabajo actual, o uno en el que estuviste. Piensa en todas las funciones que hay que realizar, los aspectos positivos y negativos y también la misión del puesto. Además, ten en cuenta lo que se espera de ti, el número de personas con las que trabajarías, y cómo es tu responsable directo. Por último, considera también las posibilidades de carrera y promoción que tendrías realizando esa labor en esa compañía. Es mucha información, ¿verdad?

Sin embargo, todos estos aspectos tan relevantes no son contrastados en la mayor parte de las entrevistas de trabajo. La empresa define la vacante de una forma poco detallada pero también el candidato no incide en preguntar ni obtener detalles que serán muy relevantes para decidir si el puesto es, o no es, interesante.

Y aquí tengo que poner la responsabilidad en ti como candidato. Siempre me ha sorprendido las pocas preguntas que hacen muchas personas que entrevisto. Aunque intento dar mucha información del proyecto estoy seguro de que hay temas que pueden ser relevantes para la persona que estoy conociendo. Puede que no se atrevan a preguntar por vergüenza, inseguridad o porque piensan que son cuestiones a descubrir en los primeros días.

A continuación, quiero desarrollar en ti una serie de habilidades que te permitirán poner en práctica unas buenas habilidades de exploración. Con ellas podrás entender mucho mejor si el lugar en el que te estás metiendo es un oasis o si son unas arenas movedizas.

ENTIENDE EL MOTIVO POR EL CUAL LA VACANTE ESTÁ ABIERTA

Esta información no se suele dar en muchas entrevistas y será muy relevante para ti. Cuando una empresa quiere contratar a un nuevo empleado es con el objetivo de cubrir una necesidad interna. Y aquí lo esencial es que descubras bien cuál es el motivo. Puede que sea un proyecto nuevo y que la vacante responda al crecimiento. Sin embargo, también puede ser un puesto en el que hubiera algún tipo de rotación. Es importante entender cuál ha sido el motivo ya que no es lo mismo una promoción interna, a que el anterior trabajador causara baja voluntaria o que fuera despedido.

Para obtener esta información, simplemente tienes que preguntar al final de la entrevista, si no te lo dijeron antes, cuál es el motivo por el que la empresa tiene que cubrir la vacante.

Podrías plantearlo de la siguiente manera: La verdad que el puesto me ha resultado interesante pero me gustaría preguntarte cómo surge el cubrir la vacante, es decir, si es un puesto en el que estuviera trabajando antes una persona, si es de nueva creación, etc.; Es fundamental comenzar con algo positivo, ya que tu pregunta no será percibida como una amenaza sino como una manera de obtener algo más de información sobre el puesto.

Dependiendo del escenario, es importante que puedas obtener la siguiente información:

  • PUESTO DE NUEVA CREACIÓN: Aquí es fundamental preguntar qué expectativas se tendrán sobre ti y con qué herramientas cuentas para hacer el trabajo. También es vital que sepas si vas a ser la primera persona que hará esta actividad en la empresa o si hay o hubo figuras similares.

 

  • PUESTO QUE CUBRES DEBIDO A ROTACIÓN: En este caso no es necesario incidir tanto con qué paso con la otra persona, ya que puede ser que la empresa no te quiera decir si ha despedido o promocionado a un trabajador. Lo que sí es importante es saber lo que se necesitaría de manera más urgente en el puesto. Cuando te incorporas en este escenario recogerás la herencia que dejó otro trabajador. Y a veces puede ser muy buena pero en otras todo lo contrario. En caso de que el trabajador siga en la empresa es positivo que preguntes si podrás recibir algo de apoyo de esa persona durante tus primeros días.

APROVECHA LA ENTREVISTA FINAL

Conocer a tu futuro responsable tendrá que ser un factor fundamental para elegir si optar, o no, al trabajo. Y esta es la entrevista más importante de todo el proceso para ti, ya que en frente tendrás a la persona que luchará por tu desempeño, mejora salarial y carrera en la empresa. Me sorprende cómo los candidatos no aprovechan para realizar muchas más preguntas y obtener información relevante sobre su futuro en la compañía. Estas son algunas preguntas que debes plantearle:

  • ¿Qué es lo que esperarías de mí?
  • ¿Cómo es el equipo con el que tendría que trabajar?
  • ¿Cuáles son los principales retos que tiene este puesto?
  • ¿Qué evolución podría tener en la empresa realizando estas funciones?

Te recomiendo que leas esta entrada en la que tendrás aun más información.

UN ÚLTIMO EJERCICIO CLAVE: LA RECAPITULACIÓN

Tanto en la entrevista final como en la de Recursos Humanos es importante que emplees esta técnica para saber si realmente has entendido el puesto al que estás aspirando. Al final de la entrevista, pídele al técnico de selección, o futuro responsable, si puedes compartir con él o ella tu visión del proyecto. Puedes empezar de esta manera:

  • Para ver si lo he entendido bien, las principales funciones serían X, Y, Z, se esperaría de mi X, Y, Z y contaría con las siguientes herramientas para hacer mi trabajo. ¿Sería correcta esta información?

De esta manera podrás confirmar al 100% que cuentas con un mínimo de información suficiente para valorar si el puesto de trabajo puede resultarte de interés . Nunca aceptes una oferta de trabajo sin tener claro lo que vas a hacer y lo que se espera de ti. La única forma de saberlo es preguntando el mayor grado de información posible que te ayude a pasar de tus expectativas a la realidad que vas a encontrarte en tu día a día.

Lo que acabas de leer es una pequeña muestra  de todo el contenido que podrás leer en el libro de orientación laboral que llevo unos meses escribiendo. Si quieres que te avise en el momento en el que se publicará escríbeme un email a mtelaboral@gmail.com y sígueme en mi cuenta de IG:@mejoratuexitolaboral

EL PROCESO DE SELECCIÓN ES UN PROCESO DE COMPRA-VENTA (PARTE II)

Hace cuestión de unos días, publiqué en el blog una entrada donde hablé del “mercado de trabajo” en su comparativa con “el mercado de bienes y servicios” (puedes verlo clicando AQUÍ).

En él, di un enfoque orientado a un escenario económico-laboral. Si bien es cierto que lo disfruté mucho, prometí cerrar el tema con una segunda parte que estaría más focalizada a la parte psicológica del mundo laboral. Ese factor humano que distingue, en esencia, la relación “compra-venta de bienes y servicios” VS “capital humano”.

Y es que (para los que no leyeron la anterior entrada), no me he vuelto loco, en absoluto. Todo mercado necesita a dos agentes, al demandante y al ofertante. Y en lo que al mercado de trabajo se refiere, el que demanda empleo siempre es el empresario (pues tiene que nutrir sus sistemas productivos) y el que lo oferta son los trabajadores (que nutren con sus conocimientos y habilidades el sistema productivo del empresario).

Dicho esto, ¿cuáles son los elementos que comparten la parte humana y psicológica? Unos cuantos.

Producto, bienes, servicios, oferta, demanda, portal de empleo, fuerza de negociación, salario, negociación salarial, mercado de trabajo, mercado de bienes y servicios, trabajo, empleo, oportunidades, habilidades, marketing, skills, agentes, humano, factor humano, psicologo, psicología, motivación, coach, posicionamiento, cliente, venta, empleo, portal de empleo, base de datos, servicio post venta, feedback, formación, desarrollo de habilidades, sinonimo, paralelismo, David casado lopez-sepulveda, David Casado Lopez-Sepúlveda, David Casado Lopez Sepulveda

1. NEGOCIACIÓN DE PRECIOS (SALARIALES): Detrás de todo mercado, aunque no esté a la vista de los demás, existe una negociación de precios. Se negocia con los proveedores por cantidad, por calidad, etc. de los productos/servicios. Tan fuerte sea la demanda o la oferta, mayor o menor poder de negociación de precios existirá por las partes.

