LECCIONES DE TALENTO: ROSALÍA, MÚSICA Y VALÍA

Publicado por David Casado en

Captura de pantalla 2020-02-02 a las 23.22.04

Este artículo se sale un poco de la línea del propio blog. Sin embargo, tras tiempo de reflexión, quería hablaros de la figura de la exitosa cantante Rosalía, la cual ha sabido dar una lección de talento al mundo entero, saltando a la fama desde la nada.

Y la razón por la que quería plasmar este caso es porque es algo que le pasa a cientos de miles de personas, día tras día. Tras un proceso de selección en el que alguien ha sido descartado, ¿quién no se ha sentido mal, desubicado o incluso inútil o perdido? diría que a la gran mayoría de nosotros. Sobretodo si el proceso de búsqueda se ha extendido en el tiempo y no se ha encontrado nada. Por eso mismo, os hablo de este caso.

Puede que much@s de vosotr@s conozcáis el caso de Rosalía. Pero estoy seguro que no habéis logrado ver el trasfondo en el asunto. Al menos, no tanto como yo, francamente enamorado e ilusionado del mundo de la música y del talento en sí.

EL FRACASO DE ROSALÍA

Seguramente no requiera introducción alguna, pero si acudimos al famoso buscador Google, con solo escribir las dos primeras letras de su nombre, ya lo sugiere automáticamente. Rosalía, cantante, actriz y compositora, archiconocida en todo el globo terráqueo en cuestión de dos años, con decenas de premios y galardones nacionales e internacionales a sus espaldas. Puede que muchos la conozcan o hayan escuchado sus composiciones, pero lo que no todos saben es que ella también ha sufrido el  fracaso.

Su fracaso fue acontecido tras su candidatura al programa de televisión de «talento» nacional «TU SÍ QUE VALES», donde no resultó satisfactoria, a pesar de que fue evaluada por personajes de gran relevancia y criterio en el mundo de la música. Puedes ver el vídeo a continuación:

EL APRENDIZAJE DE ROSALÍA: EL AJUSTE DEL PERFIL

Es cierto que la versión que vemos de Rosalía en el vídeo no es la misma que la que conocemos hoy en día. Pero nadie podrá discutir el hecho de que nadie nace sabiendo y que todos estamos en un constante aprendizaje.

Como podemos ver en el vídeo, Rosalía identificó y reconoció sus fallos. Y eso es justo lo que debemos hacer todos en un proceso de selección cuando asistimos y días después recibimos la desafortunada noticia de que no hemos sido seleccionados. Tenemos que ser objetivos y pensar qué hicimos bien, qué hicimos mal y qué podríamos haber hecho mejor para ser satisfactorios. Es importante mencionar que hay veces que el problema no es ni siquiera lo bien que lo hemos hecho sino el ajuste que tiene nuestro experiencia/formación al perfil requerido en el puesto. Por eso antes de aplicar, tienes que pensar concienzudamente, ¿tengo verdaderamente lo que necesitan? De lo contrario, si «disparas a todas las dianas» sin apuntar, es probable que falles.

LA RESILIENCIA: UNA CARENCIA EN EL TALENTO

En este caso, puede que Rosalía no estuviese lo suficientemente preparada como para bordar el show. Sin embargo, estarás de acuerdo conmigo en el hecho de que si hoy se presentase, lo bordaría.

Y de ahí el título de este apartado. Rosalía, al igual que todos deberíamos hacer tras ser descartados en los procesos de selección, es aprender de sus errores. Y así fue, ella misma los reconoció tras su espectáculo. Y de hecho, no solo aprendió sino que con el paso de los años se reinventó por completo, cambiando incluso los patrones del flamenco, la música pop e incluso la música de España, con una llamativa y pulcra campaña de marketing que la catapultó a la fama.

Tal es así que a día de hoy ha sido tremendamente reclamada más allá de España, Europa e incluso América. Ha logrado superar el bache satisfactoriamente e incluso ha encontrado nuevas formas musicales.

534753_810571

LA LECCIÓN DE ROSALÍA: TALENTO VS SELECCIÓN

Aunque no seas seleccionad@ en un proceso de selección, tienes que llevarte aprendizajes. Cuando obtienes una negativa, no significa que seas un mal profesional, que estés en el sector inapropiado o que simplemente no valgas para nada. La frustración, tras muchos intentos en distintos procesos, puede llevar a esa sensación o incluso peores.

Cada crisis, cada problema, cada negativa tienes que tomarlo como un aprendizaje. Yo, por ejemplo, digo que de cada crisis siempre surgen oportunidades y puedes verlo en el ejemplo que estamos tratando. Si tomas nota de cada fallo, encontrarás el aprendizaje o el área de mejora.

Las lecciones de talento no las vas a encontrar escritas ni en los libros, ni en los blogs ni en videos; los vas a ver con tu propia experiencia. Reinvéntate si ves que lo que haces no funciona. La formación es una gran alternativa, pero no la solución, sino una puerta a la experiencia. Trata de ir por delante y lograrás ver de qué hablo al mencionar a Rosalía y las lecciones de talento que nos dio a muchos de nosotros y al mundo entero.

Antes de despedirme, quería aclarar la razón del paralelismo que encuentro con Rosalía y el mundo del talento. Puede que para ti no sea un ejemplo a seguir. Sin embargo, es importante tener en cuenta su caso, pues a pesar de sus fracasos, ha logrado posicionarse en lo más alto del podio de la música. Y dicho fracaso, no vino por su posibilidad de alcanzar las cosas, sino por los requisitos y criterios del jurado y de la «candidatura» que representaba.

Que no diese el perfil en ese momento, no hizo que tirase la toalla o que buscase nuevos áreas que explorar. Simplemente fue una cuestión de ajuste a las demandas: lo que demandaba el público por entonces VS lo que demandan hoy en día. A ello hay que sumar el hecho de que no es lo mismo lo que representaba ella VS lo que representa hoy en día. Ahí la lección, ahí lo que representa la palabra talento. Si como candidato te encuentras en esta situación, no dejes de seguir intentándolo porque seguro que te llegará tu momento. Saca la mejor versión de ti y bórdalo en los procesos de selección.

 


David Casado

Graduado en Relaciones Laborales y Empleo. En el mercado laboral desde los 16 años. Especializado en RRHH, enfocado en Selección de Personal de todo tipo de perfiles, donde poseo (junto a Administración de Personal) una demostrable experiencia de más de un año tanto en el ámbito nacional como internacional. Espíritu emprendedor, analítico, proactivo y flexible, con una clara orientación tanto a resultados como al cliente interno y externo. Colaboro en paralelo con otros proyectos relacionados con el Press Media y Community Management. Me caracterizan mis habilidades comunicativas y sobretodo mi motivación, mi ambición y mis ganas de aprender de todos los procesos de RRHH.

0 commentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: