CONSIGUE TU PRIMER TRABAJO SIN EXPERIENCIA PREVIA

Buscar trabajo sin experiencia previa resulta una tarea muy complicada. Más aun en el contexto en el que nos movemos y con la falta de recursos y ayudas. Por ello, comparto con vosotros este vídeo en el que os doy un par de consejos que os ayudarán en la búsqueda y posterior adaptación en la empresa.

 

Si te gustó el vídeo, no dude en suscribirte al canal de Youtube en el que iré generando nuevo contenido. Muchas gracias.

UN CONSEJO QUE TE HARÁ DESTACAR EN TUS ENTREVISTAS DE TRABAJO

Institute_Profilepic.jpg

Hay mucho escrito sobre orientación laboral pero me gustaría centrarme en un tema que te resultará muy útil: saber describir correctamente tu experiencia de trabajo. Si sabes hacerlo bien, te podrás diferenciar muy positivamente del resto.

Imagina que tu trabajo se basase en doblar los cordones de miles de zapatillas. En función de cada calzado, debes hacer un tipo de nudo. Te llaman para una entrevista en una empresa de la competencia y te preguntan qué tipo de nudos haces. No van a darte una zapatilla para que lo hagas, por lo que tienes que describir a la perfección los movimientos que realizas con las manos y los resultados que consigues. ¿No es nada fácil verdad?

Y a esto le podemos sumar el que probablemente no te dediques a explicar lo que haces en tu trabajo. Simplemente lo haces, o lo hiciste, por lo que el principal problema que te encontrarás será el no poder describir tus funciones tan bien como las haces en tu día a día.

APRENDE A DESCRIBIR TU TRABAJO

A menos que tengas un equipo al que formar, es probable  que no describas normalmente los pasos que tienes que seguir cuando haces tu trabajo. Si además llevas desempleado varios meses, puede que te cueste acordarte de cómo lo hacías. Por ello, antes de hacer la entrevista, es importante invertir un tiempo en saber explicar bien lo que haríamos. Te propongo que cojas papel y boli, o que utilices un ordenador o Tablet en su defecto, para que hagas un listado de todos los pasos que das para poder realizar una tarea. Con este ejercicio, podrás ser más consciente de lo complejas que pueden ser, o incluso podrían crearse árboles de decisión ante aquellas más complejas, como por ejemplo puede ser una negociación o la elaboración de un programa informático.

Aunque parezca tedioso, he conocido a un gran número de candidatos que no se acordaban de cómo hacían las cosas o que les costaba explicar bien sus funciones. Y esto es algo totalmente normal, ya que no estamos acostumbrados a tener que explicar nuestro trabajo. Algo muy interesante es que le pruebes a describir a otra persona qué es lo que haces.

ADÁPTATE A LA OFERTA Y A TU ENTREVISTADOR

Estoy seguro de que habrás pensado algo como “vale, si tengo que pararme a describir todas las tareas que hago podría pegarme un tiro”. No pretendo que inviertas mucho más tiempo del necesario en el ejercicio anterior. Lo que sí me gustaría es que pensases bien qué tareas podrán ser las demandadas en el puesto, y para ello tienes la descripción de la oferta como una buena guía que seguir. Al menos, debes tener claro cómo describirlas. Por otro lado, ten en cuenta quién es la persona que te está escuchando. No entres en temas tan técnicos con la persona que te entrevista de RRHH, la idea es que pueda entender bien lo que haces sin profundizar en términos que le puedan ser más complejos. Si reflejas tu experiencia en las tareas que solicitan podrás pasar a la siguiente entrevista.

NO INVIERTAS MUCHO TIEMPO EN DESCRIBIR TU EXPERIENCIA

Otro de los errores que detecto, es la cantidad de tiempo que utilizan muchos candidatos para comentar su experiencia. He tenido que cortarlos en muchas ocasiones, ya que se desviaban del tema y podían hacer un monólogo de más de 10 minutos hablando de aspectos que no eran tan relevantes.

Es normal querer dar una buena impresión y comentar todos los detalles posibles, pero aquí te dejo algunos consejos para que no dejes una sensación de pesadez con tu discurso:

  • Focaliza siempre tu mensaje en las funciones que se solicitan.
  • No inviertas el tiempo contando anécdotas.
  • Intenta que tus explicaciones sean claras y concisas.
  • No entres tantos en los aspectos emocionales negativos de las experiencia que has vivido

Espero que estos consejos te sirvan y te ayuden a tener más suerte en tus futuras entrevistas.

