REQUISITOS VS SALARIO

Cómo sería tu pareja ideal es una pregunta muy recurrente y que he escuchado y escucharé muchas veces a lo largo de esta experiencia llamada vida. Más curiosas aún son las respuestas que se dan. Y no entraré en este aspecto a debatir entre las diferencias de sexos y las características que más se repiten. Sin embargo, lo interesante que me gustaría plantearte es que pienses en la respuesta que tú darías. Tómate unos segundos, incluso te animo a que escribas esas características en una hoja. Te invito a que utilices tu creatividad: aspectos físicos, personalidad, tipo de trabajo, aficiones…
Una vez tengas la lista, ahora tienes que pensar en las parejas que has tenido o en la que actualmente tienes. ¿En qué porcentaje se parece tu pareja ideal a tu pareja o expareja real? Con todo esto no busco generar una crisis en tu relación. Tal vez tengas la suerte de que tu pareja ideal y real sean muy parecidas, entonces te doy mi más sincera enhorabuena. Lo más probable es tu pareja real tenga algunas características pero no todas. Y estoy seguro de que has sido, o eres muy feliz con él o ella, pues no es necesario que tenga todo aquello con lo que soñaste. De la idealización a la realidad existen muchos universos de diferencia.
En el mundo laboral: Requisitos Ideales vs. Reales



Ahora traduzcamos esto a los requisitos de una oferta de trabajo. Lo que encontramos son unos requisitos ideales del futuro trabajador encargado en desempeñar el trabajo. Sin embargo, en muchas ocasiones el futuro trabajador puede carecer de experiencia en algún requisito y rendir sin problemas en el empleo. A veces, se puede lograr encontrar una persona que cumpla con el 100% del perfil. Obviamente, hay muchos factores que puedan intervenir entre la diferencia del trabajador ideal (el que se ajusta a todos los requisitos de la oferta) y el trabajador real (el que finalmente desempeña el puesto).
En una situación de crisis e inestabilidad esta diferencia parece haber aumentando radicalmente. Como es lógico, cuántos más requisitos se solicitan más salario debe ofrecerse a la persona. Sin embargo, ahora nos encontramos con que los requisitos han aumentando considerablemente en detrimento de los salarios. Es decir, si una empresa tiene menos salario que ofrecer a un trabajador, entonces también debería bajar los requisitos y funciones que le solicita al mismo. La dificultad de esta afirmación es que excluye una serie de factores muy importantes y que veremos a continuación. Empezando por el primero de ellos: el valor de trabajar.


El valor de trabajar




Hace unos años, cuando trabajar podría ser considerado como algo normal, el valor fundamental que tenía trabajar, aparte de otros muchos, era el de poder percibir un buen salario. Eso hacía que la gente pudiera moverse a nivel laboral con mayor facilidad. Dependiendo del sector, se veían perfiles de trabajadores que cambiaban de poco en poco de empresa en cuanto les ofrecían una mejora salarial.
Sin embargo, actualmente el valor reside en tener un trabajo y no en lo que se percibe por el mismo. Es decir, en realizar un actividad laboral independientemente del salario. Algo que es obvio es que resulta más fácil conseguir un trabajo si te encuentras trabajando que si te encuentras desempleado. Cuando algo falta tiene mayor valor, y si falta el trabajo entonces las personas que trabajen tienen un valor añadido de cara a la búsqueda de empleo. Por tanto, lo importante es ir completando experiencias en el CV y no tener muchos espacios de tiempo en blanco.
Nos vemos en la situación de trabajar por trabajar, sea de lo que sea aunque lógicamente nos interesará más en nuestra especialidad. Y algo a lo que tenemos que adaptarnos es que debemos considerarnos afortunados por trabajar, aunque aspectos como el salario o las condiciones puedan ser dignos de una comedia de Woody Allen.
¿Son 5000 euros mucho?

