responder, entrevista, entrevista por competencias, competency based interviews, google, Google, competency, skills, soft skills, hardskills, preparación para entrevista, tips, preparation, skills, como responder a una pregunta en una entrevista

ENTREVISTA POR COMPETENCIAS: CÓMO RESPONDER EFICAZMENTE

Hace ya algún tiempo, lancé un artículo que tuvo gran acogida donde hablé y expliqué qué son y en qué consisten las entrevistas por competencias. Di trucos para detectar cuándo nos están haciendo este tipo de preguntas en una entrevista de trabajo e hice una buena introducción de lo que en verdad suponen. Puedes leer más pinchando en la siguiente entrada: “Entrevista por competencias: no me digas lo que hiciste, dime cómo lo hiciste“.

Como breve recapitulación, recordar que lo diferencia este tipo de entrevista de las técnicas son dos cosas principales: 1) en las entrevistas por competencias el técnico de selección busca “predecir” cómo reaccionarías en el puesto de trabajo para el que se te está considerando y 2) las entrevistas técnicas solo se limitan a valorar conocimientos que pueden ser recogidos con un checklist más o menos complejo (qué se sabe y no se sabe hacer y cuál es el nivel de conocimiento en un puesto específico – ejemplo, lenguajes de programación, años de experiencia en una industria específica, con un programa en concreto, etc).

Loading skills concept with human head and gear

En lo que refiere a las entrevistas por competencias, siempre se dice que es más difícil enfrentarte a este tipo de entrevistas pues se salen de lo que está estipulado en una descripción de puesto o en un currículum. Por eso a continuación te voy a tratar de orientar a dar una respuesta efectiva y eficaz en cada situación buscada. ¿Cómo identificas este tipos de preguntas? Sencillo.

Probablemente te hagan una pequeña introducción u observes qué te estén preguntando una serie de cosas relacionadas con actitudes, habilidades y destrezas. Algunos ejemplos claros son típicas preguntas de “eres bueno trabajando en equipo / trabajando bajo presión / trabajando con estrictos objetivos / deadlines”. Aquí automáticamente tu cabeza tiene que decir “quieren predecir situaciones en concreto” (¡REACCIONA!). Otras veces no será tan claro y te dirán (atendiendo a esas mismas competencias), ¿recuerdas alguna situación en la que hayas tenido dificultades trabajando con tus compañeros? ¿te cuesta trabajar en momentos de estrés? ¿cómo planificas tus tareas y cómo haces para alcanzar tus resultados en el tiempo establecido?

Este tipo de preguntas, francamente, siempre suelen caer. Por eso tienes que estar preparad@ para estas situaciones. Probablemente, antes de acudir a una entrevista, habrá una oferta de trabajo en la que digan algo así como, “el candidato ideal tiene que  tener X, Y y Z requisitos (parte técnica) y debe de ser así y asá (parte competencial)”. Si se diese el caso de que no tuvieses esos tipos de detalles, trata de ir más allá y pensar qué tipo de personalidad se necesita tener para un determinado puesto. A continuación, un par de ejemplos: 

  • Tareas de administración: requerirá de atención al detalle, análisis, etc.
  • Tareas de venta o trabajo con el cliente directamente: habilidades comunicativas, interpersonales, capacidad de escucha, orientación al cliente, etc.
  • Tareas de informática (programación): capacidad analítica, capacidad creativa, etc.

responder, entrevista, entrevista por competencias, competency based interviews, google, Google, competency, skills, soft skills, hardskills, preparación para entrevista, tips, preparation, skills, como responder a una pregunta en una entrevista

LAS RESPUESTAS 100% EFECTIVAS:

Ya sabiendo cómo son las competencias y sabiendo identificarlas, pasamos a la parte más importante, responder eficazmente. Lo más importante es no dar respuestas hipotéticas. Estas son respuestas a las que yo llamo “vacías de significado” porque verdaderamente, desde el punto de vista del técnico de selección, nos falta que el candidato “se moje” y describa cómo se comportó en un momento en concreto. No sería válido como respuesta aquellas que dicen “en situaciones donde tenga que trabajar con un equipo difícil yo ejecuto este papel”. Es mejor hablar del papel que verdaderamente desempeñaste en un pasado “cercano”. ¿Cómo hacerlo y cómo dar los mejores ejemplos reales?

Lo primero que debes hacer, una vez has identificado cuáles pueden ser las preguntas que te pueden realizar (que es en eso en lo que se basa la preparación de la entrevista), es hacer un repaso de tu CV y pensar en todas las situaciones que se te pudieron dar en el día a día en cada puesto de trabajo (o al menos en los recientes – 3 – 4 últimos años atrás). Después de eso, te recomiendo que vayas a un diccionario de competencias estándar (es un documento que, en pocas palabras, es utilizado por los departamentos de RRHH para definir el tipo de persona que ocupará una vacante – puedes encontrarlo fácilmente en Google).

Después, haz una lectura general, identifica cuáles son las competencias relevantes para tu puesto y estudia los comportamientos esperados. Es cierto que cada empresa tiene sus propias definiciones de competencias, pero ciertamente te ayudará a atinar con tus respuestas en cuanto a contenido y fondo (te servirá de guía para pensar en situaciones determinadas y te ayudará a tomar mayor credibilidad frente a los demás candidatos).