UNA REFLEXIÓN VERANIEGA: EL ENGAÑO DE LOS MENSAJES MOTIVANTES

ext.jpg

Tras unos meses con menos actividad vuelvo a dedicarme de lleno al blog. Muchos de vosotros no lo sabéis, pero he tenido una lesión en mi mano derecha que me ha impedido realizar mi actividad normal a la velocidad que me hubiera gustado. Tendréis artículos y vídeos interesantes en las próximas semanas para seguir mejorando vuestra empleabilidad. Sin embargo, quería compartir con vosotros una reflexión sobre algo que está en boca de muchos: la motivación y la capacidad que tenemos de conseguir aquello por lo que soñamos.

LA MOTIVACIÓN VENDE PERO ES DIFÍCIL DE CONSEGUIR

Cada días que utilizo LinkedIn me lleno de mensajes motivantes, veo gente anunciando sus productos o cursos que te harán cambiar tu vida. Da la sensación de que todo el mundo es capaz de hacer todo, simplemente hay que empoderarse con estos estímulos y tirar para adelante para recoger los frutos. Y muchos viven del cuento, y nunca mejor dicho, a través de libros o experiencias que permiten estimular a las personas a la hora de alcanzar sus sueños. Se vende una sociedad en la que si quieres conseguir algo puedes hacerlo, que solo depende de ti y en la que hay que estar constantemente cambiando y mejorando, aunque no lo necesites.

 Yo estoy totalmente en desacuerdo en todo este mensaje que tantas veces veo a lo largo del día. Si fuera tan fácil tener a la gente motivada, el rendimiento laboral, los proyectos personales, llevar una vida sana o mejorar en un idioma sería muy fácil de conseguir. ¿El problema? Por mucha información externa que recibas, el agente de cambio tienes que ser tú.

LOS ENEMIGOS DE LA MOTIVACIÓN

Desde mi experiencia vital, hay tres principales barreras que te impedirán lograr aquello que te propones: pereza, inversión temporal y la propia realidad en la que vivimos.

¿Podrás vencer la falta de ganas? Qué difícil es conseguir realizar aquellas tareas que no nos gustan, y más cuando no es realmente obligatorio hacerlas. A menos que algo suponga una amenaza directa, por ejemplo tener una reunión o un deadline, no nos ponemos en marcha para conseguirlo.

¿Podrás invertir muchas horas de tu tiempo en lograr lo que quieres? Antes de intentar embarcarte en un proyecto debes analizar si puedes hacerlo. Puede que estés lleno de compromisos que te impidan dedicar el tiempo necesario a conseguir tus propósitos. Además, invertir tiempo en un sueño hará que tengas que renunciar a cosas que te gusten, por tanto debes estar de acuerdo en que te merecerá la pena sacrificar algunas cosas por lograr tus metas.

 ¿Eres capaz de analizar correctamente si eres capaz de lograr tus metas? Algo muy importante que debes saber es que vivimos en una sociedad que no es justa. Esto significa que hay muchísimas barreras que te impedirán, aunque dediques todo el esfuerzo y horas posibles, alcanzar aquello que te propones. La gente es muy exigente y hay factores externos que no podrás controlar. Por ello, es fundamental que sepas detectar si aquello que te propones es realista y alcanzable.

TÚ ERES LA PERSONA QUE TE HARÁ CAMBIAR

Muchos libros y películas sirven para distraerse y no atajar el problema, es como meterse en un mundo en el que creerás que podrás realizar todo lo que te propongas. Mi recomendación es que analices lo que quieres conseguir y vayas fijando pequeñas metas que podrás lograr. No intentes cambiarte radicalmente, intenta descubrir qué cosas positivas y negativas tienes. Si vas a vivir una transformación radical es fundamental que inviertas unas horas en saber quién eres. Él principal enemigo y aliado en este proceso serás tú. Y no hay problema en que seas una persona normal, en que no seas rico o en que no lideres un equipo formado por 20 personas. Es preferible que disfrutes de tu vida y busques los puntos positivos sin anhelar las experiencias de los demás. Solo cambia si lo necesitas, si quieres hacerlo y si con ello conseguirás que tu vida sea una experiencia mucho mejor.

