NO TODO VALE EN SELECCIÓN: UN CASO REAL DE DISCRIMINACIÓN

Cuando empecé este blog en 2012 quería centrarme en compartir mi conocimiento como técnico de selección con aquellas personas que estuvieran buscando trabajo. Además de ello, he aprovechado para criticar los aspectos que se deben mejorar, desde mi punto de vista, en cómo se realiza la selección de personal en España. El día 18 de Abril por la tarde, me sorprendió muy negativamente la siguiente publicación de LinkedIn escrita por uno de mis contactos (no incluyo ni sus datos personales ni la consultora a la que se refiere):

 imagen LinkedIn

En menos de 24 horas su publicación obtuvo más de 300 likes y casi 200 comentarios en el que muchos profesionales de la selección, entre los que me incluyo, lamentaban profundamente lo que había pasado. Me puse a pensar sobre todo ello y uno de los problemas sobre los que me di cuenta fue que no era algo que me sorprendiera. En alguna ocasión he escuchado comentarios parecidos de compañeros con los que he trabajado o de profesionales orientados a selección. Obviamente, todos tenemos la capacidad de criticar el comportamiento de los demás, y en este caso, como técnico de selección, las actitudes y aptitudes que muestren los candidatos que conozco durante los procesos de selección que gestiono. Sin embargo, eso no puede justificar que realice cualquier comentario despectivo y ofensivo sobre un candidato, como ocurrió en el ejemplo anterior.

Para ser un buen técnico de selección, y yo estoy seguro de que me queda todavía mucho por mejorar, hay que ser una persona que sepa separar sus prejuicios, ideas y creencias a la hora de conocer nuevos candidatos. En psicología aprendí que hay muchos elementos que pueden hacer que nuestra elección no sea la acertada y se distorsione por nuestra forma de ver la realidad. Uno de ellos es el efecto halo, en el que si una persona nos gusta, es muy probable que le atribuyamos más características positivas sin que realmente las tenga, o al contrario. O por ejemplo las profecías autocumplidas, en las que tu comportamiento busca confirmar algo que piensas y no actúas de manera objetiva, sino que tus preguntas y acciones durante la entrevista tienen el objetivo de auto-darte la razón.

El problema que tiene esta profesión es que se piensa que todo el mundo vale para ejercerla independientemente de sus estudios. Con tener un mínimo de habilidades comunicativas, experiencia previa y ahora tener un buen nivel de inglés se puede trabajar en ello. Hay una gran inmensidad de empresas en las que se puede trabajar. Otra cosa son las condiciones económicas, muchas de ellas no muy altas por lo comentado anteriormente. Y la crisis ha devaluado esta profesión, porque hay una mayor accesibilidad, que no es lo mismo que facilidad, para contratar posibles candidatos (a consecuencia de lo que ha disminuido la oferta en relación al aumento de la demanda de trabajo).

Por ello, os invito a los técnicos de selección que leáis esta entrada a reflexionar sobre cómo hacéis la selección en vuestro día a día y en cómo podréis mejorar vuestras técnicas a la hora de decidir si un candidato es o no válido. Y un gran problema es la comercialización de la selección, en la que muchas consultoras luchan por seleccionar al mejor candidato compitiendo contra decenas de empresas que están buscando el mismo perfil. Aquí las prisas y malas prácticas abundan debido a la dificultad de realizar bien el proceso de selección sin que otra empresa presente antes al candidato. Hay mucho por mejorar y espero que esta entrada sirva para reflexionar sobre algunos aspectos negativos que tiene hoy en día la selección de personal. Sobre el ejemplo comentado, la persona me dio permiso a publicar su caso y la empresa le dijo que se pondría hoy día 19 en contacto con él.

Actualizaré esta publicación con la manera en que la empresa gestionó esta lamentable situación.

NUEVO: Comparto con vosotros cómo término la historia con un comentario que publicó la persona afectada:

2

Anuncios
Linked In viene a ser una versión de nuestro CV abierto. El Extracto es una de las partes más leídas de nuestro perfil, no solo por ser uno de los primeros elementos que aparecen, sino porque además, es nuestra carta de presentación. Te contamos el motivo y el por qué debes incluir esta sección en tu perfil profesional.

