EL TALENTO NO SE RETIENE. EL TALENTO SE DISFRUTA

carousel-talento3-0

Os sorprendería la cantidad de veces que he leído que hay que retener el talento en las organizaciones. Es un gran debate el poder saber qué ofrecer a los trabajadores que destacan para que no abandonen aquellas empresas en las que trabajan. Sin embargo, el talento no entiende de barreras y el concepto de retención alude más a una cárcel que a un propio impulso del mismo. En este pequeño artículo me gustaría compartir contigo mi visión sobre este aspecto.

¿QUIÉN TIENE TALENTO EN LA ORGANIZACIÓN?

La respuesta a esta pregunta siempre estará ligada a una gran problemática. Aunque no lo admitamos, etiquetamos a las personas con las que nos rodeamos. Identificamos los roles y habilidades de nuestros círculos. Hay compañeros que trabajan más y menos, que se relacionan mejor o peor con los demás o que nos hacen sentir bien o mal. Así con infinidad de características, pero conforme más conocemos a los demás sabemos a quién podemos, o no, hacerle un determinada petición.

Pero, qué difícil es detectar el talento en el mundo laboral, es decir, aquél trabajador que sobresale en una o varias áreas. Porque siempre parece asociarse al que destaca, al que innova y al que se diferencia. Pero qué equivocados estamos en no verlo en aquellas personas que cumplen con su rutina, y que aunque no aporten cosas nuevas, sacan religiosamente su trabajo adelante y están disponible para solucionar los problemas de la organización. Me he hartado de leer que las organizaciones necesitan soldados, personas que cumplan y que hagan sus tareas sin rechistar. Pero ahí también existe el talento. El gran error de las empresas está en no saber que todos sus trabajadores tienen talento. La dificultad es detectarlo, potenciarlo y sobre todo, darse cuenta de si es necesario o no en la organización.

APRENDIENDO A DISFRUTAR DEL TALENTO

El miedo es una de las emociones que reina en todos los niveles de la empresa. Respecto al talento, uno de los principales temores es que los trabajadores se marchen a la competencia o que dejen al equipo en bragas. Y esa sensación genera desconfianza, malentendidos y en definitiva la obligación de generar cierta pertenencia al trabajador. Sin embargo, lo que se olvida, pese a estar en esta época, es que las personas son las que deciden trabajar y también finalizar sus experiencias laborales. Una empresa no es una cárcel en la que cumplir condena. Por tanto, hay que asumir que cualquier persona puede abandonar en cualquier momento la organización.

El talento se disfruta y se debe aprender de él. Imagina que conoces a tu pareja ideal y no dejas de preocuparte por si se irá. Realmente no estás disfrutando ni aprovechando todos los momentos a su lado. Vives más en una situación negativa que en la realidad. Y claro que esa situación de ruptura puede darse. Pero será aún más dolorosa si no pudiste disfrutar al máximo de esta experiencia por tus temores.

En el entorno laboral puede pasar lo mismo. Por ello, es importante aprender en qué se caracteriza ese talento y potenciarlo al máximo. Tal vez la clave sea aprovechar todo lo que se puede ganar en el día a día. Intentar que el talento deje huella en la organización para que sea adquirido por otros trabajadores. Hay que darle alas al talento en vez de grilletes. Porque puede que de esa forma, elija estar durante mucho más tiempo en nuestra empresa. Y sobre todo escuchar lo que necesita. Puede ser dinero, proyectos, tiempo…; pero más importante aún, no engañarse si la empresa no puede darle lo que busca. Por tanto, no retengáis ese talento y disfrutad de él.

UNA REFLEXIÓN VERANIEGA: EL ENGAÑO DE LOS MENSAJES MOTIVANTES

ext.jpg

Tras unos meses con menos actividad vuelvo a dedicarme de lleno al blog. Muchos de vosotros no lo sabéis, pero he tenido una lesión en mi mano derecha que me ha impedido realizar mi actividad normal a la velocidad que me hubiera gustado. Tendréis artículos y vídeos interesantes en las próximas semanas para seguir mejorando vuestra empleabilidad. Sin embargo, quería compartir con vosotros una reflexión sobre algo que está en boca de muchos: la motivación y la capacidad que tenemos de conseguir aquello por lo que soñamos.

LA MOTIVACIÓN VENDE PERO ES DIFÍCIL DE CONSEGUIR

Cada días que utilizo LinkedIn me lleno de mensajes motivantes, veo gente anunciando sus productos o cursos que te harán cambiar tu vida. Da la sensación de que todo el mundo es capaz de hacer todo, simplemente hay que empoderarse con estos estímulos y tirar para adelante para recoger los frutos. Y muchos viven del cuento, y nunca mejor dicho, a través de libros o experiencias que permiten estimular a las personas a la hora de alcanzar sus sueños. Se vende una sociedad en la que si quieres conseguir algo puedes hacerlo, que solo depende de ti y en la que hay que estar constantemente cambiando y mejorando, aunque no lo necesites.

 Yo estoy totalmente en desacuerdo en todo este mensaje que tantas veces veo a lo largo del día. Si fuera tan fácil tener a la gente motivada, el rendimiento laboral, los proyectos personales, llevar una vida sana o mejorar en un idioma sería muy fácil de conseguir. ¿El problema? Por mucha información externa que recibas, el agente de cambio tienes que ser tú.

LOS ENEMIGOS DE LA MOTIVACIÓN

Desde mi experiencia vital, hay tres principales barreras que te impedirán lograr aquello que te propones: pereza, inversión temporal y la propia realidad en la que vivimos.

¿Podrás vencer la falta de ganas? Qué difícil es conseguir realizar aquellas tareas que no nos gustan, y más cuando no es realmente obligatorio hacerlas. A menos que algo suponga una amenaza directa, por ejemplo tener una reunión o un deadline, no nos ponemos en marcha para conseguirlo.

¿Podrás invertir muchas horas de tu tiempo en lograr lo que quieres? Antes de intentar embarcarte en un proyecto debes analizar si puedes hacerlo. Puede que estés lleno de compromisos que te impidan dedicar el tiempo necesario a conseguir tus propósitos. Además, invertir tiempo en un sueño hará que tengas que renunciar a cosas que te gusten, por tanto debes estar de acuerdo en que te merecerá la pena sacrificar algunas cosas por lograr tus metas.