Vendrán distintas definiciones para cada competencia (y dentro de cada una de ellas, distintos niveles de ajuste que suele dividirse entre 1 y 5 siendo 1 poco ajuste y 5 basta te ajuste). Por eso te recomiendo que te sientes a analizar y ver qué tienes, qué te falta y con qué puedes compensarlo.

Entonces, y solo entonces, podrás responder eficazmente a la pregunta que lancé en mi anterior entrada… “¿cómo lo hiciste?”. Como regalo, os dejo este diccionario que he recomendado alguna vez a algún compañero o candidato a la hora de prepararse para una entrevista. Aviso, está en inglés (es un artículo de Harvard) pero está bastante completo. No obstante, podréis encontrar cientos de ellos en internet 🙂 – https://apps2.campusservices.harvard.edu/cas/empldocs/cs/harvard_competency_dictionary_complete.pdf 

Espero que os haya sido de gran ayuda esta entrada. Comparte o dale a like si te ha gustado y siéntete libre de discutir los contenidos en Redes Sociales. ¡Gracias!

Anuncios

CONTROLA TUS NERVIOS EN TUS ENTREVISTAS DE TRABAJO

hiring-your-first-contractor-or-employee

Llega el momento final. Estás a punto de ser conocido por la persona que te llamó. Parecía amable, pero ¿realmente será así? No lo tienes nada claro. Cruzas tu mirada con la suya y percibes tensión. Y te sorprendes cuando ves que hay una persona más que le acompaña a entrevistarte. Te sientas en la sala y empiezan a contarte más información de la empresa y el puesto. Sin embargo, tú solo piensas en estar bien. Notas como el sudor se apodera de tu cuerpo y te das cuenta de que estás moviendo las piernas rápidamente. Sientes que la garganta se seca y la voz te falla. Notas como apuntan todo lo que haces. Tus gestos y tus palabras son analizadas sin piedad. Tienes frente a ti a dos robots que quieren descuartizarte y tú no tienes con qué defenderte. Si fuera por ti saldrías huyendo. Afortunadamente tu dignidad te lo impide. Notas como se te acelera el corazón mientras tus palabras se van frenando…

Aunque he exagerado un poco, esta situación es muy común en una gran cantidad de entrevistas de trabajo. En mi caso, intento hacer que el candidato se sienta cómodo y pueda gestionar sus nervios de manera efectiva. Pero no todos los entrevistadores generan ese clima, sino que intentan ver cómo reacciona la persona ante una situación de tensión.

Gestionar bien tus nervios no solo será esencial para una entrevista sino para cualquier situación difícil del ámbito laboral y de tu vida en general. El objetivo que tengo hoy es que empieces a trabajar en este aspecto y puedas controlar mucho mejor el estrés que te pueden provocar distintas situaciones.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTAR NERVIOSO?

¿Alguna vez has pensado qué ocurre cuando te sientes feliz o triste? No es algo puntual, sino que es una sensación que en líneas generales se mantiene en ti. Eso te lleva a que pienses, actúes y te sientas de una determinada manera. Mientras que las emociones son más puntuales, los estados de ánimo suelen durar horas, días e incluso semanas. Tienen efectos positivos y negativos. Si te sientes mal durante bastante tiempo entonces no solo tu cuerpo notará las consecuencias, sino que se reflejará también en tu manera de interactuar con los demás.

Para empezar, quiero decirte que estar nervioso es positivo. Los nervios te ayudan a activarte y estar alerta. En el ámbito deportivo, es fundamental entrar en cualquier competición con el cuerpo con cierta tensión muscular para poder realizar mejor los movimientos. Pero como todos los extremos, tener unos nervios descontrolados harán que pierdas la concentración y cometas errores.

Si este estado se prolonga en el tiempo podrás dejar de dormir bien, aumentará el cansancio, la falta de concentración, tu irritabilidad y un montón de elementos no tan positivos. Sería como si continuamente estuvieras agitando a tu cuerpo. Durante un tiempo lo podrá tolerar, pero si se mantiene tendrás consecuencias bastante negativas en la salud.

EMPEZANDO A GESTIONAR LOS NERVIOS

Todo el mundo se pone nervioso ante una situación determinada. El primer paso es poder reconocerlo y aceptarlo. Y como has leído antes, si los nervios no son muy intensos entonces podrán proporcionarte algo positivo. Ahora bien, debes activar tus alarmas en el momento en el que detectes que pueden impedirte alcanzar tus objetivos, sea realizar bien una entrevista o tener una cita romántica.

Algo que quiero que sepas es que los nervios tienen dos principales orígenes:

  • Estímulos internos: Proceden de tu interior y son controlables y gestionables. Tienen que ver con tus pensamientos. Aquí es donde primero tienes que trabajar ya que puede que te estés poniendo la zancadilla antes de una entrevista de trabajo. Intenta detectar todas las ideas negativas que se te pasan por la cabeza y anotarlas en un papel. Después, debes leerlas tranquilamente y ponerte a pensar si te ayudan para que consigas trabajo. En el caso de que no sea así, bórralas de tu cabeza e invierte la idea: cambia “el técnico de selección va a descartarme” por “el técnico de selección va a contratarme”.