LA IMPORTANCIA DEL EXTRACTO DE LINKED IN

Son numerosas las veces que acudo a Linked In para valorar alguna candidatura, bien sea activa o pasiva, y me encuentro con muchos errores o cosas que, a título personal, añadiría/mejoraría si se tratase de mi perfil (ojo, no digo que mi redacción sea perfecta). Entre todos los que podría mencionar, uno de los que más me llaman la atención son “la falta de Extracto en Linked In”, algo que, por desconocimiento, por dudas de redacción o por cualquier otra razón, puede llegar a suponer la pérdida de oportunidades. No lo digo como algo personal, pero ¿por qué digo esto?

Linked In viene a ser una versión de nuestro CV abierto. El Extracto es una de las partes más leídas de nuestro perfil, no solo por ser uno de los primeros elementos que aparecen, sino porque además, es nuestra carta de presentación. Te contamos el motivo y el por qué debes incluir esta sección en tu perfil profesional.

Como bien sabes, Linked In viene a ser una versión de nuestro CV abierto, es decir, online y disponible para cualquier miembro de Internet (esté o no registrado). Es cierto que tener un CV vistoso y bien elaborado (junto a una buena carta de presentación) suma muchos puntos de cara a un proceso de selección. Pero como ya hemos visto en otros posts, son “9 de cada 10 empresas las que acuden a redes sociales para reclutar a personal, representando un 87% del total”. Por lo que ya no basta con tener un CV adecuado, sino también un perfil de Linked In apropiado.

El Extracto de Linked In es una sección que incluye nuestro perfil de en la parte superior (bajo nuestra foto) y que consta de 2000 caracteres. Esta, es una de las partes más leídas de nuestro CV online, no solo por ser uno de los primeros elementos que aparecen, sino porque además, es nuestra carta de presentación. Y como tal, nos presenta como profesionales, describiendo nuestra trayectoria profesional. Pero además, viene a suponer una “declaración de intenciones”. Es decir, indica “qué somos”, “por qué lo somos”, “qué hacemos”, “dónde queremos vernos” y “qué podemos aportarle a una empresa”. Ésa es la fórmula que debe de cumplir. Por ello, deberás de incluirlo y redactarlo adecuadamente. Porque invitará y motivará al reclutador a continuar leyendo sobre ti.

online-sale

Sin lugar a dudas, marca un valor diferencial frente al resto de candidatos de cada proceso. Favorece importantemente la toma de decisiones en el proceso, dado que justifica esas competencias que detallas en algún apartado de tu CV (explícita o implícitamente). No dudes en incluir ejemplos concretos de méritos o incluso en añadir tus motivaciones, intereses o necesidades. Son parte de tu “yo profesional” y de tu “yo humano”, véndete a tu manera pero hazlo bien, hazlo profesional, y sobretodo, hazlo en sentido positivo. ¡A los profesionales de selección nos es de gran ayuda y nos da una visión muy completa sobre ti mismo!

Por último, también cabe destacar que favorece la búsqueda de candidatos por “keywords” (palabras clave – algo de lo que ya os hemos hablado y que también debes de utilizar en la sección de Experiencia Profesional), porque favorece al posicionamiento de tu perfil; mejora tu SEO (Search Engine Optimization – Optimización de motor de búsqueda) y por tanto el grado de exposición de tu Marca Personal.

Linked In viene a ser una versión de nuestro CV abierto. El Extracto es una de las partes más leídas de nuestro perfil, no solo por ser uno de los primeros elementos que aparecen, sino porque además, es nuestra carta de presentación. Te contamos el motivo y el por qué debes incluir esta sección en tu perfil profesional.

Como conclusión, decir que no es un elemento imprescindible para ser apto en un Proceso de Selección, pero si es algo que recomiendo al 200%, por las razones ya expuestas. No se trata de completar todos y cada uno de los apartados de nuestra cuenta, sino de hacerlo apropiadamente. ¡De nada vale tener Extracto si sirve para desprestigiarte! Lo apropiado es que sea sencillo, conciso, atractivo y que cumpla la fórmula que te he detallado en el tercer párrafo (que indique “qué somos”, “por qué lo somos”, “qué hacemos”, “dónde queremos vernos” y “qué podemos aportarle a una empresa”). No obstante, permanece atent@ porque pronto os daremos algunas claves para redactar un Extracto adecuado.

Espero que te haya gustado el artículo. Si es así, no dudes en compartirlo y recomendarlo a tus contactos. Gracias por tu tiempo y dedicación. Saludos. #MejorandoMiÉxitoLaboral.