 ¿Eres capaz de analizar correctamente si eres capaz de lograr tus metas? Algo muy importante que debes saber es que vivimos en una sociedad que no es justa. Esto significa que hay muchísimas barreras que te impedirán, aunque dediques todo el esfuerzo y horas posibles, alcanzar aquello que te propones. La gente es muy exigente y hay factores externos que no podrás controlar. Por ello, es fundamental que sepas detectar si aquello que te propones es realista y alcanzable.

TÚ ERES LA PERSONA QUE TE HARÁ CAMBIAR

Muchos libros y películas sirven para distraerse y no atajar el problema, es como meterse en un mundo en el que creerás que podrás realizar todo lo que te propongas. Mi recomendación es que analices lo que quieres conseguir y vayas fijando pequeñas metas que podrás lograr. No intentes cambiarte radicalmente, intenta descubrir qué cosas positivas y negativas tienes. Si vas a vivir una transformación radical es fundamental que inviertas unas horas en saber quién eres. Él principal enemigo y aliado en este proceso serás tú. Y no hay problema en que seas una persona normal, en que no seas rico o en que no lideres un equipo formado por 20 personas. Es preferible que disfrutes de tu vida y busques los puntos positivos sin anhelar las experiencias de los demás. Solo cambia si lo necesitas, si quieres hacerlo y si con ello conseguirás que tu vida sea una experiencia mucho mejor.

TRABAJO EN VERANO: RECURSOS Y CONSEJOS PARA ENCONTRAR TRABAJO

El verano está a la vuelta de la esquina y mientras algun@s descuentan los días para descansar, otros se preparan para trabajar. Si eres de los que buscan trabajo para verano, os damos unos consejos.

España es uno de los destinos favoritos de los turistas y las previsiones de empleo son positivas para el periodo estival del 2016. Concretamente, se estima que se crearán más de 480.000 nuevos contratos temporales respecto al año anterior en el sector servicios (hostelería y turismo sobretodo), suponiendo un total de 1,2 millones de contratos (temporales y fijos-discontinuos sobretodo) los que se firmarán en este periodo aproximadamente, tal y como indica Randstad, la firma especializada en RRHH.

La mala noticia es que es temporal y por lo tanto, tras el verano, el mercado laboral volverá a reflejar una bajada porcentual en la población ocupada. La buena es que son puestos que no exigen alta cualificación y nos permitirá optar a nuestra primera experiencia en el mercado laboral si eres joven, conocer nuevos sectores laborales si quieres explorar nuevos campos, continuar en movimiento si estabas parad@ y, por supuesto, generar ingresos económicos.

Captura de pantalla 2016-06-19 a las 22.10.38

Dicho esto, vamos a por los consejos:

  1. Reflexiona:Piensa bien en qué trabajos podrías encajar mejor o te resultaría más confortable personal o profesionalmente.¿Hostelería? ¿hoteles? ¿reponedor/a? ¿cajera/o? ¿jardinería? ¿monitor/a de tiempo libre? ¿profesor particular? ¿socorrista? ¿músico? ¿trabajo en el campo? Piensa bien qué es lo que más fructífero sería para tí.
  1. Elabora una estrategia de búsqueda de empleo:Como siempre,redacta tu CV adaptado al puesto al que optes, destacando y enfatizando en esa formación / funciones / competencias que tengas o sepas desempeñar y busca en portales de empleo o reparte CV personalmente (muchas empresas por protección de datos no lo aceptarán, pero en otras, sobretodo PYMEs, puede ser tu mejor aliado). Otro consejo que versa en la misma dirección de este punto es que vigiles tu marca personal en redes sociales; piensa que la gran mayoría de los trabajos son de cara al cliente y ninguna empresa contratará a nadie que pueda dañar la imagen de su empresa (razones aquí).
  1. Haz un seguimiento a tus búsquedas:Tras cada CV que entregues,anota el sitio donde lo entregaste; puede ser otro gran aliado para mostrar tu motivación por la empresa que te gustaría ocupar.
  1. Prepara tu entrevista:Os dejamos un vídeo y tres links para que podáis hacerlo eficazmente:

– Preparación de entrevista personal  (Vol.I): https://goo.gl/tSMqhf

-Preparación de entrevista personal (Vol.II): https://goo.gl/lCTuNn

– Preparación de entrevista telefónica: https://goo.gl/9YGX8V

Y hasta aquí van mis consejos para encontrar trabajo. Pero, ¿todo queda aquí? No, ahora os daré unos consejos para buscar trabajo desde casa a golpe de «click» (pero insisto, repartir CVs manualmente siempre es un buen aliado). Veamos algunos sitios ideales para la búsqueda de empleo:

– Portales de Empleo Generalistas: Aquí, tendrás que registrar tu usuario, subir tu información académica y profesional y comenzar tus búsquedas. Las palabras claves, tanto para la búsqueda como para la redacción del CV, SIEMPRE son útiles:

Generalistas

– Portales de empleo especializados:  Aquí, al igual que en el anterior apartado, tendrás que registrar tu usuario, subir tu información académica y profesional y comenzar tus búsquedas. Las palabras claves, tanto para la búsqueda como para la redacción del CV, SIEMPRE son útiles:

Especializados

– ETTs: Las ETTs siempre son un gran recurso para encontrar empleo, dado que es un medio de acceso fácil (y barato en muchas ocasiones) para las empresas. Las principales y más conocidas son Manpower, Adecco o Ranstad. No obstante, muchas veces, dada la popularidad que tienen, reciben muchas candidaturas. Por ello, os dejamos con un directorio para encontrar por Comunidad Autónoma y Ciudades de forma más aproximada.

http://www.portalett.com/

– Servicio de Empleo Público Español (antiguo INEM): Este es otro gran recurso que, muchas veces por desconfianza de la población, se obvia pero que tiene buenos resultados. Aquí tenéis una guía sobre el empleo en verano:

http://www.sepe.es/contenidos/que_es_el_sepe/publicaciones/pdf/pdf_empleo/trabajar_verano.pdf

¿Aceptas un último consejo? Entrena tus aptitudes y tus actitudes. Sé positivo, no tires la toalla y prepara tus entrevistas de trabajo. Trabaja tu marca y véndete como si fueses el mejor candidato del mundo. Y si no sale nada, EVITA LA FRUSTRACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE TRABAJO Y SÉ PERSISTENTE.

