TÉCNICA SECRETA PARA TENER MÁS ÉXITO EN LAS ENTREVISTAS: LA TÉCNICA DE LOS TRES HITOS

secreto

 

A lo largo de mi corta experiencia como entrevistador, he comprobado que muchos candidatos se quedan en blanco ante las preguntas que formulaba. El exceso de nervios unido a la tensión de la situación puede conseguir que una persona desconozca la respuesta ante una pregunta. Sin embargo, estoy seguro de que muchos candidatos no se preparan correctamente la entrevista. Preparar una entrevista puede parecer una pérdida de tiempo. Sin embargo, en una época donde los pequeños detalles cuentan mucho más, prepararse la entrevista será un factor determinante durante el proceso de selección. ¿Cómo hacerlo? A través de tu CV unido a los requisitos de la oferta.

La mayoría de las preguntas que te harán en una entrevista de trabajo irán vinculadas a dos temas principales: información relevante para el puesto que aparece en el CV (experiencia laboral, formación, idiomas…) e información relevante para el puesto que no aparece en el CV (competencias profesionales, expectativas salariales, expectativas de desarrollo…). Esto significa que puedes deducir un gran porcentaje de preguntas antes de hacer una entrevista. Incluso si piensas en tus anteriores experiencias podrás recordar muchas preguntas que se repetían independientemente del proceso de selección.

Es muy probable que de cada experiencia laboral te pregunten como empezaste, lo que hiciste y las causas de finalizar. También te pueden preguntar sobre las competencias que se requieren en el puesto y muchas son fáciles de intuir con leer la descripción de la oferta y recordando nuestros anteriores trabajos. Trabajar en equipo, ser proactivos, organizados o capacidad de sacrificio son elementos que hoy en día se valoran en la mayoría de empleos.

Tal vez, una de las partes más difíciles de una entrevista, se produce cuando nos piden hablar de una situación en la que pudiéramos mostrar una de nuestras competencias. Por ejemplo, cuando el entrevistador te dice que le comentes una situación donde trabajaste bien en equipo. Mi técnica secreta te ayudará en estas situaciones: La técnica de los tres hitos.

 Un hito puede definirse como un hecho clave dentro de un contexto. Para prepararse bien la entrevista hay que recordar y estudiar al menos tres hitos relacionados con todos los requisitos de la oferta. Si es muy importante haber trabajado en equipo, entonces tendremos que llevar preparadas tres situaciones donde trabajásemos en equipo de una manera efectiva. Si piden cierto requisito, por ejemplo haber realizado campañas comerciales, entonces deberemos recordar cómo hicimos tres campañas, acordarnos de todos los detalles y saber exponer la información de manera clara, ordenada y sin tener que utilizar mucho tiempo para no aburrir al entrevistador. Probablemente el entrevistador no te pregunte tres veces sobre un mismo requisito, pero al tener preparadas tres historias podrás tener la seguridad de que si te preguntan otra vez por lo mismo no te quedarás en blanco.

Una entrevista es un examen sobre nosotros mismos y conocernos bien es fundamental. Las pistas sobre qué temas tenemos que estudiar nos las darán los requisitos de la oferta unidos a nuestra experiencia anterior y conocer lo que se valora en un determinado puesto. Además, el preparase te dará más seguridad ya que uno de los temores es sobre lo que te podrán preguntar. Si estás preparado para la mayoría de preguntas demostrarás más seguridad ante un técnico de selección.

Para finalizar, también tienes que estar preparado para cualquier pregunta que pueda sorprenderte. No tienes que basar esta técnica en que tenga únicamente éxito en las preguntas que sabes la respuesta. Tiene que servirte para tener más seguridad pero tampoco debes pensar que te pregunten sobre algo que no esperas pueda generarte inseguridad. Al haberte preparado la entrevista tienes una buena base para tener éxito. Es fundamental siempre dejar una muy buena impresión en cualquier entrevista de trabajo. Puede que no seas contratado en el momento pero sin ninguna duda se acordarán de ti para futuras oportunidades laborales.

