Mercado de trabajo, Mercado de bienes y servicios, oferta y demanda, demand and supply, compras, demanda, salario, precio, productos, trabajo, trabajador, selección, reclutamiento, compra-venta, adquisición, ETT, empresa temporal de trabajo, Outsourcing, Outplacement, relaciones humanas, liderazgo, rrhh, human resources, HR, necesidades, caro, barato, labour market

EL PROCESO DE SELECCIÓN ES UN PROCESO DE COMPRA-VENTA (PARTE I)

Hace casi un año, como ya comenté en alguna entrada o por redes sociales, decidí salir fuera del país y prometí traer distintas perspectivas al blog.

A decir verdad, el tema del que hablaremos hoy, el “mercado de trabajo” en su comparativa con “el mercado de bienes y servicios”, no es algo nuevo ni mucho menos. Pero sí que es cierto que, tras mi salida a otro país, es una cosa que ha pronunciado más aun mi forma de verlo.  Tal es así que he tenido que dividir la entrada en dos partes para dar argumentos suficientes para convencerte.

Captura de pantalla 2018-10-08 a las 20.35.09

¿A caso me estoy volviendo loco al comparar personas con bienes y servicios? No, en absoluto. Hoy veremos una comparativa de ambos lados del mercado donde el factor humano y psicológico seguirá estando en primer plano, bien sea de forma tácita (Parte I, con una visión más o menos económico-laboral, teniendo implicaciones tanto en un escenario microeconómico como macroeconómico) o explícita (Parte II, con una visión un poco más psicológica). Porque, como muestra de ello, y rezando lo que dijo un profesor de universidad, más que hablar de “Gestión de Recursos Humanos”, quizás sería más apropiado hablar de “Relaciones Humanas y Liderazgo”; algo que vendría a marcar las relaciones que hay entre las personas que integran una organización – entre empleados y sus empleadores.

Pero bueno, sin más dilaciones, lanzo la pregunta y respondo… ¿por qué digo que el proceso de selección es un proceso de compra-venta?:

1. Existe demanda y oferta: En ambos mercados, existe la oferta y la demanda. Y la fuerza de ésta depende de cómo se comporte el mercado  (algo que dependería, por ejemplo, de la elasticidad de la curva de la oferta y la demanda).

En el mercado de bienes y servicios, el demandante sería el cliente y el ofertante las empresas. Sin embargo, y ojo porque aquí os va a impactar mucho lo que voy a decir, los demandantes serían las empresas o empleadores (porque tienen una vacante que cubrir)  y el ofertante es el trabajador que es el que ofrece su experiencia y conocimientos a merced de las empresas.

maxresdefault

NOTA: Probablemente creerías anteriormente que quien demanda empleo son los trabajadores y no las empresas. Pero esto es porque lo confundimos con lo que popularmente conocemos como “INEM” o “SPEE”. Pero no es así.

2. Se compra para cubrir necesidades: En ambos casos se efectúa una acción de compra cuyo precio siempre vendrá dado por el mercado. Por ejemplo, nosotros compramos comida porque tenemos hambre. Sin embargo, las empresas compran capital humano para nutrir sus sistemas productivos y hacer crecer la organización. De hecho, es por eso que son ellos los que cumplen el rol de demandantes y no los trabajadores.

3. Se paga un precio: Siempre se pagará un precio. En el caso de bienes y servicios se paga el valor económico de ese bien o servicio específico. Para el caso del mercado de trabajo se paga el salario.

descarga

4. El precio lo marca el mercado: El valor del salario o del producto/servicio viene marcado por el mercado donde, de nuevo (para que aquellos que entiendan de economía no me llamen la atención), el valor dependerá de lo elástica que sea la curva de la oferta y la demanda.