Mucha suerte y gracias por tu lectura. No dudes en compartir o recomendar a tus contactos si te gustó.

#MejorandoMiÉxitoLaboral

NO TE CONVIERTAS EN UN CRÍTICO DE EMPRESAS EN TUS ENTREVISTAS DE TRABAJO

rating-24184_960_720

Hace unos años trabajé en una consultora sobre la que se podría hacer una serie de terror. Tal eran las locuras que allí pasaban, que cuando empecé a buscar trabajo tenía reales dificultades en contar lo que había vivido. Mis sentimientos hacia esa compañía, hacían que quisiera criticar la mala gestión que viví y la gran cantidad de problemas que sucedieron durante mi beca. Sin embargo, intenté darle la mayor normalidad posible a todo lo acontecido y saqué lo más positivo de aquella experiencia. Eso me hizo conseguir un trabajo en muy poco tiempo.

Algo preocupante, es que he entrevistado a muchos candidatos que han criticado con dureza sus anteriores empresas, e incluso se han desahogado durante la entrevista. En los siguientes párrafos quiero compartir una serie de técnicas que te ayudarán a no caer en este gran error.

TODOS CRITICAMOS PERO…

Todos emitimos juicios, tanto positivos como negativos, acerca de la realidad que nos rodea. Puede que hablemos de un amigo, de nuestra pareja o de un suceso determinado. Dar nuestra opinión nos gusta y nos puede causar hasta una sensación de liberación.

Cuando estamos sufriendo una mala experiencia, y en este ejemplo quiero focalizarme en el ámbito laboral, puede que nos expongamos numerosas veces al foco negativo. No es lo mismo que no nos guste jugar al golf, a que tengamos que hacerlo obligatoriamente de lunes a viernes 8 horas al día.

Estar incómodo en una experiencia laboral puede generar mucha más energía negativa que haga que necesitemos desahogarnos de alguna manera. Blasfemar sobre el bajo salario que ganamos, o acordarnos de la familia de un mal jefe, son algunas de las estrategias que seguimos para sentirnos mejor. Pero hacer esto en la entrevista hará que seas descartado aun siendo el candidato ideal.

ENTIENDE EL ROL DEL ENTREVISTADOR

Un entrevistador no es ni un amigo, ni un psicólogo ni una persona que te ayudará a solucionar un problema. Mi trabajo es conocer lo mejor posible al candidato para ver si encaja o no en el puesto que estoy cubriendo. Si una persona habla excesivamente mal de su empresa, aun llevando toda la razón, lo único que consigue es perder su profesionalidad. Además, también está lanzado un mensaje de que se comportará de una manera similar si no está a gusto en su nueva empresa. En esta entrada podrás leer más sobre el rol del entrevistador

DALE UN ENFOQUE DISTINTO A LA SITUACIÓN

thumb-1429327_960_720

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay situaciones lamentables en el mundo laboral y que son denunciables e injustas. Sin embargo, en una entrevista no debes enfocar toda la negatividad de lo que has vivido.

Lógicamente, te preguntarán por qué quieres cambiar de trabajo (en el caso de que estés empleado) o los motivos de que finalizases tu última experiencia laboral. Incluso pueden preguntarte algunos de los elementos que no te gustasen en tus anteriores empleos. Lo que quiero decirte con esto, es que es muy probable que tengas que sacar algún elemento negativo a la luz durante la entrevista.

Si estás tensionado y te encuentras mal, probablemente magnifiques la información dando todo tipo de detalles que no te harán ser mejor valorado. Por ello, antes de hacer la entrevista te invito a que reflexiones 5 minutos sobre cómo puedes contar la historia sin que suene tan negativa.

Hay que tratar el problema con normalidad e intentar extrapolarlo. Además, una herramienta muy positiva es sacar el punto positivo de la historia. Por ejemplo, si el motivo de cambiar de empresa fuese el ambiente de competitividad del departamento, podrías indicar que esta experiencia te ha permitido valorar más el trabajo en equipo y que te esforzarás por hacerlo aún mejor en el futuro por la importancia que tiene.

BUSCA UN APOYO ANTES DE HACER LA ENTREVISTA

exchange-of-ideas-796139_960_720

Es fundamental que si estás viviendo un mal momento laboral, puedas desahogarte con alguien de confianza antes de explicar tu situación en la entrevista. Ya no solo por la opinión de la otra persona, sino porque podrás escucharte y analizar mejor por lo estás pasando. Si no lo haces, sería como hacer un triatlón y no haber tenido una buena preparación en las dos semanas anteriores. El estado emocional que tengas en el momento de hacer la entrevista, será sin duda una de las claves que te ayudará, o dificultará, el que seas seleccionado. Además, es muy recomendable que no sea la entrevista el primer lugar en el que cuentes lo que has pasado.

La moraleja de esta entrada es que lo importante no es lo que digas, sino cómo lo digas. Por ello, céntrate en lo positivo de cada experiencia, no lo enfoques desde el plano personal entrando en el detalle y no critiques duramente las empresas o compañeros con los que has trabajado.

TRES PASOS FUNDAMENTALES QUE TIENES QUE DAR SI ESTÁS DESEMPLEADO

apple-1216853_960_720

No tener trabajo supone una gran cantidad de elementos negativos con los que hay que combatir día a día. Yo los he experimentado y será muy probable que vuelva a hacerlo en algún momento de mi vida laboral. Saber afrontar esta situación no es fácil, ya que supone una ruptura de la rutina y también la constante comparación con todo aquel que tiene trabajo. La incertidumbre es el peor enemigo, pues nunca sabrás cuándo llegará el momento en el que te puedas reincorporar al mundo laboral. ¿Qué hacer?, en esta entrada te doy tres consejos que serán útiles para enfrentarte lo mejor posible al desempleo.