 

  • Estímulos externos: Proceden de cosas que ocurren en tu exterior, no son controlables, pero sí gestionables. Hay una infinidad de elementos que no dependen de ti. Puede que el entrevistador sea un maleducado, que de repente te haga una pregunta que no esperabas o que haga mucho calor en la sala de entrevista. Obviamente todo ello te afectará. Al igual que en el caso anterior, intenta anotar todas las situaciones durante las entrevistas que puedan hacerte sentir nervioso y piensa cómo podrías actuar en cada una de ellas para gestionarlas de manera efectiva.

LA VERDADERA CLAVE: CONTRARRESTA TUS NERVIOS CON EL CAMBIO EMOCIONAL

La clave de la gestión emocional es rodearte de aquellos estímulos, tanto internos como externos, que te ayuden a lograr el estado que buscas. Al igual que cuando te pones a dieta evitas comer ciertos tipos de productos, lo mismo ocurre con los nervios, es decir, puedes hacer y dejar de realizar ciertas acciones para poder lograr que tu cuerpo entre en un estado de ánimo de más calma.

Primero debes identificar qué situaciones te aportan tranquilidad y qué es lo que ocurre cuando no estás nervioso. Fíjate en lo que piensas y también en cómo está tu cuerpo. Es muy curioso lo que te voy a decir, pero a veces un pequeño cambio de postura corporal puede ayudarte a gestionar mucho mejor tus emociones.

No hay un remedio que sea general para todo el mundo. Puede que te diga que llegar 5 minutos antes de la entrevista te hará sentirte menos nervioso. Sin embargo, tal vez aproveches cada segundo de ese tiempo para martirizarte y ponerte en la peor de las situaciones. Te invito a que reflexiones qué necesitas para poder estar tranquilo y que trabajes todo lo que tú puedas aportar para tener esa serenidad.

Lamentablemente no podrás controlar las preguntas del entrevistador ni qué cosas pasarán en las entrevistas. Pero sí puedes gestionarlo de una manera mucho más efectiva. Y cómo decía el famoso Bruce Lee en una entrevista, te invito a que seas como el agua y que fluyas ante todo lo que pueda ocurrir sin que te afecte de manera negativa:

No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, sé amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza, si pones agua en una botella se convierte en la botella, si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede aplastar. Sé como el agua, amigo, el agua que corre nunca se estanca; así es que hay que seguir fluyendo

LA CARA OCULTA DE LAS ENTREVISTAS DE TRABAJO

Hidden man in hooded top

 

2019 será un año muy importante en mi vida. Voy a publicar mi primer libro de orientación laboral y quiero compartir contigo un pequeño adelanto con esta entrada. Lo que leerás  a continuación no representa ni el 1% de todo lo que encontrarás. Espero que te guste.

Hay muchos tipos de entrevistas. Algunas más profesionales y otras que rozan lo surrealista. En mi caso, si tuvieras una conmigo, haría que te sintieras cómodo y también que entendieras lo mejor posible las características del puesto de trabajo. Tanto con aquellos aspectos positivos como los negativos. De alguna manera, intento transmitir al candidato lo que va a encontrarse para ver si puede haber encaje por ambas partes.

Me resulta curioso cuando escucho cómo en otras empresas se realizan las entrevistas. Desde una presión casi asfixiante al candidato, hasta la sensación de que te están vendiendo que vas a formar parte del mejor proyecto de la historia. Obviamente hay gato encerrado en estos casos. Lo que quiero desarrollar en ti es la capacidad de ver más allá y mejorar tus capacidades analíticas.

Vamos a empezar por lo más básico. Tu forma de ver el mundo y la mía son totalmente distintas. Tal vez te encanten como a mí las hamburguesas. Sin embargo, será muy probable que en ciertos aspectos como la política, aficiones y valores tengamos puntos de vista opuestos. Extrapolándolo al ámbito laboral, la forma en la que una compañía describe un puesto no tiene por qué ser similar a lo que significa para ti. Por ejemplo, pueden indicarte que las funciones son un verdadero reto, pero tras incorporarte, te parece el trabajo más sencillo del mundo. O al revés, pueden transmitirte que un aspecto del puesto es muy negativo y sin embargo para ti es de las mejores características. En toda entrevista que realices hay un alto componente de subjetividad. La clave es que puedas obtener el mayor grado de información posible para así quedarte con una visión objetiva de lo que te espera.

Lo más importante es detectar ciertas anomalías que se suelen producir cuando quieren ocultarte algo. En todos los sitios cuecen habas, pero hay puestos de trabajo con un alto volumen de rotación debido a distintos factores. Y todo lo que te pregunten, por absurdo que te parezca, tiene un sentido. A continuación, comparto algunas situaciones en las que debes estar alerta:

  • Entrevistas en las que te están presionando constantemente: me refiero a que te intenten hacer sentir incómodo a través de preguntas difíciles y con un trato bastante frío e incluso agresivo. Ten mucho cuidado con estos casos ya que lo que están tratando de medir es tu tolerancia a la frustración y situaciones difíciles. Que te hagan sentir así durante el proceso es un reflejo de lo que vas a encontrarte en tu día a día. Piénsalo, si el puesto no fuera tan exigente entonces no se molestarían en averiguar hasta qué punto puedes aguantarlo. Es muy probable que tu día a día sea un entorno muy tóxico parecido a lo que te encontraste en la entrevista.