Si los 5000 euros son la cantidad que voy a ganar cada mes entonces me parece mucho. Si los 5000 euros es el presupuesto que tiene el Ministerio de Sanidad para el año 2013 entonces me parece poco. Cualquier cantidad económica debe ser relativizada. ¿Es un salario de 1000 euros un buen salario? Pues lógicamente la respuesta dependerá de qué tipo de trabajo y que características tenga tanto el puesto como la persona que las desempeña.
El contexto actual influye mucho en los salarios. En una situación de bonanza económica, como la que vivimos hace unos años, los salarios podrían estar incrementados. Ahora nos encontramos en el otro extremo y observamos cómo cada vez más van disminuyendo. Todo esto genera una gran controversia y se basa en haber pasado de un polo al otro en muy poco tiempo. Pues la reflexión es que tal vez antes ganábamos más de lo que deberíamos y ahora ganamos menos de lo que nos merecemos.
¿Cuándo se romperá la cuerda?



Ante tal demanda de empleo, se puede encontrar un amplio abanico de candidatos con los que poder cubrir un puesto. Los salarios que se pueden pagar son menores que hace un tiempo, pero a eso hay que sumarle la necesidad de trabajar por trabajar. Eso hace que poco a poco se estén reduciendo los salarios con la finalidad de ver si se puede seguir contratando gente a menor salario. Si esto se cumple, entonces el día de mañana se volverá a realizar la misma operación disminuyendo un poco el salario. Es decir, estamos atrapados en la disputa de una cuerda tirada por dos fuerzas: Los candidatos vs. Los encargados de contratar.
El problema radica en que las empresas conocen muy bien la situación de los candidatos y hoy por hoy pueden presionar y tirar más de esa cuerda. Pues al final podrán encontrar a una persona que realice las funciones a un salario más bajo, y eso abrirá la puerta a que en el futuro se vuelva a realizar la misma operación hasta el momento que pueda ser un salario tan bajo que nadie se digne a trabajar por ello. Podemos comprobar este fenómeno en los ingenieros, los cuáles son considerados como mano de obra barata y se les contrata en muchos trabajos, para los cuáles no están especializados pero que sólo por el hecho de haber estudiado una ingeniería tienen un valor añadido en cuanto a su prestigio formativo. Pero claro, si tenemos una familia que alimentar, si nos estamos quedando sin ahorros, es cobrar una miseria o no tener nada, es decir, que tenemos pocas opciones para logar que los salarios suban en un contexto como en el que nos encontramos.
“Cuando la cuerda se tensa entre dos personas, o se rompe o se hace más fuerte”



SOLUCIONES


La economía son ciclos y en algún momento saldremos de la crisis. Las empresas pueden optar por distintas estrategias. Obviamente, las que tengan en cuenta la situación actual intentarán exprimirla lo máximo posible para reducir costes y generar ingresos. Pero tal vez, aquellas que otorguen unos salarios razonables puedan ser las que marquen la diferencia en el futuro. Empresas que deberían identificarse y diferenciarse del resto.  Y eso también se relacionará con acercar más los requisitos ideales a los reales.
Por otro lado, en una sociedad en la que se le exige una mayor calidad a cualquier candidato a optar a un puesto de empleo, debería hacerse lo mismo con la calidad en los procesos de selección para optar a dicho puesto. Este blog, entre las múltiples cuestiones y debates que ha generado, ha dado como resultado que los procesos de selección deben mejorar con creces para que la satisfacción por parte de las personas que participen en ellos aumente. Y si la calidad de los procesos de selección se ajustara a la calidad demandada para cubrir el puesto de trabajo, entonces muchos procedimientos que se realizan deberían cambiar radicalmente.
Espero que esta entrada fuera de interés y se hiciera una reflexión tanto por parte de aquellos que deciden cuánto dinero deben pagar como de cualquier trabajador o futuro trabajador al estimar la cantidad que debería ganar. El próximo capítulo hablará sobre la edad y cómo influye en los procesos de selección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s