Pongamos un ejemplo, en el mercado de agua embotellada, el precio en un país con mucho agua será muy barato. Sin embargo, en Abu Dhabi el agua es incluso más cara que la gasolina. Ocurre lo mismo con el mercado laboral; hallá donde haya un puesto muy demandado por parte de las empresas, el salario será mayor porque existe menor oferta de capital humano (es el caso del ingeniero informático que habla chino mandarín, inglés y español –  no todas las empresas reciben diariamente CV´s con este perfil). Sin embargo, el puesto que no es muy demandado por parte de las empresas, tendrá probablemente mucha oferta de capital humano (recordemos que en este caso serían las personas que mandan muchos CV´s a un puesto y solo existe una oportunidad).

5. Exportación / Importación: volviendo al ejemplo anterior. Si en un mercado de bienes y servicios nos encontramos con que estamos teniendo escasez de producto, acudimos fuera de nuestras barreras locales o nacionales para suministrarnos. Pues es lo mismo que ocurre en el mercado de trabajo. Si necesitas contratar a un perfil que sepa varios idiomas pero no los encuentras en tu país, te ves obligado a buscarlo fuera.

Lo mismo ocurre con los proveedores. Si no puedes producir tú el bien (transformado o sin transformar) acudes a otras empresas para que te lo proporcionen. En el caso del mercado de trabajo, sería el caso del “Outsourcing” o subcontratación de una consultoría o agencia de trabajo o ETT (empresa de trabajo temporal).

Outplacement

Un último ejemplo en esta dirección, y aquí es donde más claramente convergerían ambos mercados, sería el caso en el que muchas empresas ven muy caro producir dentro de las barreras de su país porque el capital humano es muy caro y/o los bienes productivos son muy caros. Pues tienen que recurrir a lo conocido como el “Outplacement”, que es contratar la plantilla fuera de sus barreras locales o nacionales para llevar a cabo el servicio / producción.

Espero que hayáis aprendido y disfrutado tanto como yo de esta entrada. De igual forma, espero que te haya sido fácil comprenderla. Aun así, te recomiendo que no pierdas de vista la siguiente parte donde encontrarás la continuación con matices que rodean la parte más humana de este “proceso de compras”.

¿Me acompañas? ¿Te gustaría añadir algo? ¿te has quedado con alguna duda? Déjanos un comentario y recomienda o comparte con tu comunidad si te ha gustado. Muchas gracias y ¡FELIZ SEMANA!

 

Anuncios
tendencias, 2017, mercado laboral, trabajo, tendencies, labour market, españa, spain, recursos humanos, human resources, contratación, competencias

TENDENCIAS DEL 2017 EN EL MERCADO LABORAL ESPAÑOL Y EN RRHH

Nos encontramos a pocos días para terminar el 2016 y dar comienzo a un nuevo periodo, el 2017. Pero, ¿qué nos deparará este futuro tan próximo e inmediato? Veamos qué dice la prensa especializada sobre el estado de nuestro mercado laboral y sobre recursos humanos en el 2017.

CONTRATACIÓN:

Optimismo ante todo. Una de las previsiones más importantes y destacadas para este año será el crecimiento de la contratación. Uno de los objetivos principales será la reducción del empleo temporal y la reducción del desempleo juvenil y el de larga duración, anuncia el diario El Mundo. Así, afirma que “el año que viene se generarán 430.000 nuevos puestos de trabajo, una cifra buena, aunque sensiblemente inferior a la del año que está a punto de acabar. […] La tasa de paro podría bajar hasta el 17,8%, con lo que España se situaría a la cabeza de la reducción del desempleo en Europa” (en 2015, recordamos, la tasa de paro estaba al 22,1%). Como vemos, las cifras no terminan de ser malas, si bien es cierto aspectos como la temporalidad e inestabilidad laboral continuará a lo largo de este año. En pocas palabras, la recuperación de nuestro mercado continuará, siendo “lenta pero firme y duradera”.

tendencias, 2017, mercado laboral, trabajo, tendencies, labour market, españa, spain, recursos humanos, human resources, contratación, competencias

TENDENCIAS DEL MERCADO LABORAL Y RRHH:  

Ya conocemos, grosso modo, las cifras que abordarán este próximo 2017. Pero, ¿qué ocurrirá a nivel interno en el mercado de trabajo? Las tendencias más importantes serán las siguientes:

1) La formación:  Las empresas continuarán buscando perfiles altamente cualificados. De un lado, se buscará a jóvenes preparados que aporten conocimientos multidisciplinares. De otro lado, también serán muy demandados los perfiles senior. Pero ojo, los mejor valorados serán aquellos que hayan continuado con la actualización de conocimientos, tanto a nivel teórico como práctico (sobretodo en áreas de dirección y gestión).

2) El trabajo en equipo: Esta competencia, muy relacionada con el uso y desarrollo de las TICs, será otra de las grandes demandas de las empresas, dado que ello implicará adaptación a distintos sistemas de trabajo.

3) La movilidad: Tanto a nivel nacional como internacional fruto de los grandes procesos de internacionalización que se están sometiendo, cada vez más, las empresas. Será otra de las grandes demandas de las compañías, algo que favorecerá notablemente a perfiles de menor edad (alias Millenials).

4) Las competencias digitales: La adaptación a la era digital es imprescindible para desarrollarse profesionalmente, a todos los niveles de la organización. De hecho,  el uso y desarrollo de las TICs como sistema de trabajo será uno de los principales requisitos que pondrán las empresas para contratar a sus empleados, desde el más bajo hasta el más alto jerárquicamente.

5) La economía colaborativa: Ésta actividad económica será una de las que más crecerá importantemente para el 2017, si bien es cierto que no es algo nuevo (Airbnb o Blabacar entre otras, cuentan ya con ciertos años de vida). Por lo tanto, personas comprometidas con el consumo sostenible, el medio ambiente y con los recursos disponibles, serán bien valoradas en las compañías de este tipo. De hecho, este sector será uno de los grandes focos de las startups y el emprendimiento.

6) La coexistencia de generaciones: Partiendo de la base de que la mayoría de las políticas activas de empleo se centran en la contratación de jóvenes y en la contratación de parados de larga duración (la mayoría de ellos de más de 45 años), si estas fueran adelante exitosamente, cabe esperar que las empresas adapten sus políticas de recursos humanos a la coexistencia de ambos grupos de edad. Por ello, será importante que se genere un ambiente positivo, motivado y centrado en la productividad y en la coexistencia de ambas generaciones.

7) El profesional, más competitivo que nunca: Fruto de la crisis, hemos visto que el capital humano se ha visto obligado a evolucionar hacia un profesional menos especializado que se desarrolló en su carrera para ser polivalente y multidisciplinar. Sin embargo, con el crecimiento que están experimentando las compañías (evolucionando hacia la estructura burocrática), ahora se buscará a un profesional que esté especializado en cosas más específicas y que le permita abarcar más cosas dentro de un mismo ámbito. Por lo tanto, se demandará más especialización y se compensará, debido a su escasez, con sueldos más elevados.

8) Mente artificial VS mente humana: Al hilo del anterior punto, el capital humano tiene que demostrar más eficacia, resultados de mayor calidad, mayor compromiso y mayor capacidad resolutiva para lograr la permanencia dentro de su puesto de trabajo. Pensemos de igual manera que lo hizo Isaac Asimov; los robots pueden llegar a ser más inteligentes, eficientes y rápidos que las personas en muchos aspectos o tareas. Ello, puede comprometer (y ya compromete) al capital humano en ciertos ámbitos laborales.

9) Empleados virtuales: Fruto de los apartados 4, 5 y 8 vemos que se demandarán, cada vez más, empleados que tengan capacidad de trabajar a distancia, en un entorno virtual. El desarrollo tecnológico ha permitido desarrollar estrategias empresariales que permiten a los trabajadores desarrollar eficazmente sus tareas y obligaciones desde un espacio distinto al del centro de trabajo propiamente dicho. Así, se desarrolla positivamente uno de los temas que mayor debate han tenido en nuestro mercado laboral en la última década; el teletrabajo o deslocalización laboral, permitiendo conciliar la vida laboral y familiar importantemente.

Estos son algunos de los cambios más importantes que habrá en nuestro mercado laboral para este año entrante. ¿Estás preparad@?

Fuentes: El MundoEAE Businnes School, HumanusConsulting.