 

  • Entrevistas en las que te venden que todo es maravilloso: este caso es muy fácil de detectar y es cuando una y otra vez te repiten las características maravillosas que tiene el proyecto. Por ejemplo, en mi compañía actual tengo la suerte de poder vivir en un entorno con buen ambiente de trabajo. Claro que es algo que comento en las entrevistas, pero no se lo repito diez veces al candidato y también le matizo que obviamente hay conflictos como en cualquier lugar. Un exceso de información positiva se hace con el objetivo de ocultar algo que no lo es tanto. Y si no te señalan nada malo es porque lo que se esconde puede dar absoluto pavor.

 

  • Entrevistas en las que no hay claridad en la información: si tienes la sensación de que no están compartiendo muchos detalles del puesto contigo puede ser por dos razones. La primera porque sea un puesto que no esté del todo delimitado. Y la segunda, porque haya algo que ocultar y no sea bueno que la persona lo conozca. A menos que necesites coger el trabajo sí o sí, nunca aceptes formar parte de algo que no sabes ni lo que es. Por ello es tan importante que preguntes lo que desconoces hasta tener una visión clara de lo que sería tu día a día.

 

  • Entrevistas en las que te insisten algo varias veces: puede que el técnico de selección te pregunte más de una vez por una característica. Si lo hace, te estará dando la clave de un aspecto crítico en tu día a día. No pienses que se trata de una exageración y que la realidad del puesto de trabajo será más cómoda. A mayor grado de insistencia e intensidad más problemático será ese elemento. Por último, piensa que al igual que tú proyectas una imagen positiva como candidato, lo mismo hace la compañía. Ésta maquillará la realidad para transformar un gran león en un pequeño gatito.

 

A partir de ahora, es clave que sepas detectar esta información que sin duda será relevante para tu desarrollo profesional. Pregunta lo que necesites y si hay algo que te huele raro no esperes a entrar para comer una manzana prohibida. Aunque acabases trabajando en Google o Facebook seguramente algo no te gustaría. La perfección no existe, y si la encontrases llegaría un momento en el que te aburrirías. La vida sin dificultades carecería totalmente de sentido.

¿Has tenido alguna situación similar? No dudes en compartirlo en los comentarios.

DESARROLLA TU INTELIGENCIA EMOCIONAL COMO CANDIDATO

¿cuándo viste la verdad_ cuando me puse en los zapatos del otro

Vivimos una realidad compleja en la que cada vez se tiende más hacia el egoísmo y la individualidad. La lucha diaria que tenemos que afrontar para alcanzar nuestras metas hace que nos sintamos exhaustos y deprimidos. Puede que incluso pensemos que nadie nos entiende. Me gustaría preguntarte algo, ¿cuántas personas te han escuchado de verdad durante el día de hoy? No pienses en las que te oyeron o en aquellas que lo hicieron por obligación o con el fin de obtener algo a cambio. Solo ten en mente aquellas con las que realmente te sentiste a gusto y con las que tuviste la sensación de que verdaderamente estaban interesadas en lo que les transmitías. No son muchas, ¿verdad?

Cuando buscamos trabajo ponemos muchas veces la responsabilidad en el técnico de selección y en las personas que nos entrevistan. Tienen que hacernos sentir cómodos, darnos detalles del puesto y responder a las preguntas que les planteemos. Sin embargo,  en pocas ocasiones nos ponemos en su lugar y entendemos el rol que juegan. Pedimos que nos entiendan pero no nos llegamos a poner en su situación.

El objetivo que tiene esta entrada es darte algunos consejos para que puedas desarrollar tu inteligencia emocional como candidato. Una definición adaptada a este contexto podría ser algo así:

La inteligencia emocional de un candidato es su capacidad para identificar, entender y gestionar tanto sus emociones como las de aquellas personas que le están entrevistando. Tiene el objetivo de poder generar un impacto positivo en los entrevistadores, haciendo que así pueda tener más probabilidades de ser seleccionado.

Sin embargo, la parte emocional se olvida muchos veces en las entrevistas porque se percibe a los entrevistadores como personas frías y sin sentimientos. La selección de personal es un claro ejemplo de un proceso de toma de decisiones. Imagina que tienes que comprar un coche. Puede que compares los caballos, las marcas y el coste de cada uno. ¿Sabes que será lo que determine por el que te decantarás? El que te haga sentir mejor. A veces podrás explicarlo y otras no, pero esa parte más irracional y emocional muchas veces nos da la clave de por qué actuamos como lo hacemos.

LA EMPRESA ES EL ANFITRIÓN PERO TÚ ERES SU INVITADO

descarga (1)

Como tendemos a ver desde nuestro propia realidad nos olvidamos muchas veces de la otra parte. Queremos ser bien tratados y tener unos entrevistadores competentes. Y ojalá todas las entrevistas tuvieran esta calidad.  Lo que olvidamos en ocasiones es que nos han invitado. Sí, así es, una compañía abre sus puertas e invierte dinero en ti desde el primer momento en el que te conoce. ¿A qué me refiero? A que la empresa está pagando dinero a sus trabajadores para que te conozcan. Toda entrevista tiene un coste temporal y por tanto económico.

Imagina que haces una fiesta en tu casa. Estoy seguro de que querrás que tus invitados hayan comprobado bien la dirección, vistan de forma adecuada y se comporten de manera correcta. Lo mismo pasa cuando ejerces el rol de candidato. Se espera de ti que muestres tus ganas por entrar en la compañía habiendo echado un vistazo a la página web, siendo puntual y mostrando educación y respeto durante la entrevista. Recuerda que esto es una relación de dos, y ambas partes tienen que hacer que la otra se sienta bien. Y aunque esto no ocurra por el lado de la empresa y técnicos de selección, debes dar tu mejor imagen aunque luego declines el puesto. Demuestra que la inversión que han hecho por ti merece la pena.

DESPIERTA EMOCIONES POSITIVAS EN TUS ENTREVISTADORES

preguntas-sobre-liderazgo

Soy un fanático de las hamburguesas. Las disfruto y me encanta descubrir nuevos restaurantes en el que poder probarlas. Y lo que más me gusta es lo que me hacen sentir. Ya no solo es que sacien mi apetito sino que estoy feliz cuando las saboreo. Estoy seguro de que eliges hacer ciertas actividades porque te hacen sentir bien. Al igual que te alejas de aquellas personas y experiencias que te reportan cosas negativas.

Como candidato eliges qué tipo de emociones puedes poner sobre la mesa. Es difícil gestionar las de tus entrevistadores porque no los conoces. Pero sí es cierto que puedes influir en que sientan cosas positivas o negativas. Veamos ejemplos incorrectos que les llevarán a formarse una mala imagen de ti:

  • Criticar excesivamente un trabajo: Generarás tensión en el ambiente y podrás dar la sensación de ser una persona negativa y problemática.
  • Mostrar tu desesperación al no poder encontrar trabajo: Puede que despiertes una reacción de tristeza en el entrevistador si empatiza demasiado contigo. Sin embargo, eso no te llevará a ser seleccionado.

Piensa en tu rol como candidato y en cómo influyes en las emociones de los entrevistadores. Aquí tienes algunas claves que te diferenciarán de muchas personas que he conocido:

  • Muestra tu ilusión y ganas: Tan fácil como eso. Si realmente te gusta el proyecto debes decirlo. Además, si consigues demostrar que verdaderamente te interesa el trabajo tendrás más probabilidades de ser seleccionado. ¿O es que no te sientes bien cuando haces un regalo a una persona que lo recibe con una gran sonrisa?
  • Saca el aspecto positivo de tus malas experiencias: Ojo, no te digo que vivas en el país de la piruleta diciendo lo bueno y reconfortante que fue estar con una escayola tres meses tras aquel accidente de coche. Es más conveniente que expreses que viste el vaso medio lleno ante los problemas que relataste. Porque en el día a día de muchas compañías hay una gran infinidad de problemas y preocupaciones. Por eso se valoran tanto las personas que aportan ganas e ilusión, siempre que no pierdan el foco de la realidad. Y aquí tienes algunos ejemplos:
    • Tuvimos un proyecto en el que echamos muchísimas horas. Además, coincidió con la salida de un compañero dejando el equipo en un momento crítico. Eso nos hizo sacar lo mejor de nosotros mismos y ayudarnos para poder llevar todo adelante.
    • En esta experiencia laboral finalmente no contaron conmigo cuando se acabo la sustitución que cubría. Aunque me hubiera gustado continuar con ellos, es cierto que me llevé muchos contactos y aprendizajes que me ayudaron en mi futuro laboral.

LAS PERSONAS QUE TE CONOCEN TIENEN EL OBJETIVO DE CONTRATARTE

Si estás siendo entrevistado es porque hay una vacante que cubrir en la empresa. Eso significa que se necesita encontrar a alguien lo antes posible para poder empezar a trabajar en una tarea que no se está realizando. En cambio, en muchas ocasiones pensamos lo contrario. Creemos que los entrevistadores van a ir a pillarnos y a conseguir desestabilizarnos durante el proceso.

Podemos verlo como eso, y estar siempre a la defensiva. Sin embargo, podemos cambiar esas emociones negativas que nos despiertan por otras que no lo sean. Imagina que lo único que quieren es estar seguros de que vas a hacer bien el trabajo. Obviamente, para poder tomar esa decisión la tienen que apoyar en ciertas evidencias a través de preguntas y pruebas. Ante ellas puedes reaccionar de manera negativa o verlas como una posibilidad para demostrarles que eres la persona correcta.

Intenta en cualquier proceso de selección despertar emociones positivas en tus entrevistadores. Nos gusta rodearnos de aquellas personas que nos hacen sentir bien. Y piensa que pasarás más tiempo con tus compañeros de trabajo que con tus familiares, amigos y mascotas.  En este mundo tan complejo y exigente se valora cada vez más trabajar con personas que hacen más fácil nuestro día a día.

EL FUTURO DE LA SELECCIÓN DE PERSONAL

20170501053041-futuro.jpeg

 

 

Si me dijeran cuando tenía tan solo 12 años que el mundo de las relaciones sociales iba a cambiar tanto jamás lo hubiera creído. En aquella época quedaba con mis amigos a una hora determinada, mantenía conversaciones de teléfono y nos enseñábamos las fotos de los viajes que habíamos disfrutado durante el verano. Lo que ha pasado ya lo sabes. La tecnología ha cambiado el mundo en el que vivimos. No te puedo decir ni que sea mejor ni peor que antes, pero sí que es diferente. Y ahora lo que me pregunto, mientras pulso el teclado de mi portátil, es cómo se establecerán las relaciones humanas dentro de 10 años.

