ENTREVISTA TELEFÓNICA: ¿CÓMO AFRONTARLA?

La semana pasada vimos las ventajas y desventajas de la entrevista telefónica, así como algunas consideraciones de vital importancia tanto del lado del candidato como del lado del reclutador. Hoy, veremos algunas claves para que podáis pasarla adecuadamente, no sin antes recordaros, como ya vimos, el aspecto más importante en lo que respecta a este tema: la entrevista telefónica es el puente de paso a la entrevista personal, y será el que te permita venderte personalmente ante el profesional de Selección Personal de RRHH.

Es por ello que tienes que tratar de hacerlo lo mejor posible para lograr tener esa cita que tantas puertas puede abrirte. No pierdas de vista estos 12 TIPS que te detallo a continuación porque es cierto que cumplirlos no se traducirá siempre en una selección definitiva, pero sin ellos podrías ser descartad@ siempre. Trata de cuidarlos con pulcritud:

1) Sé localizable:
Has estado horas y horas buscando trabajo, saltando de portal en portal (de empleo) y tratando de buscar un mejor futuro para ti. Pero, ¿de qué vale eso con el movil apagado? ¿de qué vale en silencio? Un error muy frecuente es ese, no vigilar nuestras vías de contacto. No las abandones; pueden ser las llaves que abran tu puerta a un mejor futuro. ¡Email y teléfono siempre disponibles (más aun en horario laboral)!.

2) Disponibilidad para entrevista:
¿Tienes tiempo para poder hablar unos minutos? Piénsalo bien, puede ser una gran oportunidad para lograr una entrevista personal y el hecho de encontrarte en un entorno ruidoso, comprometido o poco apropiado, puede condicionar la calidad de tu respuesta y, por tanto, provocar tu descarte automático.

Ante esa pregunta, si sientes que no estas preparado, pide educadamente que te llamen en otro momento (cuanto antes mejor, pues puede ser que en ese tiempo encuentren a otro candidato y ocupe el puesto que verdaderamente merezcas). También puedes pedir al entrevistador un contacto para llamarle un poco más tarde, pero no dejes que transcurra mucho tiempo.

3) Ten un papel que te apoye:
El profesional te dará datos del puesto y de la empresa (sector, tareas, remuneración, horario, localización, etc). Un papel en el que anotar todos esos datos te serán de ayuda de cara a acertar en determinadas preguntas, y a su vez, evitar que el entrevistador repita datos que ha explicado previamente con detenimiento.

4) Tener el CV delante:
Muchas de esas preguntas indagarán en tu bagaje profesional. Tenerlo delante o al menos revisarlo periódicamente para recordar con mayor facilidad tu experiencia profesional será un buen elemento para marcar la diferencia frente al resto de candidatos.

5) Prepara tu entrevista telefónica (puesto/empresa/experiencia profesional):
En otras ocasiones os hemos recomendado que adaptes tu CV a cada oferta de trabajo. El siguiente paso es que adaptes las respuestas de la entrevista a cada oferta.

En función del sector del que formes parte (o tengas intención de formar) habrá una serie de preguntas que siempre “caerán” en entrevista telefónica. Estas deberás de haberlas preparado a conciencia, sin inventar datos, pero elaborando una buena “historia que contar” sobre tu vida laboral. Esto no significa que hagas un recital y lo digas de “memorieta”, sino que apoyes cada idea con argumentos convincentes y los tengas presentes y a mano en caso de quedarte en blanco. Además, también te recomendamos que conozcas datos importantes de la empresa (sector, filosofía, ámbito, unidades de negocio, etc.) para demostrar que esa empresa te interesa de verdad.

6) Resalta tus mejores méritos:
Siempre que pregunto en entrevista telefónica a mis candidatos sobre su experiencia laboral, únicamente resaltan las tareas que más les llenaron personal y profesionalmente (junto a otras que probablemente no lo hicieron tanto). Eso está genial, porque al reclutador le servirá de apoyo sobre dónde se sentirá cómodo el trabajador y dónde no. Pero, por favor, no te dejes los méritos en el “tintero”. Esto es algo que, aunque no lo parezca, da puntos y valía a cada uno de tus argumentos. ¿Lograste un ascenso? ¿una renovación? ¿distes nuevas ideas de negocio? ¿lograste una mejoría en los sistemas de producción? Cualquier mérito es bueno, de verdad.