Un ejemplo claro podemos verlo con el petróleo. Cuanto más escasea, mayor demanda hay por parte de las empresas que las consumen (gasolineras, etc.) y menor oferta existe por parte de los proveedores. En este caso, los demandantes estarán dispuestos a pagar más para adquirirlo, y la fuerza de negociación, dado que es un bien preciado, la tendrá el proveedor, que sabe que la gente está dispuesta a pagar un precio alto para adquirirlo.

Trasladando este ejemplo al plano laboral, es lo que ocurre con la gente que tiene un alto conocimiento de cosas específicas y que no abunden por lo general. Puede darse con lenguajes (chino mandarín), informáticos que manejan lenguajes de programación complejos, mecánicos que saben arreglarte un coche de 1910, etc. Es el claro ejemplo del valor del talento.

2. POSICIONAMIENTO DEL PRODUCTO: De igual manera que las empresas pagan un precio alto para posicionar sus productos en los mejores establecimientos y superficies, las empresas están dispuestas a pagar un precio muy alto para posicionar las ofertas de empleo que más les cuesta ocupar. Es el claro ejemplo de los portales de empleo, bases de datos, etc.

Además, cuanto más atractiva sea la oferta que hayamos visto, antes la elegiremos. No es lo mismo mandar tu CV a un anuncio de periódico, que es viejo y arcaico, que a un sitio como pueda ser un anuncio en LinkedIn donde incluyan una imagen creativa y capte tu atención a la primera.

3. TRATAR BIEN AL CLIENTE: Las empresas siempre trabajan por mantener al cliente satisfecho (bien sea por la marca, por la calidad o cantidad de bienes/servicios que dan o por la propia atención que tienen del cliente). Pues bien, esto es algo que pasa, cada vez más a menudo, en el día a día de las empresas. Se esfuerzan por mantener y generar una buena imagen a la hora de emplear personas, tratando de dar (en mayor o menor medida) un trato excepcional al candidato para retenerle durante el proceso de “atracción de talento”.

4. PROCESO DE VENTA: Todos estamos de acuerdo que, cuanto más atractivo sea el producto o servicio, antes nos decantaremos por seleccionar ese y no otro. Bien sea, como he dicho antes, por su calidad, por su precio, por lo duradero, por la cantidad, etc. Pues pasa lo mismo con los puestos de trabajo. Por lo general, cuanto mejor pagado sea, más duradero, de mayor calidad, etc. antes elegiremos ese frente a los demás.

businessmentalk_feedback-bubble_copyright-bobaa22_shutterstock_190537427

5. FEEDBACK O POSTVENTA: Esto es algo que no lo hacen todas las empresas, francamente. Ni en el departamento comercial ni en el departamento de RRHH. Pero lo cierto es que es una tendencia que está creciendo cada vez más y más. Tener el feedback del usuario, conocer su experiencia y así ubicar tus puntos fuertes y áreas de mejoras como empresa. Esto es una fuente de información muy importante. Por eso, muchas empresas llaman al cliente en calidad de “servicio post-venta” o habilita un “buzón de sugerencias”.

Lo mismo ocurre con los procesos de selección: una vez incorporado el trabajador, las empresas llaman (o deberían al menos) a los candidatos para conocer cuál fue su experiencia tras incorporarse al puesto, saber si el proyecto al que se le invitó a unirse corresponde con las promesas que se hicieron antes de su incorporación, etc. 

Producto, bienes, servicios, oferta, demanda, portal de empleo, fuerza de negociación, salario, negociación salarial, mercado de trabajo, mercado de bienes y servicios, trabajo, empleo, oportunidades, habilidades, marketing, skills, agentes, humano, factor humano, psicologo, psicología, motivación, coach, posicionamiento, cliente, venta, empleo, portal de empleo, base de datos, servicio post venta, feedback, formación, desarrollo de habilidades, sinonimo, paralelismo, David casado lopez-sepulveda, David Casado Lopez-Sepúlveda, David Casado Lopez Sepulveda

6. LA FORMACIÓN DE HABILIDADES, EL DESARROLLO DE PRODUCTO: Antes de que se ponga el bien o el servicio a circular en el mercado, lo que las empresas hacen es hacer testeos y predicciones para ver cómo se comportarían en el mercado. Tras hacer las correcciones pertinentes, se lanza al mercado y, si muestra alguna carencia, se hacen cambios y se desarrolla el producto. Para todo ello se hace una inversión económica o temporal.