BUSCA TRABAJO PERO NO INVIERTAS  TODO TU DÍA EN ELLO

Invertir más de cuatro horas diarias en buscar trabajo no es algo positivo. La primera razón se basa en que no es una actividad que te haga sentirte bien, hacerlo no es divertido y resulta una tarea muy monótona. Además, tendrás que gestionar tu sensación de rechazo y frustración al ver muchas candidaturas descartadas. Entre tantos portales de empleo, LinkedIn y enviar CVs puede que acabes con la cabeza como un bombo. Es obligatorio invertir tu tiempo en la búsqueda pero también tienes que hacerlo en otras cosas.

Desde mi experiencia laboral, los mejores momentos para buscar trabajo son:

  • De 8:30 a 9:30.
  • De 13:00 a 14:00.
  • De 18:00 a 20:00.

Son las horas en las que es más probable que encuentres publicadas nuevas ofertas y que te hagan posicionarte mejor dentro de ellas. Además, se relacionan con las horas en las que los técnicos de RRHH tenemos más actividad. No tiene sentido que envíes CVs y apliques a las ofertas de empleo durante altas horas de la noche.

CREA UNA RUTINA EN LA QUE POTENCIES TUS HABILIDADES

Lo único que te impide aprovechar el tiempo lo máximo posible eres tú y tu estado de ánimo. Psicológicamente puedes estar destrozado e incluso puede que te llegues a perder horas y horas sin hacer nada. Aquí tienes que sacar toda la motivación y fuerza que tengas para cambiar el ciclo de tus emociones. Tienes todo el día por delante y debes aprovechar el tiempo haciendo cosas productivas. Para ello, puedes construir un horario en el que incluyas tareas a realizar. Dentro de las que te recomiendo, estarían potenciar el inglés, Excel o hacer deporte. Sin embargo, en función de los requisitos que veas en las ofertas de empleo, sería interesante que dedicases tu tiempo a los que dominas menos. Es obligatorio que lleves un control del horario. Compra una agenda y tenla visible para recordar las tareas que tienes que realizar. Cuantos más días repitas tu rutina menos te costará seguir llevándola a cabo. ¿Cuántas horas dedicar? Entre 3-4 dependiendo de cuántas inviertas a la hora de buscar trabajo. Es decir, debes dedicar un total de 8 horas entre estas dos actividades.

PERMÍTETE DISFRUTAR

Dependiendo de tu forma de ser, podrás castigarte más o menos por la situación que estás atravesando. Esto no solo te afectará anímicamente sino que también lo hará en tu entorno más cercano, siendo tu familia, amigos y pareja los que sufrirán las consecuencias. Es cierto que has podido cometer errores pero eso no significa que no debas disfrutar de la vida. Te doy la razón en que muchos planes podrán suponer una carga si tienen un coste económico. Pero puedes hacer una gran cantidad de cosas en las que no tengas que gastar ni un euro. Para hacerlo debes también aceptar la situación que estás viviendo y apoyarte en la gente que te quiere. Retoma tus hobbies y busca experiencias que te hagan sentir bien. No todo es negativo, y te sorprendería el gran poder que tienes para poder sentirte mejor.

No dudes en compartir en los comentarios algún consejo que te fuera muy útil en los momentos en los que estuviste desempleado. Te mando mucho ánimo si estás viviendo esta situación y no dudes en navegar por el blog para mejorar tu empleabilidad.

CÓMO EVITAR LA FRUSTRACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Como manejar la frustración al buscar trabajo

Como muchos de vosotros ya sabréis, la búsqueda de empleo no es camino fácil de emprender. De hecho, es un camino difícil donde tienes que tomar numerosas decisiones para lograr alcanzar tu objetivo: un puesto de trabajo que se adecue a tus necesidades e intereses.

Este camino, en función de cada uno de nosotros, puede ser más corto o prolongado, con o sin obstáculos, en línea recta o con curvas, pudiendo incluso parecer un camino tan sumamente largo y complejo que no nos permita ver la luz del final (nuestra recompensa) y terminemos frustrándonos y «tirando la toalla«. Pero de antemano, poner de relieve que no es imposible, aunque lo parezca. ¿Aceptas un consejo? Párate a reflexionar y pon los pies sobre la tierra. Tan importante es tener un buen CV como gestionar toda la negatividad que produce la búsqueda de empleo.

Pensamientos del tipo «llevo mucho tiempo (días, meses, años…) buscando trabajo y no me sale nada», «no valgo para nada», «es imposible encontrar trabajo», «a mis años no voy a encontrar trabajo», «todo me sale mal», y un largo sin fin de frases que continúan por esa línea, llevan a un mismo lugar: LA FRUSTRACIÓN.

1. ¿QUÉ ES LA FRUSTRACIÓN?

No encuentro trabajo

La frustración es un síndrome que afecta en mayor o menor escala a los sentimientos de un individuo, como consecuencia de no poder alcanzar un propósito, meta, expectativa o cometido, viendo sus intentos truncados y no satisfechos. Este síndrome, además, puede dar lugar a problemas psicológicos de tal magnitud que termine por volverse algo patológico, y en definitiva, requiriendo la ayuda de profesionales para tratarlo. Muchas pueden ser las manifestaciones de nuestra personalidad fruto de este sentimiento. Concretamente, y en términos generales, las manifestaciones son 3:

  • LA AGRESIÓN: Este mecanismo de respuesta implica la agresión a ti mismo o a terceros, física o verbalmente, directa o indirectamente. Aflora mediante la irritación de nuestra personalidad y en definitiva, es el mecanismo de respuesta menos apropiado e inválido, ya que no solo no contribuye a la desaparición de esa aptitud, sino que además la retroalimenta.
  • LA HUÍDA: En psicología, como alude su nombre, se describe como aquel mecanismo que consiste en huir de esa situación que tanto nos ahoga o angustia. En la búsqueda de trabajo sería aquello a lo que popularmente se conoce como «tirar la toalla», y es el mecanismo que no debes de elegir, dado que no te ayudará a encontrar la salida, sino al contrario, a hundirte más en el abismo, a desistir en la búsqueda de empleo.
  • LA SUSTITUCIÓN: Este es el mejor de los mecanismos que puedes adoptar para dar respuesta a esa situación negativa. ¿Por qué? Porque tratarás de sustituir esa sensación mediante otras alternativas; por otros caminos que logren rebasar los obstáculos que has encontrado.

