RECLUTAMIENTO 2.0: ¿SABES DÓNDE BUSCAR EMPLEO? – CAPÍTULO 1

Habitualmente oímos eso de que las empresas acuden a Internet y a las redes sociales para contratar a personas. Muchos no terminan de creerse esta afirmación. Sin embargo, señalar que esta es una práctica que, cada vez más, se extiende dentro de los departamentos de RRHH, y por ello, debes de estar allí donde los reclutadores tratan de buscarte.

Con el desarrollo de las Nuevas Tecnologías de la Información (TIC´s), vemos que surge una nueva estrategia de reclutamiento llamada “E-Recruitment”, también conocida en nuestro país como “Reclutamiento 2.0” (entre otra infinidad de acepciones afines), que basa su Estrategia de Reclutamiento y Selección en el uso, más o menos intensivo, de herramientas 2.0 para atraer, contactar y cribar a sus candidatos potenciales.

Concretamente, tal y como refleja el “Informe de Redes Sociales y Mercado de Trabajo” de Adecco e Infoempleo, en el año 2014, aproximadamente un 70% de profesionales de Recursos Humanos utilizaron alguna red social para reclutar talento. Este dato, permite hacernos una idea de la importancia que toman las TIC´s a la hora de buscar trabajo. Dada esta aproximación de la nueva estrategia, os daremos una breve explicación de dónde puedes acudir para buscar empleo:

Herramientas 2.0 empleadas para buscar y atraer talento:

Captura de pantalla 2015-12-15 a las 1.28.09

Desde el año 2000 en adelante, las TIC´s han dado lugar a la aparición de nuevos canales de reclutamiento, los cuales han facilitado notablemente los procesos de atracción de talento. Además, su uso se ha incrementado con la aparición de la tecnología”Smartphone” y su respectivo diseño de “apps”.

Sus beneficios son que todas ellas permiten que candidatos, reclutadores y empresas establezcan una relación más directa y cercana entre sí, interactuando de una manera más rápida y eficaz, permitiendo a su vez que la gestión de la información sea mucho más versátil, accesible, transparente, fácil, barata y democratizadora. Sin embargo, existen múltiples fuentes de reclutamiento, cada una de ellas con sus propias particularidades, las cuales debes de conocer para hacer de tu proceso de búsqueda, un proceso útil y eficaz, dado que serás visible a los ojos de aquellos que deban encontrarte. Estas herramientas podemos clasificarlas en Portales de Empleo (Generalistas y Especializados) y Redes Sociales (Personales y Profesionales).

1. PORTALES DE EMPLEO: Son aquellos sitios web que actúan de intermediarios entre ofertantes y demandantes de empleo. De acuerdo al informe de Adecco e Infoempleo (2014) al que nos hemos referido anteriormente, es el método de búsqueda de empleo 2.0 más utilizado, suponiendo un 75% frente al resto de herramientas. Cada portal incluye sus particularidades como los filtros de búsqueda de cada uno, servicios de orientación laboral, asesoría a empresas, foros y grupos de discusión. Pero los cambios más sustanciales y relevantes de estos, son la propia orientación de cada uno, pudiendo estar orientado a un sector de actividad en concreto o a varios a la vez:

  • Portales de Empleo Generalistas:  Aquellos cuyas ofertas de empleo registradas no están enfocados a ningún sector de actividad ni a ningún tipo de perfil  en concreto, sino que están orientados a diferentes tipos de perfiles procedentes de cualquier tipo de sector. Un buen ejemplo de ello serían Infojobs, Infoempleo, Indeed o Monsters.
  • Portales de Empleo Especializados: Son portales de empleo orientados a la búsqueda de candidatos de un sector o a una profesión en concreto, favoreciendo importantemente a la autoselección del puesto, al estar orientadas a un colectivo determinado, permitiendo que las ofertas se adapten directamente a las expectativas de los candidatos. Un buen ejemplo de ello serían las bolsas de empleo de las universidades (para perfiles junior o becarios), voluntariados, o aquellas que buscan única y exclusivamente perfiles como pudieran ser periodistas, abogados o cualquier otro tipo de perfil.

2. REDES SOCIALES: Son comunidades donde sus usuarios se conectan por vínculos de amistad, valores, relaciones de trabajo, ideas u otros motivos. Este tipo de herramientas son las que cuentan con mayor número de usuarios a nivel global, y por ello, es frecuente la presencia de reclutadores para captar talento. En función del tipo de interacciones que se realicen, podemos encontrar las de uso personal o las de uso profesional:

  • Redes Sociales Personales: Son aquellas en las que los usuarios interactúan entre sí para compartir con una comunidad general o específica, contenidos multimedia o información de carácter lúdico, de interés general y/0 profesional con amigos y familiares. La importancia que toman este tipo de redes para la búsqueda de empleo, es el trato que cada uno le de a su marca personal (Personal Branding técnicamente dicho, al cual le dedicaremos un post exclusivo), puesto que debemos tratar de transmitir, de cara a las empresas, una imagen de seriedad y profesionalidad y no justamente lo contrario. Por lo tanto, deberemos de ser cuidadosos con los contenidos que compartamos (fotos, vídeos, comentarios, opiniones, etc) en nuestros perfiles, dado que puede terminar en manos de algún profesional de Recursos Humanos, y por lo tanto, pueda determinar la procedencia o no de tu contratación. También importarán este tipo de redes para formar parte de los llamados “Grupos de Interés” (como ocurre en Facebook) donde se comparte información relevante de determinados sectores, y puedes encontrar oportunidades, bien porque veas una oferta de empleo afín publicada, bien porque te contacte algún profesional de tu sector por el interés que despiertas en él tras tus intervenciones en dichos grupos de interés. Ejemplos de este tipo de redes son Facebook, Twitter, YouTube o Instagram.
  • Redes Sociales Profesionales: Son aquellas de contenido orientado exclusivamente al mundo profesional y laboral, donde los miembros poseen un perfil (personal o corporativo) cuya información con la que interactúan está relacionada con el sector de actividad específico al que pertenezcan, bien sea información relativa a su propia experiencia profesional o bien sea contenidos o acontecimientos que repercuten al sector en cuestión, generalmente procedente de blogs. Lo favorable de este tipo de redes para el empleo es, por un lado, la posibilidad de ampliar la red de contactos de vuestro mismo sector (favoreciendo al “Boca a Boca 2.0”), y la posibilidad de mejorar tu reputación online a través de los contenidos con los que interactúes. Así mismo, estas, incluyen apartados a modo de tablones virtuales, donde se publican ofertas de empleo, sin olvidar los mencionados grupos de interés, donde ocurre lo mismo que hemos mencionado en el caso de Facebook. Dos de las mejores redes sociales profesionales existentes son Linked In y Xing.

Como veis, es importante estar visible en las redes sociales, no solo por diversión, sino por el elenco de oportunidades que puede abrirnos, tanto para buscar empleo como para mantenernos actualizados de todo tipo de información relativa a nuestro sector. Así mismo, es importante que la información que compartas y poseas esté siempre actualizada y ello, transmita una imagen que no te dañe profesionalmente. No obstante, pronto os hablaremos de cómo cultivar una buena marca personal.

Muchas gracias por leer este artículo. Esperamos que os haya gustado este primer capítulo de Selección 2.0. Si es así, no dudes en compartirlo con tus contactos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s