NO TE CONVIERTAS EN UN CRÍTICO DE EMPRESAS EN TUS ENTREVISTAS DE TRABAJO

rating-24184_960_720

Hace unos años trabajé en una consultora sobre la que se podría hacer una serie de terror. Tal eran las locuras que allí pasaban, que cuando empecé a buscar trabajo tenía reales dificultades en contar lo que había vivido. Mis sentimientos hacia esa compañía, hacían que quisiera criticar la mala gestión que viví y la gran cantidad de problemas que sucedieron durante mi beca. Sin embargo, intenté darle la mayor normalidad posible a todo lo acontecido y saqué lo más positivo de aquella experiencia. Eso me hizo conseguir un trabajo en muy poco tiempo.

Algo preocupante, es que he entrevistado a muchos candidatos que han criticado con dureza sus anteriores empresas, e incluso se han desahogado durante la entrevista. En los siguientes párrafos quiero compartir una serie de técnicas que te ayudarán a no caer en este gran error.

TODOS CRITICAMOS PERO…

Todos emitimos juicios, tanto positivos como negativos, acerca de la realidad que nos rodea. Puede que hablemos de un amigo, de nuestra pareja o de un suceso determinado. Dar nuestra opinión nos gusta y nos puede causar hasta una sensación de liberación.

Cuando estamos sufriendo una mala experiencia, y en este ejemplo quiero focalizarme en el ámbito laboral, puede que nos expongamos numerosas veces al foco negativo. No es lo mismo que no nos guste jugar al golf, a que tengamos que hacerlo obligatoriamente de lunes a viernes 8 horas al día.

Estar incómodo en una experiencia laboral puede generar mucha más energía negativa que haga que necesitemos desahogarnos de alguna manera. Blasfemar sobre el bajo salario que ganamos, o acordarnos de la familia de un mal jefe, son algunas de las estrategias que seguimos para sentirnos mejor. Pero hacer esto en la entrevista hará que seas descartado aun siendo el candidato ideal.

ENTIENDE EL ROL DEL ENTREVISTADOR

Un entrevistador no es ni un amigo, ni un psicólogo ni una persona que te ayudará a solucionar un problema. Mi trabajo es conocer lo mejor posible al candidato para ver si encaja o no en el puesto que estoy cubriendo. Si una persona habla excesivamente mal de su empresa, aun llevando toda la razón, lo único que consigue es perder su profesionalidad. Además, también está lanzado un mensaje de que se comportará de una manera similar si no está a gusto en su nueva empresa. En esta entrada podrás leer más sobre el rol del entrevistador

DALE UN ENFOQUE DISTINTO A LA SITUACIÓN

thumb-1429327_960_720

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay situaciones lamentables en el mundo laboral y que son denunciables e injustas. Sin embargo, en una entrevista no debes enfocar toda la negatividad de lo que has vivido.

Lógicamente, te preguntarán por qué quieres cambiar de trabajo (en el caso de que estés empleado) o los motivos de que finalizases tu última experiencia laboral. Incluso pueden preguntarte algunos de los elementos que no te gustasen en tus anteriores empleos. Lo que quiero decirte con esto, es que es muy probable que tengas que sacar algún elemento negativo a la luz durante la entrevista.

Si estás tensionado y te encuentras mal, probablemente magnifiques la información dando todo tipo de detalles que no te harán ser mejor valorado. Por ello, antes de hacer la entrevista te invito a que reflexiones 5 minutos sobre cómo puedes contar la historia sin que suene tan negativa.

Hay que tratar el problema con normalidad e intentar extrapolarlo. Además, una herramienta muy positiva es sacar el punto positivo de la historia. Por ejemplo, si el motivo de cambiar de empresa fuese el ambiente de competitividad del departamento, podrías indicar que esta experiencia te ha permitido valorar más el trabajo en equipo y que te esforzarás por hacerlo aún mejor en el futuro por la importancia que tiene.

BUSCA UN APOYO ANTES DE HACER LA ENTREVISTA

exchange-of-ideas-796139_960_720

Es fundamental que si estás viviendo un mal momento laboral, puedas desahogarte con alguien de confianza antes de explicar tu situación en la entrevista. Ya no solo por la opinión de la otra persona, sino porque podrás escucharte y analizar mejor por lo estás pasando. Si no lo haces, sería como hacer un triatlón y no haber tenido una buena preparación en las dos semanas anteriores. El estado emocional que tengas en el momento de hacer la entrevista, será sin duda una de las claves que te ayudará, o dificultará, el que seas seleccionado. Además, es muy recomendable que no sea la entrevista el primer lugar en el que cuentes lo que has pasado.

La moraleja de esta entrada es que lo importante no es lo que digas, sino cómo lo digas. Por ello, céntrate en lo positivo de cada experiencia, no lo enfoques desde el plano personal entrando en el detalle y no critiques duramente las empresas o compañeros con los que has trabajado.

¿CÓMO FINALIZAR CORRECTAMENTE UNA EXPERIENCIA LABORAL?

FINALIZAR ETAPAS

images

En los últimos años ha cambiado radicalmente el mercado laboral. Desde 2012, fecha en la que empecé a dar mis primeros pasos en el mundo de la selección, he comprobado cómo han variado los currículums de los candidatos que entrevistaba. Anteriormente, era muy normal estar en una empresa durante casi toda la vida laboral. Se daba un contexto en el que primaba una gran estabilidad. Sin embargo, y a raíz de la crisis y de los grandes cambios que se producen en cuanto a desarrollos, y a eliminación y creación de puestos de trabajo,  lo más normal es encontrar currículums con muchas experiencias laborales.

Este nuevo contexto es similar a otras facetas de la vida como el amor, la amistad y el propio consumo. Adaptarse a los cambios es obligatorio en los tiempos que corren. En esta entrada te ayudaré a tener éxito en tus nuevas experiencias laborales.

RECARGA PILAS ANTES DE EMPEZAR

Cuando decides cambiar de trabajo, finalizas con una etapa de tu vida laboral para dar comienzo a otra. Por ello, es importante que exista un espacio, de al menos, un par de días para que puedas adaptarte ante el nuevo cambio. Te permitirá coger fuerzas a nivel físico y psicológico para poder empezar con buen pie esta nueva etapa. Intenta utilizar alguno de los días de vacaciones que te quedan para disfrutar tranquilamente antes de tu nueva incorporación. No siempre podrás hacerlo, pero ayuda bastante el poder organizarte y descansar antes de tu primer día.

Ya se ha hablado en el blog de lo importante que es generar una buena impresión. Algo parecido ocurre en una nueva etapa laboral. Las expectativas que tendrán sobre ti serán altas y deberás satisfacerlas con una buena adaptación. Que seas la persona elegida es el primer paso, y deberás demostrarlo en tu día a día. No es lo mismo empezar cansado que con las pilas cargadas.

Las primeras horas y semanas en tu nuevo trabajo marcarán la diferencia, por ello te recomiendo leer esta entrada.

COMUNICACIÓN Y AGRADECIMIENTO

Cuando comunicas que abandonas una experiencia laboral, debes de ser claro en los motivos y no cargar contra tu actual empresa. Nunca sabes si volverás a trabajar o tener como cliente a la compañía en la que finalizas. Si tienes que decir cualquier tipo de crítica, que sea desde un punto de vista constructivo.

Es muy importante cerrar bien, independientemente de si la relación que tuvieron contigo fuera más o menos buena. El mundo laboral es un pañuelo y puede que vuelvas a coincidir con antiguos compañeros de trabajo. A veces es mejor morderse la lengua y ser precavidos ante el futuro que pueda deparar. No olvides dar las gracias por haber sido contratado.

CONTRAOFERTA

Puede que tras anunciar que te marchas, tu actual empresa decida apostar por ti cambiando tus condiciones económicas y parte de las funciones que realices. Aunque te pongan una cantidad muy atractiva encima de la mesa, debes de ser frío y analizarlo lo más objetivamente posible. Mi recomendación es que identifiques los aspectos positivos de cada elección y que valores los riesgos de tomarla. Ten muy en cuenta que en toda decisión se gana y se pierde. No dudes en asesorarte antes de dar cualquier paso.

Y tú, ¿qué recomendarías a una persona que va a cambiar de trabajo?

Muchas gracias por leer la entrada, no dudes en compartirla en tus redes sociales si te gustó.