7) Mantén una ACTITUD/APTITUD positiva y tenaz:
Cuando las personas estamos buscando un puesto de trabajo (nuevo o distinto), siempre estamos abiertos a afrontar nuevos retos. Pero ante preguntas sobre la motivación por el puesto, no deberás de tener una aptitud dubitativa sobre lo que quieres o lo que deseas, sino más bien al contrario; tenemos que ser positivos y de ideas firmes. Tampoco tienen cabida esas respuestas del tipo “busco lo que sea”, porque aunque sea verdad (y perfectamente comprensible), no es algo que termine de gustar a los profesionales de RRHH (ojo, no lo digo yo, lo dicen muchísimos profesionales de RRHH).

Trata de aproximar tu motivación a lo que la empresa está buscando, convencido de que ese puesto es para ti. Muchas veces la propia redacción de la oferta de empleo indica entre líneas el tipo de persona que están buscando incorporar a sus plantillas; permanece atent@ a la redacción de cada oferta y tenla presente. Debemos de mostrarnos firmes y seguros por lo que queremos y creemos que merecemos; te será de gran ayuda.

8) Cuida tu tono de VOZ:
Es perfectamente comprensible que el propio evento de la entrevista telefónica cause nerviosismo en todos los candidatos. Pero mi consejo es que aísles tus malas percepciones y tu miedo por ser descartado, porque como dice el dicho “el no ya lo tienes”, así que no pierdes nada si lo intentas. Debes de tratar de tener una posición lo más fuerte posible. El tono de voz (junto a tus ideas) puede variar en cientos de direcciones, pudiendo ser tu mejor amigo o tu peor enemigo. Trata de cuidar tu dicción (tu tono de voz) y tu oratoria y trata de parecer persuasivo y seguro de lo que dices.

Al hilo de lo dicho en anteriores puntos, todo suma. Repasa los anteriores puntos y trata de familiarizarte con ellos e interiorizarlos; reducirá mucho tu estrés de cara a este tipo de situaciones.

9) Sé formal y educado:
La formalidad será un aspecto que también juegue a tu favor. Piensa que, de una manera u otra, representarás a la marca de una empresa y lo que proyectes en una entrevista telefónica (más aun en la personal) será una referencia clave para el entrevistador. Por ello, debes de medir tus palabras, tu formalidad y tu educación. Por muy familiar y cercana que sea la conversación entablada con el profesional de RRHH (cosa que, desde mi punto de vista, debería cumplirse en toda entrevista, con unos mínimos a respetar) recuerda que estas tratando con alguien que te está conociendo para valorar la procedencia o improcedencia de tu candidatura. Evita expresiones vulgares o malsonantes; no te harán ningún favor.

10) Sé conciso:
No te vayas por las ramas ni hables más de lo debido. Responder de forma clara y concisa da mucho crédito sobre ti, dado que de lo contrario, pondrás de relieve otros aspectos que, quizás, no debas ni mencionar.

11) Sé agradecido y servicial:
Ten presente que esa llamada puede tener una gran transcendencia para tu carrera profesional, sé agradecido. Agradece su interés por tu perfil, agradece su tiempo invertido en ti y no te olvides de recordarle que quedas a su entera disposición para el futuro (bien para las sucesivas fases del proceso de selección, bien para futuros procesos de selección).

12) Muestra interés por el proceso de selección:
Este aspecto también te dará puntos, dado que demostrarás un vital interés por ese proceso de selección. Por ello, te recomiendo que preguntes cómo continuará, cuándo se resolverá y qué tipo de pruebas procederán a la entrevista telefónica… ¿Entrevista personal? ¿dinámicas de grupo? ¿entrevistas con directores de departamentos? Sea como sea la forma en la que continúe ese proceso de selección, piensa que si tienes esa información en tu poder, de nuevo puedes encontrarte más próximo a alcanzar tu objetivo profesional a corto plazo; encontrar tu puesto de trabajo.

Hasta aquí una serie de aspectos que, a título personal, desde la experiencia, considero que son vitales para pasar con éxito un proceso de selección. De ahí mi total recomendación.

Desde Mejora Tu Éxito Laboral, esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Si te ha gustado, no dudes en compartir. Gracias 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s