Si en algún momento has estado frustrado o es así como actualmente te ves, probablemente te sentirás identificado con alguno de los tres puntos que acabamos de mencionar. Sin embargo, no debes de confundir el tercero de los mecanismos de respuesta (la sustitución). De nada valdrá que sustituyas la búsqueda de empleo por otras acciones o actividades, porque lo que verdaderamente harás, no será otra cosa distinta que cambiar de objetivos o de metas. Lo que te recomendamos desde «Mejora Tu Éxito Laboral» es que cambies o sustituyas tu forma de pensar por pensamientos más positivos y esperanzadores y a la vez, te recomendamos que cambies o modifiques los métodos de búsqueda de empleo que venías utilizando hasta la fecha.

2. CONSEJOS PARA EVITAR LA FRUSTRACIÓN

cómo encontrar trabajo

1. CREA UN PLAN DE BÚSQUEDA DE EMPLEO: Esta herramienta puede parecer inútil. Sin embargo, es muy útil dado que nos ayuda a tomar conciencia sobre nosotros mismos y sobre nuestro propio entorno. Nos dice «dónde estamos», «dónde queremos ir» y «qué debemos hacer». Os damos los ingredientes:

  • Haz un análisis del mercado laboral y concretamente de tu sector: A la hora de buscar trabajo, es importante conocer la situación en la que se encuentra el sector en el que has trabajado anteriormente. Así, conocerás qué nivel de empleabilidad tiene y qué requisitos debieras tener para volver a entrar en contacto con el mismo. Es decir, quizás es un sector que está (entrando) en decadencia o está sobresaturado con una alta ocupación y debas buscar otras alternativas como la de renovar conocimientos o reinventarte hacia otros campos.
  • Conócete a ti mismo: En primer lugar, sácale el partido a tus conocimientos y a tu experiencia profesional. Pregúntate a ti mismo qué hacías en tu día a día con cada tarea que te asignaron en cada uno de los puestos que has ocupado. Después, plásmalo en tu CV incluyendo todas las tareas, competencias, habilidades y destrezas desarrolladas en el pasado. En segundo lugar, en tiempos de inactividad laboral, ocupa tus tiempos libres tratando de abarcar más conocimientos de dicho sector. Será un aspecto que dirá mucho sobre tu rigor profesional y por su puesto, será valorado positivamente.
  • Conoce tus recursos y herramientas: Es hora de revisar tus cartas de presentación y tus CV y ver si merecen alguna reestructuración de contenidos; busca un nuevo enfoque y trata de destacar lo que mejor sabes hacer; véndete bien. No olvides personalizarlos y adaptarlos a cada oferta de empleo; los requisitos y competencias pueden ser distintos para cada uno de los puestos que quieras ocupar. Recuerda que uno de los aspectos más importantes es lograr concertar una entrevista personal con el profesional de Recursos Humanos y una vez estés dentro de un proceso de selección, sácale partido a tu perfil; demuestra lo que de verdad sabes hacer (conoce cómo debes de venderte en una entrevista de trabajo AQUÍ).
  • Googleate: ¿Eres visible en Internet o en alguna Red Social? Aparecer en Internet, nunca es malo, siempre y cuando sea por aspectos profesionales. Si no es así, trata de que esos contenidos desaparezcan, puesto que el Reclutamiento 2.0 se encargará de valorar tu reputación on-line. Es por ello que te aconsejamos estar presente en Redes Sociales, al menos en las Profesionales, como por ejemplo LinkedIn, donde deberás mantener tu perfil actualizado y con todos los contenidos detallados. Recuerda que será tu aliado para construir tu marca personal.
  • Haz un ranking de las empresas de las que te gustaría formar parte: te será de gran ayuda, dado que a la hora de trazar una meta en la búsqueda de empleo, no solo valen las ganas de trabajar sino que también cuenta cómo te visiones a ti mismo en el futuro. Querer es poder.
  • Sé constante: si no obtienes resultados positivos, sigue intentándolo y/o repasa los pasos anteriores que os hemos marcado. Recuerda que «nunca llueve a gusto de nadie», que «quien no arriesga no gana» y que «lo importante no es caer sino levantarse».

2. LA APTITUD TAMBIÉN CUENTA: La aptitud es otro de los ingredientes estrella para encontrar empleo. ¿Por qué? Porque debemos de estar motivados para la búsqueda de empleo, y debemos de estar preparados para cualquier desencadenante, bien sea positivo o negativo. Concretamente deberás luchar contra tu frustración de la siguiente manera:

  • Aísla tus creencias negativas o terminarás por hundirte: Como hemos comentado anteriormente, el ser humano, por naturaleza, tiende a castigarse así mismo y no es capaz de ver más allá. Márcate pequeñas metas para alcanzar tus objetivos.
  • No consideres que estar desempleado es un tema tabú:  Tampoco se trata de difundirlo abiertamente. Pero si que es importante pensar que hay otros muchos que se encuentran en tu misma situación y que por ello, tu no puedes ser menos que ellos. Trátalo con tu círculo de contactos más próximo, pues ellos pueden echarte una mano en la búsqueda de empleo, recomendarte a otras empresas y sobretodo, darte el apoyo que necesitas; la confianza de tu entorno más cercano. De lo contrario, lo que conseguirás es generar pensamientos tóxicos y negativos.
  • No encuentro salida, no soy nadie: La hay, eres alguien, eres tú mismo, quiérete. Afortunadamente, la búsqueda de empleo no es uno de esos aspectos en los que la vida no te da otra alternativa. Si no logras encontrar la salida por tus propios medios, ponte en manos de profesionales de coaching laboral para que te acompañe en este arduo camino, porque déjame que te recuerde una vez más que si hay salida. ÁNIMO, TÚ PUEDES 🙂

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para vosotros, nuestros lectores. Os recomendamos también que leáis los siguientes artículos que detallamos a continuación; son los siguientes pasos que debes de dar para lograr que tu búsqueda de empleo sea eficiente. Un saludo.

MEJORA EN TU ESTILO DE COMUNICACIÓN DURANTE TUS ENTREVISTAS: LAS MÁXIMAS DE GRICE

discurso-rey

Estoy seguro de que muchos habréis visto la aclamada película El discurso del rey. Si no lo habéis hecho, os recomiendo que disfrutéis durante unos minutos de este film. Sin desvelaros el argumento, es un buen ejemplo para ver la importancia que tiene la comunicación. Sin duda alguna,  es uno de los aspectos que marcarán tu éxito en cualquier entrevista de trabajo. Puedes ser el mejor candidato para un puesto, pero si no sabes comunicar bien tu experiencia, con mucha probabilidad estarás descartado. Cada uno comunicamos de una manera distinta, pero quiero compartir contigo las máximas de Grice adaptadas al contexto de la búsqueda de trabajo.

Máxima de Verdad: No intentes engañar a tus entrevistadores.

verdad

No te recomiendo que veas las entrevistas como partidas de poker, los faroles pueden resultar muy perjudiciales para tu futuro. Siempre digo que la confianza es algo que cuesta mucho de forjar pero que se rompe ante cualquier pequeño acto. Y más aun cuando tienes entre 15-30 minutos para ganarte la confianza del entrevistador. Por ello, es importante que no digas aquello que creas que es falso ni aquello para lo que no tengas pruebas que lo corroboren. Es importante ceñirse a todo lo que puedas demostrar con hechos.

Máxima de información: No aburras ni dejes confuso al entrevistador

aburrimiento

He conocido a muchísimos candidatos con buen perfil que perdían todas sus opciones por la manera que tenían de relatar su experiencia. El tiempo dedicado a responder las preguntas es un aspecto muy crítico, pues ni es bueno decir poco ni extenderse muchísimo tiempo comentando todos los detalles. La mayoría de preguntas que pueden hacerte en una entrevista las sabes, por lo que te recomiendo que te grabes y escuches para saber cómo las respondes. Personalmente, si ante la pregunta, ¿podrías decirme qué sabes de nuestra empresa? tardas en contestar 10 minutos, muy probablemente me aburrirás. Marca bien el tiempo de tus respuestas y responde exactamente a lo que te pregutan.

Máxima de relevancia: Deja de irte por las ramas

 

irse por las ramas 3

Cuando analizo en cómo me comunico cuando estoy hablando con mis amigos, pienso que a veces soy como un árbol. Empiezo por un tema y de repente salto a otro, y luego vuelvo a ese mismo tema. Sería como si en vez de focalizarme en una rama (un tema) saltara a otra (otro tema) y a otra, haciendo que la persona que escucha pudiera dejar de seguir el hilo. En las entrevistas de trabajo la clave es focalizar la respuesta. Para poder hacerlo, el primer paso es saber escuchar y entender bien la pregunta. Si no entiendes la pregunta, o bien por los nervios o porque esté mal formulada por el entrevistador, es preferible que antes de empezar a responder digas «¿con esta pregunta te refieres a…?» y ya empieces con seguridad tu discurso sobre lo que vas a decir. Di todas las cosas que sean relevantes para el puesto y omite las que no lo sean, no entres en historias personales, sensaciones o abordar todas las funciones que hiciste. Saber concretar y mostrar lo relevante es una habilidad muy buena y valorada en cualquier contexto. Pero para ello deberás saber escuchar bien la pregunta.

Máxima de claridad: Que tu discurso no oscurezca la mente del entrevistador

Facepalm

Para mi, esta sería la máxima más difícil de alcanzar. Ser claro se relaciona con elementos como evitar la ambigüedad, el uso de expresiones entendibles y también el orden de tus palabras. Una recomendación, es que en la primera fase no te bases en demostrar toda tu experiencia técnica. Con mucha probabilidad, la persona que conozcas (el técnico de RRHH) no tenga un nivel tan alto de conocimientos como el tuyo. Yo sé qué tienen que hacer los perfiles que busco, pero la gran mayoría de las funciones sobre las que pregunto no las he realizado, por lo que es imposible que tenga el mismo grado de conocimiento que tienen los candidatos que conozco. Di palabras claves pero ten en cuenta que si te comunicas utilizando tu jerga habitual entonces será difícil que la otra persona te entienda. El orden también es fundamental para no hacer que el entrevistador pierda el hilo de tu discurso.

Y recuerda, cuanto más claro comuniques menos dudas tendrá el entrevistador de que tú eres el candidato a seleccionar en el puesto.

ANTES DE CAMBIAR DE TRABAJO… RESPIRA, REFLEXIONA Y ELIGE CORRECTAMENTE

Ira

Recuerdo los momentos en los que no me encontraba a gusto en alguna de mis experiencias laborales. Sobre todo, esos malos días en los que te planteas hasta dejar el puesto sin otro empleo. Ese cúmulo de sensaciones, me llevaban a aplicar a muchas ofertas con el fin de encontrar un nuevo rumbo en mi experiencia laboral. Sentía una especie de presión en mi tripa que me hacía verme como un pájaro encerrado en una jaula cada vez más pequeña. Dormía peor, estaba más irritable y me planteaba si la situación cambiaría algún día. Con mucha probabilidad, cogería la primera oferta que me hicieran. Pero, ¿era eso lo más correcto?

Este ejemplo personal se vincula al de muchos otros trabajadores cuándo se encuentran trabajando sin estar a gusto. Los motivos pueden ser varios:  malos responsables, una gran carga de trabajo, o una gran distancia entre la empresa y la vivienda. Sin embargo, un cambio de empleo es una elección muy compleja. Hay que meditar y saber gestionar correctamente esta decisión. En las siguientes líneas encontrarás algunos consejos que te podrán ayudar a gestionar el proceso.

1º RESPIRA

La calma es fundamental para tomar una decisión correcta. Si las emociones negativas te consumen, entonces no conseguirás dar el cambio más acertado. Esa frustración te hará agarrarte a la primera opción que se te pase por la mente, sin pensar realmente si merece o no la pena. Por ello, es bueno que te alejes de esas sensaciones negativas antes de decidir qué rumbo proseguir. Tampoco te recomiendo un exceso de alegría. Simplemente que te encuentres en un estado neutro en el que puedas ver las cosas con el mayor grado de objetividad posible.