DEDÍCATE 5 MINUTOS A MOTIVARTE TRAS UN DÍA GRIS

No todos los días son buenos, y cuando tengo un mal día una de las cosas que hago es dedicarme 5 minutos a leer lo que un día escribí. Hoy lo comparto contigo, para hacer que te sientas mejor y darte ánimo en aquello que te entristezca:

Para ti

Sé que me estás leyendo. Lo sé porque pese a todo lo que acontecía a tu alrededor decidiste detenerte ante estas palabras. Ninguna riqueza podrá pagar los segundos que has pasado moviendo tus pupilas de izquierda a derecha mientras en tu mente sonaba el eco de tu voz. Por eso escribí esto. Tal vez hoy no es el mejor momento para que me escuches. Puede que no te encuentres en el rincón más cómodo para saborear este mensaje. Eso no importa. Si llegaste hasta aquí ha sido debido a un conjunto de elementos que no controlaste. ¿Destino?, ¿Azar?, ¿Voluntad?… Creo que la respuesta a esas incógnitas no tiene sentido aquí. Últimamente me pregunto por una gran cantidad de cuestiones. Dudas que puede que compartamos ahora o en otro lapso de tiempo. Tal vez en el pasado o tal vez en el futuro. Dudas respecto a uno mismo, sobre lo que podemos o no conseguir. ¿Podemos cumplir con las expectativas de los demás?, ¿Somos capaces de superarnos?, ¿Podemos vencer nuestras inseguridades?… Si no compartiste estas dudas contigo puede que todo esto sea una burla para ti. Sin embargo, no creo que sea tu caso.

Seguro que habrás tenido un momento de flaqueza en el que te precipitaste sobre los abismos de la tristeza. Lo sé. Puede que fueras fuerte y no derramaras ninguna lágrima. Quizás nadie se enteró y fue tu sonrisa el mejor disfraz para que  nadie pudiera alcanzar tus verdaderos sentimientos. No pienso reprocharte eso, ni pienso hacerlo si te vuelve a pasar. Es lo más natural del mundo. Hasta las personas más duras que la tierra ha conocido se vieron alguna vez inundadas por sus propias lágrimas. ¿Crees ser débil por eso?. Yo creo que no lo eres.Es solo un paso dentro de un conflicto. Cuando te sientes así crees que no vas a poder salir adelante. Sin embargo, un montón de engranajes se están moviendo en tu interior buscando otra solución. Ahora es cuándo tienes que ser fuerte. Prepárate para lo que en el interior de ti va a suceder. ¿Te acuerdas cuándo eras pequeño y te crecían los dientes?, ¿Te acuerdas cuándo aumentabas de estatura?… Sentías dolor físico pero el cambio era necesario. Ahora, o cuando sentiste o sientas este dolor, significa que es la oportunidad para ser algo mejor, para crecer, para madurar. No te desanimes y sigue luchando. Intenta reír, alegrarte, aprender de todo lo que ha pasado y parar la caída en picado. Te costará. Te dolerá. Pero si eres capaz de soportar todo este incordio, te aseguro, a ti, que serás mucho mejor de lo que antes eras. Te verás mejor y estarás más preparado para superar el futuro. Pues el poder que está en tu interior es inimaginable y si alguien te hace dudar de tu capacidad es porque esa persona desconoce hasta lo que él  mismo es capaz de hacer.Gracias por pararte aquí. Te animo a que sigas luchando por tu felicidad, nunca te canses de hacerlo. Confia en ti y en tus posibilidades, pues son tantas y tan ricas que por eso el universo reservó una vida para ti.

¿DEMUESTRAS TUS GANAS POR TRABAJAR?

images

Antes de comenzar esta lectura quiero que dediques al menos un par de minutos a que reflexiones sobre la pregunta que has leído en el título. Puedes pensar en tu día a día en el trabajo, en la última entrevista que realizaste, o en las sensaciones que te transmite el desempleo.

El sentimiento de admiración hacia una persona nace muchas veces de ver las ganas y pasión que pone en algo que hace, lo que produce que sea reconocido por los otros. Con el trabajo pasa algo parecido, conocemos profesionales que transmiten sus ganas y entusiasmo por lo que realizan, e incluso pueden llegar a contagiarnos ese estado de ánimo haciendo que nos agraden más las tareas del día a día. Y lo mejor de todo, es que tú puedes también transmitir esa misma sensación en una entrevista de trabajo, haciendo que tus opciones por alcanzar el empleo se multipliquen.