Pues eso mismo es lo que ocurre en el marcado laboral con los trabajadores. Se hacen predicciones con los test de personalidad, psicotécnicos, role-plays, etc. Una vez que se tiene el producto (en este caso representado por un trabajador/a) listo para lanzar al mercado de trabajo, se procede a invertir tiempo /dinero para darle formación para que se comporte de acuerdo a los estándares que el mercado exige de él/ella.

7. HAY QUE CUIDARLO, ES UN BIEN PERECEDERO: En línea de lo anterior, todo producto o servicio requiere de cuidados especiales para que no marchiten o no caigan en desuso y pierdan su importancia. Pues es algo que también ocurre en el mercado laboral. A los/las trabajador@s hay que cuidarlos y tratarlos bien para evitar que marchiten o se oxiden. ¿Cómo? Dándoles formación, escuchándoles, motivándoles, etc.

Una vez vistas las dos entradas, ¿qué opinas al respecto? ¿a caso crees que estoy loco? ¿te ha gustado? Espero que, sea como sea, lo hayas disfrutado leyéndolo tanto como yo escribiéndolo 🙂 ¿podrías recomendarlo si te ha gustado, por favor?

Muchas gracias, espero que así sea y espero que tengáis muy buen comienzo de semana. #MejorandoMiÉxitoLaboral.

 

Mercado de trabajo, Mercado de bienes y servicios, oferta y demanda, demand and supply, compras, demanda, salario, precio, productos, trabajo, trabajador, selección, reclutamiento, compra-venta, adquisición, ETT, empresa temporal de trabajo, Outsourcing, Outplacement, relaciones humanas, liderazgo, rrhh, human resources, HR, necesidades, caro, barato, labour market

EL PROCESO DE SELECCIÓN ES UN PROCESO DE COMPRA-VENTA (PARTE I)

Hace casi un año, como ya comenté en alguna entrada o por redes sociales, decidí salir fuera del país y prometí traer distintas perspectivas al blog.

A decir verdad, el tema del que hablaremos hoy, el “mercado de trabajo” en su comparativa con “el mercado de bienes y servicios”, no es algo nuevo ni mucho menos. Pero sí que es cierto que, tras mi salida a otro país, es una cosa que ha pronunciado más aun mi forma de verlo.  Tal es así que he tenido que dividir la entrada en dos partes para dar argumentos suficientes para convencerte.

Captura de pantalla 2018-10-08 a las 20.35.09

¿A caso me estoy volviendo loco al comparar personas con bienes y servicios? No, en absoluto. Hoy veremos una comparativa de ambos lados del mercado donde el factor humano y psicológico seguirá estando en primer plano, bien sea de forma tácita (Parte I, con una visión más o menos económico-laboral, teniendo implicaciones tanto en un escenario microeconómico como macroeconómico) o explícita (Parte II, con una visión un poco más psicológica). Porque, como muestra de ello, y rezando lo que dijo un profesor de universidad, más que hablar de “Gestión de Recursos Humanos”, quizás sería más apropiado hablar de “Relaciones Humanas y Liderazgo”; algo que vendría a marcar las relaciones que hay entre las personas que integran una organización – entre empleados y sus empleadores.

Pero bueno, sin más dilaciones, lanzo la pregunta y respondo… ¿por qué digo que el proceso de selección es un proceso de compra-venta?:

1. Existe demanda y oferta: En ambos mercados, existe la oferta y la demanda. Y la fuerza de ésta depende de cómo se comporte el mercado  (algo que dependería, por ejemplo, de la elasticidad de la curva de la oferta y la demanda).