2º REFLEXIONA

Puedes hacer este paso de muchas formas. A continuación, te recomendaré una técnica que te podrá ayudar a visualizar mejor tu situación actual y a cuál te quieres dirigir. El objetivo es reflexionar y que puedas tomar consciencia de una forma original y divertida (esta técnica la aplico en mis sesiones de Coaching).

MATERIAL:

  • Dos cartulinas
  • Possits de Colores
  • Bolígrafos/Rotuladores

INSTRUCCIONES:

Utiliza una de las cartulinas para exponer sobre ella cómo te encuentras en tu trabajo actual. Puedes poner como título «TRABAJO ACTUAL». Debes utilizar al menos 3 possits de colores (como mínimo) para representar distintos elementos sobre tu trabajo. Elige un color que te haga sentir bien para representar elementos positivos. Elige un color que no te guste para representar elementos negativos. Y por último, utiliza otro possit de un color diferente para indicar, al menos, 3 cosas que aportas al trabajo y otras 3 que el trabajo te aporte. A continuación, puedes ver el siguiente ejemplo (puedes hacer tantas variantes como estimes oportuno):

prueba

A continuación, debes realizar el mismo proceso con la otra cartulina, la cual se relaciona con tu futuro trabajo. En el color que te haga sentir bien, indica los aspectos positivos que te gustaría que tuviera esta nueva etapa. Por otro lado, en el color que no te guste, indica los elementos negativos que no te gustaría encontrar. Por último, señala qué te gustaría aportar y qué te gustaría que te aportara esta nueva experiencia laboral.

prueba 2

3º ELIGE CORRECTAMENTE

El objetivo del ejercicio anterior era que pudieras tomar conciencia de aquello que piensas y sientes sobre tu experiencia actual. Además, el proyectar el posible trabajo en el que te gustaría estar servirá para que focalices tu búsqueda en aquellos procesos que realmente te interesen.

Es importante no elegir la primera opción, trabajar tiene una serie de beneficios que debes gestionar correctamente antes de dar un cambio hacia lo desconocido. Las entrevistas de trabajo pueden llevar a numerosas equivocaciones, ya que lo que recibes es una serie de inputs sobre cómo se desarrollará tu trabajo. Es fundamental que plantees preguntas sobre los aspectos que indicaste en la cartulina, ya que dicha información te servirá para decidir correctamente.

Por ello, antes de cambiar de trabajo, respira, reflexiona y elige correctamente.

¿Tuviste una mala experiencia por cambiar de trabajo de manera precipitada? No dudes en compartirla en los comentarios.

¿CÓMO SUPERAR EL RECHAZO?

images (1)

Saber y aplicar la respuesta a esta pregunta servirá para que puedas tener más efectividad a la hora de encontrar trabajo, y también a disfrutar de cualquier experiencia que brinde la vida. Y no es una labor sencilla ni que se consiga de un día a otro.

Diariamente nos exponemos a muchas situaciones en las podemos ser rechazados. Que no quiera conocernos la persona que nos gusta, que no cuenten con nosotros para realizar una determinada actividad o que nos nieguen la posibilidad de desarrollar un nuevo proyecto en el puesto de trabajo son algunos de los ejemplos. Y esta sensación es algo que cualquier persona, en mayor o menor medida, vivirá en algún momento de su vida.

CUANDO TE RECHAZAN

images

Estás muy interesado en un proyecto de trabajo, has acudido a un par de entrevistas y tienes muchas ganas de entrar. Pensar en la posible decisión te hace sentir algo en el estómago. Esos nervios alteran tu tranquilidad. Sobre todo esa sensación de no saber qué va a pasar unida a que tú no tienes la capacidad de elegirte. De repente, te comunican que no eres la persona seleccionada. Al principio lo aceptas, pero empiezas a vivir esa decisión con cierta frustración. Según pasan las horas, una oleada de pensamientos empiezan a golpear tu autoestima. Quieres encontrar una explicación que probablemente atente contra algo de ti: tu manera de expresarte, tu imagen, tu formación, algo de tu forma de ser…; Puede incluso que repitas una y otra vez esa sensación negativa y que sea tan intensa por momentos que haga que te olvides de seguir probando y arriesgándote a inscribirte en nuevas ofertas.

Puede que con más o menos intensidad te sientas identificado con el párrafo anterior. Y es que a nadie le gusta ser rechazado ante algo que anhela. El problema se basa en que necesitamos encontrar una explicación que nos permita entender la decisión. Pero lo importante es gestionarla y aceptarla.

APRENDIENDO A GESTIONAR EL RECHAZO

Creo, y esto es muy personal, que nunca seremos capaces de no vernos afectados ante los rechazos. Podremos llevarlos de una manera mejor o peor, pero en un primer momento aparecen una serie de elementos negativos a los que tenemos que enfrentarnos. Tal vez el conocer los motivos nos ayude, pero también depende de la situación. No es tanto el tener una explicación sino el no vernos muy afectados por la misma. Y esto es tan subjetivo que depende de cada uno. A continuación, pondré una situación bastante común y la manera que han tenido personas que he conocido de gestionarla:

Situación: Un chico es rechazado por la chica que le gusta. Él le pregunta el motivo. Ella le responde que no le gusta físicamente.

Posibles respuestas ante el rechazo:

  • El chico se siente mal y piensa que es feo. Además, piensa que volverá a ser rechazado si se lanza a una chica.
  • El chico se siente mal, pero piensa que la atracción física es subjetiva y que no ha tenido suerte.
  • El chico decide apuntarse a un gimnasio debido a que cree que así podrá gustarle a la chica.
  • Aunque no era la respuesta que esperaba, se siente orgulloso de haberlo intentado.

Sé que estos ejemplos no presentan mucha complejidad, pero lo importante es saber que cada persona actúa ante el rechazo de una manera distinta. ¿Qué es lo importante? Que descubras tú la tuya.

EL MODELO DE ATRIBUCIÓN DEL RECHAZO

A través de este enlace podrás saber más de lo que te comentaré a continuación. En la carrera de psicología, aprendí una teoría que permitía atribuir la conducta a dos causas posibles:

  • Causas internas (rasgos de personalidad, inteligencia, motivación, etc.,)
  • Causas externas (suerte, situación, acciones de terceras personas…).