Lamentablemente, a las entrevistas de trabajo se acude con parte de ilusión y parte de dudas debido a las malas condiciones ofrecidas y a las creencias negativas que tenemos sobre lo que podamos encontrarnos en el trabajo. Y ciertamente la crisis ha hecho que se desarrollen muchos elementos negativos en el ámbito empresarial, que han hecho que empeoren las relaciones contractuales y el ambiente laboral. Además, podemos leer en Internet numerosos foros que relatan experiencias negativas sobre determinadas empresas en las que podemos ser entrevistados.

Si demuestras realmente que tienes ganas de trabajar, y realizas conductas que expresen tu compromiso e ilusión durante el proceso de selección, entonces lograrás causar una sensación muy positiva en aquellas personas que te entrevisten. En caso de que fueras tú quien tuviera que escoger, estoy muy seguro de que le darías el puesto de trabajo a una persona que te transmitiera las ganas que tiene de aportar y de contribuir al proyecto. Y eso es lo que aprenderás en esta lectura.

La clave es que cambies radicalmente la forma de concebir el trabajo. Es una actividad en la que vas a invertir una gran cantidad de tiempo en tu vida. ¿Merece la pena perder la motivación por trabajar? Es cierto que depende mucho del proyecto en el que te encuentres, pero si perdiste esa ilusión es bueno que cambies la percepción que tienes de ver tu trabajo, o que te pongas en búsqueda activa de encontrar lo que te ilusione. Es difícil que tú elijas el trabajo, pero más fácil es que cambies la idea que tienes sobre el mismo.

En la entrevista es fundamental mostrar las ganas que tienes de trabajar y la ilusión que tendrías de formar parte de un proyecto con las características que el entrevistador te comente. Si alguna de las características que te indican sobre el proyecto te resulta muy interesante, entonces debes transmitirle al entrevistador tu agrado ante ese aspecto. Un elemento diferenciador que te hará ganar muchos puntos, es dar las gracias al técnico de selección por haberte hecho la entrevista. Tendrás que hacerlo al final de ésta, y si realmente te ha interesado el trabajo, sería muy bueno que escribieras un mail de agradecimiento cuando llegues a casa. Por último, a los candidatos que se les ve con ese punto de nervio, de interés por hacer cosas e inquietos, tienen muchos más puntos a su favor, en líneas generales, que aquellos que se muestran excesivamente tranquilos y calmados durante la entrevista. Piensa en la expresión “esta persona tiene horchata en las venas” y recuerda gente a la que se la asociaras. Pues bien, es fundamental que no dejes esa impresión en la entrevista y que la sensación que transmitas sea la de que eres un candidato que aportará, se esforzará y trabajará por sacar todo adelante.

Y una última reflexión, una vez seas contratado, o si ya está trabajando, es que pienses sobre la frase “el trabajo de mi vida”. He escuchado en multitud de ocasiones, a compañeros que no estaban a gusto en su trabajo que sabían que no era el trabajo de su vida. Y puede que así sea, que existan trabajos donde su desempeño y satisfacción sea mucho mayor. Sin embargo, hay que pensar que el trabajo de tu vida es en el que estás actualmente, ya que eso es lo que hoy significa tu día a día, y por tanto tu vida actual. Pese a todos los problemas en el trabajo, hay que tomarlo con la mayor motivación y ganas del mundo. El valor que tiene hoy un trabajo es poder trabajar en el mismo. Además, trabajar es uno de los mejores activos que tenemos si queremos probar suerte en el mercado laboral.

En conclusión, muestra tus ganas por trabajar en tu trabajo actual, en las entrevistas que hagas y en cualquier proyecto en el que estés inmerso. Sin duda alguna, serás más valorado y tendrás más probabilidades de logar las metas que te propones.

LA MENTIRA EN LA ENTREVISTA: EL CV EN B

ImagenÚltimamente leo muchos artículos que mencionan un hecho conocido y practicado por muchos candidatos: el alterar su CV añadiendo o quitando experiencia con el fin de obtener un mejor resultado en el proceso de selección. Por más que se escriba sobre esto, es inevitable que se haga debido a la impotencia que supone no tener trabajo ni ser contactado para ninguna entrevista.