Llevo trabajando en selección de personal desde 2012 y puedo decir que he visto muchos cambios durante este tiempo. La entrada de LinkedIn ha cambiado el paradigma de muchos procesos haciendo que cualquier persona pueda ser encontrada de una manera mucho más rápida. Lo mismo ha pasado con las redes sociales, una gran fuente de reclutamiento si sabes dónde buscar. También se han desarrollado nuevos portales de empleo y Apps que pueden ser utilizadas en nuestros dispositivos móviles. Y no solo eso, cada vez con más frecuencia surgen programas detectan las competencias de los candidatos y virtualizan más el proceso de selección. Y como comentaba en el párrafo anterior, ¿qué pasará dentro de 10 años?

EL RETO QUE TODOS LOS TÉCNICOS DE SELECCIÓN TENEMOS

Si te dedicas a esta profesión quiero que actives todas tus alarmas. Últimamente no dejo de leer una gran cantidad de artículos sobre técnicas de inteligencia artificial que ayudarán a mejorar los procesos de búsqueda de personal. Probablemente ayuden a cribar muchos candidatos pero hay un componente humano que se perdería en el proceso. Y si efectivamente estas técnicas se desarrollaran se traduciría en la destrucción de muchos trabajos relacionados con la selección. Obviamente seguirían quedando profesionales, pero como ha ocurrido en muchos campos, y sino piensa en la agricultura, un gran número de puestos sería destruido.

Lamentablemente, si lo piensas más detenidamente, para las grandes organizaciones muchas veces las personas son un mero número. Y despersonalizar el proceso de selección podría ser algo rápido y efectivo. Basta con que alguna empresa utilice un sistema de inteligencia artificial con éxito para que el resto se anime a probarlo. Y esto hará que muchas compañías desarrollen productos especializados en seleccionar candidatos solo con la tecnología. Y dará buenos resultados, se ahorrarán costes y se cubrirán las vacantes con mayor rapidez. Pero sobre todo se tendrá un mayor control de una gran cantidad de datos. Y control muchas veces significa más seguridad a la hora de elegir quién será la persona que forme parte de la compañía.

Algo muy curioso es que no escucho ni leo tantos artículos relacionados con otras profesiones que puedan ser sustituidas el día de mañana por la inteligencia artificial. No he visto mucha información de este tipo para abogados, comerciales o médicos. ¿Y esto por qué ocurre? Principalmente porque no se valora el trabajo que se hace en selección. Y el reto, si trabajas entrevistando y buscando candidatos, es hacer que tu actividad tenga más valor del que hasta ahora tenía.

LA SELECCIÓN DE PERSONAL TIENE MUCHO QUE MEJORAR

No tiene que haber excusas, pues hay mucho que mejorar en esta profesión. Desde dar feedback a todos los candidatos hasta reunir un mínimo de competencias para saber hacer bien una entrevista. Poder dejar los prejuicios y el feeling atrás unido al correcto entendimiento de lo que la organización busca son algunos de los pasos que hay que seguir dando. Con ello se podrá cambiar el punto de vista general que hay sobre esta profesión en la que muchos profesionales trabajan sin motivación al ser la única actividad remunerada que podían realizar.

Además, si los salarios no son tan competitivos como en otras áreas se seguirá generando una falta de motivación y rotación brutal. Si no existe ese reconocimiento por parte de la compañía, aun teniendo a grandes profesionales, nunca se le dará el valor que la selección realmente tiene.

Y DENTRO DE UNOS AÑOS…

La tecnología abordará una gran parte del proceso para muchos perfiles, lo que supondrá que será obligatorio contar con un dispositivo móvil que permita realizar videollamadas y que sea compatible con las distintas Apps. La inteligencia artificial ya es una realidad y habrá una lucha y debate por ver si el ser humano supera a la máquina. Habrá compañías en las que profesionales y tecnología se den la mano y otras en las que unos intenten evitar el cambio mientras que la dirección presione a que se lleve a cabo.

Como candidato, deberás prepararte a interactuar con robots. Dependiendo de cómo avancemos tecnológicamente puede que sean capaces de analizar tus emociones y registrar cualquier cambio facial que tengas. Podrán equivocarse o acertar, pero lo que sí es cierto es que pondrán atención a muchos más elementos de los que el ojo humano puede tener en cuenta. Y esto significa, que las entrevistas deberán prepararse mucho mejor, al ser un entorno en el que todo estará medido al milímetro.

Puede que me equivoque, o tal vez esto suponga una predicción. Sin embargo, como candidato debes estar siempre preparado ante las distintas herramientas que se utilicen para saber tu valía. Y si tu actividad es la búsqueda de candidatos, simplemente quiero hacerte esta pregunta ¿Qué puedes hacer diferente para que la gente (tantos candidatos como compañía) valore más tu trabajo? Y recuerda, el futuro es hoy.

NO CAIGAS EN EL ERROR QUE COMETEN MUCHOS CANDIDAT@S: NO SABER EL PUESTO PARA EL QUE APLICAN

blindsmaller

 

Uno de los mayores problemas que tiene la selección de personal son las grandes barreras de comunicación que se establecen entre candidato y empresa. Imagina que tienes que describir tu puesto de trabajo actual, o uno en el que estuviste. Piensa en todas las funciones que hay que realizar, los aspectos positivos y negativos y también la misión del puesto. Además, ten en cuenta lo que se espera de ti, el número de personas con las que trabajarías, y cómo es tu responsable directo. Por último, considera también las posibilidades de carrera y promoción que tendrías realizando esa labor en esa compañía. Es mucha información, ¿verdad?