No es lo mismo haber sido seleccionados en un proyecto de trabajo por haber pasado una entrevista y una serie de pruebas técnicas, que serlo debido a que el presidente de la empresa es nuestro tío.  No nos deberíamos sentir tan realizados en el segundo ejemplo (causas externas) a si lo hubiéramos conseguido por nuestros propios medios (causas internas).

En términos del fracaso pasa algo parecido, dependiendo de las causas a las que lo atribuyamos, podremos reforzar en mayor o menor medida nuestra autoestima. Y aquí también depende de cada uno, pero algo muy importante es identificar qué acciones debemos llevar a cabo para tener más éxito en futuras ocasiones.

Y EL SECRETO PERFECTO PARA SUPERAR EL RECHAZO ES…

images (2)

Pues lamentablemente no existe, ya que las sensaciones que causa el rechazo son muy personales y cada situación es un mundo. Por tanto, es bueno identificar qué te sirve a ti. Algunos consejos pueden ser el recordar situaciones de éxito que te ayuden a eliminar la creencia de que siempre serás rechazado. Por otro lado, también el darle valor al haberte atrevido a intentarlo, y también tener confianza en ti mismo. Podrás leer mucho en Internet, en libros y escuchar consejos de personas a las que quieres. Y mi opinión es que en la vida a veces se gana y  a veces se pierde. Hay que disfrutar de los éxitos sin creérselos demasiado y superar el rechazo sin hundirse en el intento. Sin rechazo no valoraríamos la aceptación. De todo se aprende, lo importante es aceptarlo y después gestionarlo. Un rechazo puede ser un gran aprendizaje, pero si sabes la manera de que no te afecte entonces no dudes en ponerte en contacto conmigo.

EL SECRETO DE DAR CONFIANZA PLENA

Aunque tengo muy poca experiencia laboral sí que he podido pasar por buenos y malos momentos en mis distintos trabajos. Todos ellos me han servido para seguir mejorando y puliendo mis fallos. Todavía no he tenido la suerte de poder gestionar un equipo, y es algo que espero hacer en los próximos años. Y cuando llegue ese momento pondré en práctica algo que he vivido por parte de los mejores profesionales con los que he trabajado: el saber que tenía su total confianza para desarrollar mi trabajo.

EL ENGAÑO DEL ERROR

error_z0my4n

En todo proceso de aprendizaje deben existir errores que permitan pulir aquello que estamos intentando desarrollar. Sin embargo, en el plano laboral, los errores se van sumando como gotas en un vaso de agua. En vez de normalizarse, lo que hacen es acumularse hasta un punto en el que pueden desbordarse. ¿Qué pasa a continuación? Una situación tensa para la persona que los ha cometido e incluso su posible despido.

¿Qué hay que hacer entonces? Los errores tienen que gestionarse de una manera correcta. Lo importante es detectar el error y ver qué ha ocurrido. Ser consciente de donde ha venido el fallo e intentar poner mayor atención para no volver a cometerlo. Debes ser un facilitador para el aprendizaje de tus empleados, y si no toleras bien los errores difícilmente llegarás a serlo. Un error es una oportunidad de mejora para la persona que lo ha realizado. Es importante que sepa el motivo de haberlo cometido y los recursos que necesita para no volver a hacerlo.

MANERAS INCORRECTAS DE GESTIONAR EL ERROR

images

Todos fallamos, pero si pensamos que vamos a equivocarnos entonces nos equivocaremos con más frecuencia. Si tu responsable o compañeros te recriminan los errores entonces puede que consigan disminuir tu confianza y ocasionar que tengas más probabilidades de fallar. Si alguien comete un error, no lo trates en público para que los demás sean conscientes del mismo. Mi consejo es que lo comentes en un despacho o en un momento en el que la persona se encuentre sola. A nadie nos gusta fallar, pero menos que nos llamen la atención delante de personas que no tienen nada que ver con nuestro trabajo.

Enfados, gritos y malas caras harán sentir peor al trabajador y con esas conductas solo conseguirás que la persona disminuya más y más su confianza. En vez de ayudar probablemente entorpezcas su desarrollo. Lo mismo ocurre con dejar de dar trabajo a las personas que no realizan bien su tarea. Si consigues que un trabajador se sienta como un inútil, entonces actuará como tal.

AUMENTA LA CONFIANZA: RENDIMIENTO VS. POTENCIAL

El problema que tienen muchos jefes es que miden a sus equipos por el rendimiento y no por su verdadero potencial. Por ello, solo delegan aquellas acciones que ven que las personas son capaces de hacer en base a sus aciertos y errores (su rendimiento) y no por sus verdaderas capacidades (potencial). Una de las mejores maneras de dar confianza a los empleados es darles acciones retadoras y que les motiven. Si ellos perciben que delegas las tareas más fáciles entonces probablemente acaben desmotivándose más y más. Una de las lecciones que he aprendido del Coaching es depositar confianza plena en los clientes. Y en el ámbito laboral pasa algo parecido, si no se deposita esa confianza en el equipo, entonces este no podrá llegar a su mayor potencial.

Un buen ejemplo para darse cuenta del valor que tiene la confianza es en el plano deportivo. Es impresionante ver como lo psicológico puede hacer que un profesional brille o no lo haga dentro del campo. El poder de la mente es increíble y miles de pensamientos pasan por nuestra cabeza. Algunos nos limitan y otros nos potencian. No es lo mismo que tengas un jefe que te diga “Ten cuidado, vas a fallar, no cometas el mismo error” a otro que te diga “Creo en ti, tienes las suficientes capacidades para realizar la tarea, inténtalo, puedes equivocarte y aprender de ello”.

frase-una_persona_que_nunca_ha_cometido_un_error_nunca_intento_nad-albert_einstein

Dar confianza depende de tu forma de ser y de tu estilo de entender el trabajo. Es muchas veces la mayor motivación al menor coste. Tú eliges, puedes dar alas a tus empleados para que puedan volar o quitárselas y que nunca consigas conocer su mejor versión.