Que nos engañamos a nosotros mismos, y que nos mintamos varias veces a lo largo del día, es algo que va muy unido al ser humano. Es un buen recurso, ya que muchas veces el mentirnos nos puede producir alivio al alejar la realidad por unos instantes y fantasear, evadir culpabilidad o incluso pensar que la cosas fueron de otra forma. El problema de la mentira se acentúa cuando el engañado es otro. Y por ello se pueden perder parejas, amigos, familia pero sobre todo nuestra credibilidad.

Es cierto que toda experiencia tiende a ser vista desde nuestra perspectiva. Y durante la entrevista, debemos aprender a saber vendernos. La famosa pregunta de los defectos debe contestarse de manera adecuada. Si fuéramos todos sinceros al 100% sería difícil pasar muchos filtros. Porque cuando trabajamos nos insertamos dentro de un rol. Por tanto, no es que perdamos nuestra identidad completamente, pero sí que puede haber determinados componentes que durante el día a día laboral no podamos exponer ante nuestros compañeros o jefes: falta de ganas, sensibilidad, rechazo ante una actividad…

Todo depende de lo que se considere como mentira y como edulcorar la realidad. Ahora bien, el problema que plantea el mentir sobre nuestra experiencia supone unas consecuencias desastrosas para nuestro futuro laboral. Todo es más rápido gracias a Internet: obtener un número de teléfono, buscar la vida laboral de un trabajador, pedir referencias…; Con unas pocas llamadas y pericia por parte del entrevistador se puedan sacar a la luz muchos elementos del entrevistado. Lo peor que puede pasar en un proceso de selección es que un entrevistador detecte la falsedad de la información. Eso hará que el candidato sea tachado por una cruz y que en esa empresa dudosamente se vuelva a contar con él.

Efectivamente mentir es un riesgo y depende de la situación de cada uno. Creo que la lamentable crisis de nuestros tiempos unida a la desesperación lleva a mucha a gente a hacerlo. Realmente no se debería mentir y habría que ir con la honestidad en el CV. Pero siendo realistas, hay muchos casos en los que la situación personal y la vida laboral de muchos candidatos hacen que la mentira sea la única forma de conseguir una entrevista.

Por otro lado, hay muchos candidatos que quitan experiencias y estudios de su CV ya que son descartados si envían su candidatura a un puesto muy inferior: el ejemplo de un ingeniero que intenta trabajar en una hamburguesería. Ya que si estás en el mercado laboral tienes más oportunidades de cambiar de empleo que alguien que esté en el paro. Es decir, que el problema de contratar al ingeniero sería que nos duraría muy poco tiempo (ese es el pensamiento que habitualmente se tiene pero en la práctica podría ser totalmente distinto ya que hay gente que lleva años en puestos muy inferiores a su titulación).

La conclusión de este artículo no es si es bueno o malo mentir. Hay que ir más allá y observar la realidad laboral que tenemos: un contexto en el que un amplio grupo de personas deben mentir no por falta de honestidad sino por sobredosis de desesperación. Por eso, hay que intentar ser honestos siempre que podamos. Lo ideal es establecer una relación de confianza total con el entrevistador. Eso realmente da mucha credibilidad a ayuda a nuestro transcurso durante el proceso de selección.

Mentir es un gran riesgo y el tomarlo depende de la situación personal de cada uno. Y tal vez entre tantas reformas laborales habría que detectar aquellos grupos que pueden tener exclusiones importantes a la hora de volver a insertarse en el ámbito laboral (personas que llevan tiempo sin trabajar, sin estudios, falta de idiomas, edad…). Porque la solución se basaría en la creación de puestos de trabajo unida a rebajar los costes que para una empresa supone el tener un nuevo trabajador. Porque si tenemos actualmente un puesto de trabajo por el que compiten más de 100 candidatos entonces la mentira, la desesperación, la impotencia y la frustración seguirán presentes. Pues solo una persona tendrá la felicidad de poder trabajar mientras que los otros 99 no.

Y eso es lo que tiene que cambiar, más allá de la mentira o la verdad, que existan muchos más puestos de trabajo. Que se invierta en la creación y el desarrollo de muchos sectores que pueden ser más explotados, por ejemplo el turismo, y que sea más fácil el poder llegar a obtener un trabajo. Todo parece utópico ahora mismo pero quien sabe, ojalá quien tiene el poder de los hilos cambie el rumbo de nuestras vidas.