Sin embargo, todos estos aspectos tan relevantes no son contrastados en la mayor parte de las entrevistas de trabajo. La empresa define la vacante de una forma poco detallada pero también el candidato no incide en preguntar ni obtener detalles que serán muy relevantes para decidir si el puesto es, o no es, interesante.

Y aquí tengo que poner la responsabilidad en ti como candidato. Siempre me ha sorprendido las pocas preguntas que hacen muchas personas que entrevisto. Aunque intento dar mucha información del proyecto estoy seguro de que hay temas que pueden ser relevantes para la persona que estoy conociendo. Puede que no se atrevan a preguntar por vergüenza, inseguridad o porque piensan que son cuestiones a descubrir en los primeros días.

A continuación, quiero desarrollar en ti una serie de habilidades que te permitirán poner en práctica unas buenas habilidades de exploración. Con ellas podrás entender mucho mejor si el lugar en el que te estás metiendo es un oasis o si son unas arenas movedizas.

ENTIENDE EL MOTIVO POR EL CUAL LA VACANTE ESTÁ ABIERTA

Esta información no se suele dar en muchas entrevistas y será muy relevante para ti. Cuando una empresa quiere contratar a un nuevo empleado es con el objetivo de cubrir una necesidad interna. Y aquí lo esencial es que descubras bien cuál es el motivo. Puede que sea un proyecto nuevo y que la vacante responda al crecimiento. Sin embargo, también puede ser un puesto en el que hubiera algún tipo de rotación. Es importante entender cuál ha sido el motivo ya que no es lo mismo una promoción interna, a que el anterior trabajador causara baja voluntaria o que fuera despedido.

Para obtener esta información, simplemente tienes que preguntar al final de la entrevista, si no te lo dijeron antes, cuál es el motivo por el que la empresa tiene que cubrir la vacante.

Podrías plantearlo de la siguiente manera: La verdad que el puesto me ha resultado interesante pero me gustaría preguntarte cómo surge el cubrir la vacante, es decir, si es un puesto en el que estuviera trabajando antes una persona, si es de nueva creación, etc.; Es fundamental comenzar con algo positivo, ya que tu pregunta no será percibida como una amenaza sino como una manera de obtener algo más de información sobre el puesto.

Dependiendo del escenario, es importante que puedas obtener la siguiente información:

  • PUESTO DE NUEVA CREACIÓN: Aquí es fundamental preguntar qué expectativas se tendrán sobre ti y con qué herramientas cuentas para hacer el trabajo. También es vital que sepas si vas a ser la primera persona que hará esta actividad en la empresa o si hay o hubo figuras similares.

 

  • PUESTO QUE CUBRES DEBIDO A ROTACIÓN: En este caso no es necesario incidir tanto con qué paso con la otra persona, ya que puede ser que la empresa no te quiera decir si ha despedido o promocionado a un trabajador. Lo que sí es importante es saber lo que se necesitaría de manera más urgente en el puesto. Cuando te incorporas en este escenario recogerás la herencia que dejó otro trabajador. Y a veces puede ser muy buena pero en otras todo lo contrario. En caso de que el trabajador siga en la empresa es positivo que preguntes si podrás recibir algo de apoyo de esa persona durante tus primeros días.

APROVECHA LA ENTREVISTA FINAL

Conocer a tu futuro responsable tendrá que ser un factor fundamental para elegir si optar, o no, al trabajo. Y esta es la entrevista más importante de todo el proceso para ti, ya que en frente tendrás a la persona que luchará por tu desempeño, mejora salarial y carrera en la empresa. Me sorprende cómo los candidatos no aprovechan para realizar muchas más preguntas y obtener información relevante sobre su futuro en la compañía. Estas son algunas preguntas que debes plantearle:

  • ¿Qué es lo que esperarías de mí?
  • ¿Cómo es el equipo con el que tendría que trabajar?
  • ¿Cuáles son los principales retos que tiene este puesto?
  • ¿Qué evolución podría tener en la empresa realizando estas funciones?

Te recomiendo que leas esta entrada en la que tendrás aun más información.

UN ÚLTIMO EJERCICIO CLAVE: LA RECAPITULACIÓN

Tanto en la entrevista final como en la de Recursos Humanos es importante que emplees esta técnica para saber si realmente has entendido el puesto al que estás aspirando. Al final de la entrevista, pídele al técnico de selección, o futuro responsable, si puedes compartir con él o ella tu visión del proyecto. Puedes empezar de esta manera:

  • Para ver si lo he entendido bien, las principales funciones serían X, Y, Z, se esperaría de mi X, Y, Z y contaría con las siguientes herramientas para hacer mi trabajo. ¿Sería correcta esta información?

De esta manera podrás confirmar al 100% que cuentas con un mínimo de información suficiente para valorar si el puesto de trabajo puede resultarte de interés . Nunca aceptes una oferta de trabajo sin tener claro lo que vas a hacer y lo que se espera de ti. La única forma de saberlo es preguntando el mayor grado de información posible que te ayude a pasar de tus expectativas a la realidad que vas a encontrarte en tu día a día.

