CÓMO EVITAR LA FRUSTRACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Como manejar la frustración al buscar trabajo

Como muchos de vosotros ya sabréis, la búsqueda de empleo no es camino fácil de emprender. De hecho, es un camino difícil donde tienes que tomar numerosas decisiones para lograr alcanzar tu objetivo: un puesto de trabajo que se adecue a tus necesidades e intereses.

Este camino, en función de cada uno de nosotros, puede ser más corto o prolongado, con o sin obstáculos, en línea recta o con curvas, pudiendo incluso parecer un camino tan sumamente largo y complejo que no nos permita ver la luz del final (nuestra recompensa) y terminemos frustrándonos y “tirando la toalla“. Pero de antemano, poner de relieve que no es imposible, aunque lo parezca. ¿Aceptas un consejo? Párate a reflexionar y pon los pies sobre la tierra. Tan importante es tener un buen CV como gestionar toda la negatividad que produce la búsqueda de empleo.

Pensamientos del tipo “llevo mucho tiempo (días, meses, años…) buscando trabajo y no me sale nada”, “no valgo para nada”, “es imposible encontrar trabajo”, “a mis años no voy a encontrar trabajo”, “todo me sale mal”, y un largo sin fin de frases que continúan por esa línea, llevan a un mismo lugar: LA FRUSTRACIÓN.

1. ¿QUÉ ES LA FRUSTRACIÓN?

No encuentro trabajo

La frustración es un síndrome que afecta en mayor o menor escala a los sentimientos de un individuo, como consecuencia de no poder alcanzar un propósito, meta, expectativa o cometido, viendo sus intentos truncados y no satisfechos. Este síndrome, además, puede dar lugar a problemas psicológicos de tal magnitud que termine por volverse algo patológico, y en definitiva, requiriendo la ayuda de profesionales para tratarlo. Muchas pueden ser las manifestaciones de nuestra personalidad fruto de este sentimiento. Concretamente, y en términos generales, las manifestaciones son 3:

  • LA AGRESIÓN: Este mecanismo de respuesta implica la agresión a ti mismo o a terceros, física o verbalmente, directa o indirectamente. Aflora mediante la irritación de nuestra personalidad y en definitiva, es el mecanismo de respuesta menos apropiado e inválido, ya que no solo no contribuye a la desaparición de esa aptitud, sino que además la retroalimenta.
  • LA HUÍDA: En psicología, como alude su nombre, se describe como aquel mecanismo que consiste en huir de esa situación que tanto nos ahoga o angustia. En la búsqueda de trabajo sería aquello a lo que popularmente se conoce como “tirar la toalla”, y es el mecanismo que no debes de elegir, dado que no te ayudará a encontrar la salida, sino al contrario, a hundirte más en el abismo, a desistir en la búsqueda de empleo.
  • LA SUSTITUCIÓN: Este es el mejor de los mecanismos que puedes adoptar para dar respuesta a esa situación negativa. ¿Por qué? Porque tratarás de sustituir esa sensación mediante otras alternativas; por otros caminos que logren rebasar los obstáculos que has encontrado.

Si en algún momento has estado frustrado o es así como actualmente te ves, probablemente te sentirás identificado con alguno de los tres puntos que acabamos de mencionar. Sin embargo, no debes de confundir el tercero de los mecanismos de respuesta (la sustitución). De nada valdrá que sustituyas la búsqueda de empleo por otras acciones o actividades, porque lo que verdaderamente harás, no será otra cosa distinta que cambiar de objetivos o de metas. Lo que te recomendamos desde “Mejora Tu Éxito Laboral” es que cambies o sustituyas tu forma de pensar por pensamientos más positivos y esperanzadores y a la vez, te recomendamos que cambies o modifiques los métodos de búsqueda de empleo que venías utilizando hasta la fecha.

2. CONSEJOS PARA EVITAR LA FRUSTRACIÓN

cómo encontrar trabajo

1. CREA UN PLAN DE BÚSQUEDA DE EMPLEO: Esta herramienta puede parecer inútil. Sin embargo, es muy útil dado que nos ayuda a tomar conciencia sobre nosotros mismos y sobre nuestro propio entorno. Nos dice “dónde estamos”, “dónde queremos ir” y “qué debemos hacer”. Os damos los ingredientes:

  • Haz un análisis del mercado laboral y concretamente de tu sector: A la hora de buscar trabajo, es importante conocer la situación en la que se encuentra el sector en el que has trabajado anteriormente. Así, conocerás qué nivel de empleabilidad tiene y qué requisitos debieras tener para volver a entrar en contacto con el mismo. Es decir, quizás es un sector que está (entrando) en decadencia o está sobresaturado con una alta ocupación y debas buscar otras alternativas como la de renovar conocimientos o reinventarte hacia otros campos.
  • Conócete a ti mismo: En primer lugar, sácale el partido a tus conocimientos y a tu experiencia profesional. Pregúntate a ti mismo qué hacías en tu día a día con cada tarea que te asignaron en cada uno de los puestos que has ocupado. Después, plásmalo en tu CV incluyendo todas las tareas, competencias, habilidades y destrezas desarrolladas en el pasado. En segundo lugar, en tiempos de inactividad laboral, ocupa tus tiempos libres tratando de abarcar más conocimientos de dicho sector. Será un aspecto que dirá mucho sobre tu rigor profesional y por su puesto, será valorado positivamente.
  • Conoce tus recursos y herramientas: Es hora de revisar tus cartas de presentación y tus CV y ver si merecen alguna reestructuración de contenidos; busca un nuevo enfoque y trata de destacar lo que mejor sabes hacer; véndete bien. No olvides personalizarlos y adaptarlos a cada oferta de empleo; los requisitos y competencias pueden ser distintos para cada uno de los puestos que quieras ocupar. Recuerda que uno de los aspectos más importantes es lograr concertar una entrevista personal con el profesional de Recursos Humanos y una vez estés dentro de un proceso de selección, sácale partido a tu perfil; demuestra lo que de verdad sabes hacer (conoce cómo debes de venderte en una entrevista de trabajo AQUÍ).
  • Googleate: ¿Eres visible en Internet o en alguna Red Social? Aparecer en Internet, nunca es malo, siempre y cuando sea por aspectos profesionales. Si no es así, trata de que esos contenidos desaparezcan, puesto que el Reclutamiento 2.0 se encargará de valorar tu reputación on-line. Es por ello que te aconsejamos estar presente en Redes Sociales, al menos en las Profesionales, como por ejemplo LinkedIn, donde deberás mantener tu perfil actualizado y con todos los contenidos detallados. Recuerda que será tu aliado para construir tu marca personal.
  • Haz un ranking de las empresas de las que te gustaría formar parte: te será de gran ayuda, dado que a la hora de trazar una meta en la búsqueda de empleo, no solo valen las ganas de trabajar sino que también cuenta cómo te visiones a ti mismo en el futuro. Querer es poder.
  • Sé constante: si no obtienes resultados positivos, sigue intentándolo y/o repasa los pasos anteriores que os hemos marcado. Recuerda que “nunca llueve a gusto de nadie”, que “quien no arriesga no gana” y que “lo importante no es caer sino levantarse”.

2. LA APTITUD TAMBIÉN CUENTA: La aptitud es otro de los ingredientes estrella para encontrar empleo. ¿Por qué? Porque debemos de estar motivados para la búsqueda de empleo, y debemos de estar preparados para cualquier desencadenante, bien sea positivo o negativo. Concretamente deberás luchar contra tu frustración de la siguiente manera:

  • Aísla tus creencias negativas o terminarás por hundirte: Como hemos comentado anteriormente, el ser humano, por naturaleza, tiende a castigarse así mismo y no es capaz de ver más allá. Márcate pequeñas metas para alcanzar tus objetivos.
  • No consideres que estar desempleado es un tema tabú:  Tampoco se trata de difundirlo abiertamente. Pero si que es importante pensar que hay otros muchos que se encuentran en tu misma situación y que por ello, tu no puedes ser menos que ellos. Trátalo con tu círculo de contactos más próximo, pues ellos pueden echarte una mano en la búsqueda de empleo, recomendarte a otras empresas y sobretodo, darte el apoyo que necesitas; la confianza de tu entorno más cercano. De lo contrario, lo que conseguirás es generar pensamientos tóxicos y negativos.
  • No encuentro salida, no soy nadie: La hay, eres alguien, eres tú mismo, quiérete. Afortunadamente, la búsqueda de empleo no es uno de esos aspectos en los que la vida no te da otra alternativa. Si no logras encontrar la salida por tus propios medios, ponte en manos de profesionales de coaching laboral para que te acompañe en este arduo camino, porque déjame que te recuerde una vez más que si hay salida. ÁNIMO, TÚ PUEDES 🙂

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para vosotros, nuestros lectores. Os recomendamos también que leáis los siguientes artículos que detallamos a continuación; son los siguientes pasos que debes de dar para lograr que tu búsqueda de empleo sea eficiente. Un saludo.

Anuncios

Un comentario en “CÓMO EVITAR LA FRUSTRACIÓN EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

  1. […] cumplirse, nos hace felices (un resultado poco ventajoso, provocaría sentimiento de decepción o frustración). Sin embargo, estoy seguro que no has parado a preguntarte ¿cuánto de difícil es el objetivo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s