ESTADO DE TU CANDIDATURA

¿ES EL CLIENTE SIEMPRE EL REY?
 
 915b3-reyyyEn un curso de formación sobre habilidades comerciales, que estoy actualmente realizando, la formadora planteó el siguiente ejercicio:
“¿Qué pensáis sobre el cliente? ¿Es siempre el rey? ¿No es siempre el rey? Debéis poneros en dos grupos situados uno en frente del otro. Quien piense que el cliente siempre es el rey que se ponga a mi derecha. Y quien piense que no, a mi izquierda. Ahora debéis de argumentar el porqué os habéis situado en un lado u otro. Yo os escucharé y me iré posicionando en el lado que me convenza más.”
Después de que la formadora diera las instrucciones procedí a pensar en la respuesta a la pregunta que había formulado. En mi opinión, el cliente no era siempre el rey. Unido a los compañeros que pensaban lo mismo, nos dedicamos a argumentar contra aquellos que opinaban de forma opuesta, o en palabras posteriores que dijo la formadora, tuvimos un cálido debate acerca de esta cuestión. A veces, la formadora se situaba a la izquierda. Otras, a la derecha.
Tras unos minutos nos comentó que había muy buenos argumentos. Sin embargo, en lo que no habíamos puesto atención era en pensar en qué significa exactamente que un cliente fuera el rey. Es decir, que lo que yo entendía como rey podría ser distinto a lo que mi compañero de en frente pensara como tal. Si yo pienso que el rey es la persona que me da de comer, es decir, que me paga, entonces el cliente sería siempre el rey. Sin embargo, si yo pienso que el rey es la persona que tiene absolutamente el poder, es decir, el encargado en decidir todo en una negociación, entonces el cliente no sería siempre el rey.
La moraleja del ejercicio consiste en saber exactamente lo que para cada uno significa la frase “el cliente siempre es el rey“. Y si generalizamos esta idea, para cada persona una misma palabra puede tener significados muy distintos.

LA SECUENCIA DEL PROCESO DE SELECCIÓN 

 
Todo proceso de selección es igual y diferente al resto de procesos de selección. Hay una gran cantidad de elementos que permiten diferenciar a unos de otros: el número de fases, el tiempo en que se desarrolle, el tipo de  perfil que se busca…; De todas formas, indicaré una posible secuencia dentro de un proceso de selección bajo el punto de vista de un técnico de selección:
  1. Saber lo que quieres, definir lo que se va a buscar: Colocar una oferta en InfoJobs.
  2. Búsqueda de candidatos a través de los que se han apuntado a la oferta, los que pertenecen a la base de datos de InfoJobs, a la base de datos de la propia empresa, a la de otros portales de empleo, Linkedin…
  3. Hacer una primera toma de decisiones sobre los candidatos encontrados que puedan encajar. Criba curricular.
  4. Entrevistar telefónicamente a los candidatos.
  5. Psicotécnicos. (no en todos los procesos)
  6. Dinámicas de grupo. (no en todos los procesos)
  7. Entrevistas presenciales.
El motivo de que se realice de esta manera se basa en que a medida que van avanzado las fases del proceso de selección se invierte más tiempo en el candidato que posiblemente pueda encajar en el puesto que tiene la necesidad de ser cubierto. Se produce un efecto embudo en la selecciónAl principio, como hay un gran número de candidatos, y no hay tiempo para entrevistar y conocer a todos, se deben realizar las pruebas que en menos tiempo permitan descartar al mayor número de personas. Es cierto que no se obtiene mucha información, pero si un proceso de selección se alarga temporalmente la empresa tiene más probabilidades de perder a las personas que participen en el mismo, ya que puede venir la competencia y ofrecer un trabajo más rápidamente.
 Y AHORA… ¿QUÉ SIGNIFICA EL ESTADO QUE TENGO EN LA CANDIDATURA? 

 
InfoJobs otorga la posibilidad de que el técnico de selección clasifique a los candidatos bajo una serie de etiquetas, o mejor dicho, estados de candidatura. En esta clasificación se puede descartar o poner en proceso al candidato. La confusión radica en que tú asocias unas expectativas a dicha etiqueta. Si te descartan lo que piensas lógicamente es que no van a contar contigo en el proceso. Sin embargo, si ves un en proceso en tu candidatura, entonces estarás esperando a una primera toma de contacto.
Pero unido a lo que comentaba en el primer apartado, lo que importa realmente es lo que signifique la categoría para el técnico de selección, ya que es el encargado en otorgársela al candidato. Por ello, puede que en algunas empresas te llamen sólo con que tu CV este leído, otras cuando estés en proceso o incluso cuando te han podido descartar, aunque esto  último no suele ser lo habitual debido a la connotación negativa que tiene dicha etiqueta.

 
Como acabas de leer en el segundo apartado, el tiempo es un elemento fundamental en todo proceso de selección. A ello hay que sumarle la situación actual lo que se traduce en que hay muchas más personas que puestos de empleo.
Por último, cuando participas en un proceso de selección, no tienes casi información sobre las personas contra las que compites. Ni tampoco sabes cuál es la preferencia que tiene el técnico de selección ante tu candidatura comparada con la del resto de personas. Desconoces mucha información, y aunque en un momento encajes, hay una gran cantidad de factores que no puedes controlar. Ahora pondré un ejemplo donde se puede ver bien esta situación bajo dos puntos de vista diferentes:

EL TÉCNICO DE SELECCIÓN: 
Juan es técnico de selección. Ha publicado una oferta en InfoJobs en la que busca un comercial con experiencia en grandes cuentas. Se inscriben 500 personas de las que Juan cree que encajan 10. Juan siempre pone la etiqueta de “en proceso” a aquellos candidatos que pueden encajar. Después decide entrevistar telefónicamente a los que considera que son los 5 mejores candidatos. De ellos, habla con los 2 primeros y le encajan tan bien que decide citarlos a entrevista. El tercer candidato se llama Carlos, pero Juan de momento no va a llamar a ninguno más, ya que tiene que atender otros procesos de selección y ya tiene dos entrevistas programadas de las que puede obtener a la persona que busca. Al día siguiente, entrevista a las dos personas y saca muy buenas valoraciones. Cualquiera podría encajar perfectamente, por lo que un día más tarde Juan cierra el proceso de selección con la persona escogida.
 

EL CANDIDATO: 
Carlos es comercial y está sin trabajo. Se conecta como cada día al portal de empleo InfoJobs para ver las nuevas ofertas de empleo y sus candidaturas en las que ya se apuntó. Ha salido una nueva oferta de comercial que le interesa y decide apuntarse. A las dos horas se da cuenta que está “en proceso” en la oferta de comercial a la que se apuntó esta mañana. Se siente feliz porque cree que van a llamarle para una entrevista. Al final del día no recibe ninguna llamada. Tampoco al día siguiente. Vuelve a conectarse a InfoJobs, y al meterse en sus candidaturas observa que la oferta ha finalizado. No entiende por qué apareció en proceso y ni si molestaron en llamarle para una entrevista telefónica.
Esta entrada del blog también sirve para comprobar la complejidad de un proceso de selecciónLa visión de un proceso de selección desde el punto de vista de un candidato es muy distinta a la que tiene el propio técnico de selección.
Y esa es la finalidad del blog, proporcionarte información y técnicas que permitan que entiendas mejor cómo funciona un proceso de selección desde dentro y cómo poder sacar el máximo rendimiento de aquellos en los que participes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s