Lo que acabas de leer es una pequeña muestra  de todo el contenido que podrás leer en el libro de orientación laboral que llevo unos meses escribiendo. Si quieres que te avise en el momento en el que se publicará escríbeme un email a mtelaboral@gmail.com y sígueme en mi cuenta de IG:@mejoratuexitolaboral

STOP ABURRIMIENTO: ATRAE Y SEDUCE LA ATENCIÓN DEL ENTREVISTADOR

tenor (1)

Hay un hecho que está comprobado, y lamentablemente más aun con el creciente uso de la tecnología, la atención se está perdiendo. Enfocado al ámbito laboral, si quieres pasar con éxito la fase de entrevista, deberás de alguna manera llamar la atención del entrevistador. Esto no es una tarea nada fácil, ya que hacerlo significa comunicar bien y enganchar con tu discurso a la otra persona. Si eres un buen comunicador tendrás más probabilidades de pasar con éxito a la siguiente fase del proceso. Pero si eres aburrid@, aunque seas un candidato increíble, puede que seas descartado. A continuación, te daré ciertos consejos para ayudar a los entrevistadores para que no acabemos como el animalito que pudiste ver más arriba.

NO CONVIERTAS TUS RESPUESTAS EN UNA ESPIRAL

Siempre me ha dado mucha pena entrevistar buenos candidatos que se cargaban la entrevista al dar excesivas vueltas a la respuesta. Focalizar el mensaje es algo obligatorio para comunicar bien. Si te andas por las ramas solo conseguirás distraer la atención del entrevistador y demostrar que cuando tienes que cerrar un problema puede que inviertas más tiempo de la cuenta remoloneando en otras cosas.

Es importante preparar la entrevista para saber cuánto tiempo dedicas a responder las dudas que te plantea el técnico de selección. Una entrevista tiene que ser una interacción entre dos partes, y un monólogo no es nada positivo ya que la clave  es poder responder preguntas y no echar un discurso sin fin hasta que tengas que ser  interrumpido por el entrevistador. Un truco mientras estás hablando es hacerle alguna pregunta al entrevistador tipo, ¿Quieres que te cuente algún proyecto en específico?, ¿Quieres que te comente alguna función concreta de esta experiencia?, así le harás interactuar y pondrás por unos instantes la atención en él.

QUÍTATE LA CARETA DE LA SERIEDAD Y FRIALDAD

giphy (1).gif

En una entrevista de trabajo hay que ser profesional pero tampoco debes ser una persona con semblante excesivamente formal y que no incluya nada de humor en su discurso. Es importante no caer en exceso de cercanías pero no debes olvidar que tienes que intentar que tu relación con el entrevistador fluya.

No hace falta que seas un mago del humor, tu objetivo no es hacer reír al entrevistador, pero es importante que sonrías y puedas, de alguna manera, hacerle ver que podrás ser una persona que trabaje bien en equipo y que se adapte a los compañeros de trabajo. ¿Es cierto que para determinados tipos de perfiles la seriedad puede valorarse? Sí pero hasta cierto punto. Hoy en día establecer relaciones y contactos está a la orden del día y si eres excesivamente serio y frío te costará bastante hacerlo.

NO IMPORTA TU HISTORIA SINO CÓMO LA CUENTES

Yo te puedo contar una historia de una niña que se perdió en el bosque, un bosque lleno de árboles con hojas de distinto color. Por cierto, la niña vivía en  una ciudad y de repente aparece un lobo. Y el lobo bueno ya sabes, habla con ella y acaba en su tripa. ¿Menudo rollo no? Pero tal vez sí te cuento que a cada paso que daba aquella pequeña niña en el bosque, sentía latir cada vez más fuerte su corazón, porque había algo que le atrapaba. Tenía una sensación rara, no sé explicarte, como si  las hojas fueran tapando poco a poco la luz hasta sumirse en una especie de oscuridad. Ella empezó a temblar y no dejaba de mirar al suelo. Y de repente lo escuchó. Era una respiración fuerte, a pocos metros de ella. Notaba también un fuerte olor. Levantó la mirada y entonces le vio…; Aquí puedes ver un ejemplo de como una misma historia puede atrapar más o menos al entrevistador.

¿Cómo conseguirlo? Primero contando las cosas de manera clara y con orden. Para mantener la atención es importante ir punto por punto. Si vas a cambiar a algo totalmente distinto, por ejemplo de un proyecto de tecnología a otro de gestión de equipos, haz una pausa para poder hacerlo.

Por último, da algo de emoción al mensaje pero siempre enfocándolo a algo positivo. Lo mucho que te gustaba una tarea, lo positivo que fue sobreponerse a una situación o cómo pudiste levantar los ánimos del equipo ante una crisis. Haz cambios también en tu tono de voz, enfatizando lo importante o quitándole importancia a lo relevante.

NO HABLES EN MARCIANO: ADÁPTATE AL LENGUAJE DEL ENTREVISTADOR

giphy.gif

Seguro que no hablas igual a un niño que a tu pareja o  jefe. Adaptas el contenido del mensaje a cada uno. Muchas veces damos por supuesto que nuestro interlocutor conoce expresiones y jerga propia de nuestro sector, y lamentablemente no es así.

En una primera fase, pregunta al técnico de Recursos Humanos si entiende aquellas tareas y tecnicismos a los que has hecho referencia. Si no es así, intenta simplicarlo y explicarlo de otra manera. Lo importante es que reflejes que tienes experiencia en lo que se busca, ya podrás bajar al detalle en siguientes entrevistas en las que podrás hablar más cómodamente en el plano técnico con una persona que debería ser experta en ese campo.