En el mercado de bienes y servicios, el demandante sería el cliente y el ofertante las empresas. Sin embargo, y ojo porque aquí os va a impactar mucho lo que voy a decir, los demandantes serían las empresas o empleadores (porque tienen una vacante que cubrir)  y el ofertante es el trabajador que es el que ofrece su experiencia y conocimientos a merced de las empresas.

maxresdefault

NOTA: Probablemente creerías anteriormente que quien demanda empleo son los trabajadores y no las empresas. Pero esto es porque lo confundimos con lo que popularmente conocemos como “INEM” o “SPEE”. Pero no es así.

2. Se compra para cubrir necesidades: En ambos casos se efectúa una acción de compra cuyo precio siempre vendrá dado por el mercado. Por ejemplo, nosotros compramos comida porque tenemos hambre. Sin embargo, las empresas compran capital humano para nutrir sus sistemas productivos y hacer crecer la organización. De hecho, es por eso que son ellos los que cumplen el rol de demandantes y no los trabajadores.

3. Se paga un precio: Siempre se pagará un precio. En el caso de bienes y servicios se paga el valor económico de ese bien o servicio específico. Para el caso del mercado de trabajo se paga el salario.

descarga

4. El precio lo marca el mercado: El valor del salario o del producto/servicio viene marcado por el mercado donde, de nuevo (para que aquellos que entiendan de economía no me llamen la atención), el valor dependerá de lo elástica que sea la curva de la oferta y la demanda.

Pongamos un ejemplo, en el mercado de agua embotellada, el precio en un país con mucho agua será muy barato. Sin embargo, en Abu Dhabi el agua es incluso más cara que la gasolina. Ocurre lo mismo con el mercado laboral; hallá donde haya un puesto muy demandado por parte de las empresas, el salario será mayor porque existe menor oferta de capital humano (es el caso del ingeniero informático que habla chino mandarín, inglés y español –  no todas las empresas reciben diariamente CV´s con este perfil). Sin embargo, el puesto que no es muy demandado por parte de las empresas, tendrá probablemente mucha oferta de capital humano (recordemos que en este caso serían las personas que mandan muchos CV´s a un puesto y solo existe una oportunidad).

5. Exportación / Importación: volviendo al ejemplo anterior. Si en un mercado de bienes y servicios nos encontramos con que estamos teniendo escasez de producto, acudimos fuera de nuestras barreras locales o nacionales para suministrarnos. Pues es lo mismo que ocurre en el mercado de trabajo. Si necesitas contratar a un perfil que sepa varios idiomas pero no los encuentras en tu país, te ves obligado a buscarlo fuera.

Lo mismo ocurre con los proveedores. Si no puedes producir tú el bien (transformado o sin transformar) acudes a otras empresas para que te lo proporcionen. En el caso del mercado de trabajo, sería el caso del “Outsourcing” o subcontratación de una consultoría o agencia de trabajo o ETT (empresa de trabajo temporal).

Outplacement

Un último ejemplo en esta dirección, y aquí es donde más claramente convergerían ambos mercados, sería el caso en el que muchas empresas ven muy caro producir dentro de las barreras de su país porque el capital humano es muy caro y/o los bienes productivos son muy caros. Pues tienen que recurrir a lo conocido como el “Outplacement”, que es contratar la plantilla fuera de sus barreras locales o nacionales para llevar a cabo el servicio / producción.

Espero que hayáis aprendido y disfrutado tanto como yo de esta entrada. De igual forma, espero que te haya sido fácil comprenderla. Aun así, te recomiendo que no pierdas de vista la siguiente parte donde encontrarás la continuación con matices que rodean la parte más humana de este “proceso de compras”.

¿Me acompañas? ¿Te gustaría añadir algo? ¿te has quedado con alguna duda? Déjanos un comentario y recomienda o comparte con tu comunidad si te ha gustado. Muchas gracias y ¡FELIZ SEMANA!