UN CUENTO DE REGALO POR EL DÍA DE SANT JORDI

Hoy es Sant Jordi y quiero utilizar el blog para publicar un cuento que escribí hace tiempo. Es un regalo muy especial que comparto con vosotros para agradeceros el apoyo y el seguimiento que realizáis día a día del blog. Espero que lo disfrutéis. ¡Feliz Sant Jordi!

magicians_work_1479

Cuentan las leyendas que un viejo Mago habitaba en uno de los rincones más misteriosos de un planeta llamado Afrak. Nadie podía ver el lugar con sus propios ojos, ya que un hechizo hacía que su localización fuera imposible a los sentidos de los seres que allí habitaban. El sitio era una majestuosa torre de muchísimos metros de altura. Tan impresionante era que hasta la punta del edificio se perdía en el interior de la oscuridad del espacio.

Allí, el Mago tenía una importante misión: crear las nubes que irían a todos los lugares del planeta y que permitirían que la vida continuara día a día. Los habitantes de aquel idílico lugar pensaban que la formación de nubes se realizaba a través de una serie de pasos que cualquier niño podría ser capaz de enunciar en una pequeña porción de tiempo. Sin embargo, era el Mago el encargado de crearlas en una de las zonas más recónditas de la torre. Además, consiguió crear un hechizo que permitía que las nubes fueran cambiado de forma cada cierto tiempo. Pero para que éstas lo hicieran deberían ser antes contempladas por los ojos de alguna persona, pues era la imaginación la que moldeaba como por arte de magia a la nube. Todo ello servía para que la gente utilizara la imaginación y creatividad, pues son dos de los pilares sobre los que se asienta la vida. Algunas veces que el Mago abandonaba la torre se dedicaba a viajar y a observar a las habitantes de Afrak. Se sentía muy satisfecho cuando la gente miraba al cielo y se detenía a contemplar las nubes.

Pero poco a poco los habitantes del planeta fueron creando y creando una multitud de objetos e ideas que les hicieron separarse de muchos elementos con los que antaño sonreían. Un entramado de ideas rodeaba sus mentes y todos se encontraban perdidos en un mundo abstracto donde la felicidad se alejaba segundo a segundo de sus mentes. El Mago estaba muy mayor y sabía que le quedaban sólo unos años de vida. Ahora debía elegir a alguien para que continuara con su labor, al igual que hizo el anterior Mago con él. Viajó por todos los rincones de aquel mundo y observó cómo sus habitantes estaban tan ocupados que ninguno miraba al cielo. Las nubes eran homogéneas y estáticas ya que ninguna imaginación se prestaba a transformarlas. Con cada paso que el Mago daba, su frustración y tristeza eran mayores. Sabía que si no encontraba a nadie el mundo desaparecería.

Muchas veces se preguntaba si un planeta en el que viviera gente así merecía la pena que siguiera existiendo. Un mundo donde la mayoría de personas había dejado de valorar aquellas cosas básicas y regaladas por la naturaleza. Un mundo donde lo creado tenía mucho más valor que aquello que existía ya desde hace miles de millones de años. El Mago, empleando un gran esfuerzo debido a su edad, se subía a lo más alto de la torre. Desde allí podía contemplar todas las nubes. Tenía la esperanza de que alguna cambiara, tenía la esperanza de encontrar a alguien que todavía pensara de una forma distinta a la mayoría.

En una noche de desesperación, el Mago rompió a llorar. Unas semanas restaban para el final de sus días y sólo podía contemplar cómo el mundo se iría tornando en el ocaso. Como todas las noches a esa hora se encontraba en la punta de la atalaya. Algo maravilloso pasó. Sus numerosas lágrimas se fundieron entre la oscuridad del universo y crearon extrañas formas. Millones de puntos brillantes aparecieron iluminando la oscuridad de la noche. El Mago se quedó asombrado ante la aparición de su mejor truco. De repente, las pocas nubes que había empezaron a cambiar como antes nunca lo habían hecho. Esa noche todo el mundo salió de sus hogares a contemplar el extraño milagro que había aparecido ante sus ojos. El Mago también se camufló entre ellos para disfrutar de aquella maravillosa estampa.

Muchos nombres escuchó el Mago durante la noche sobre qué eran esas cosas. Pero fue estrellas la palabra que más le gustó para llamarlas. Gracias a ellas, todas las noches, muchísimas miradas se perdían en el infinito imaginando qué serían y qué significarían. Pero no solo eso, la gente recuperó el interés en la naturaleza y volvió a levantar la vista hacia todo aquello que no era explicable por sus conciencias. El Mago consiguió encontrar a un aprendiz antes de su muerte y el ocaso del mundo se situó junto al olvido.

Y de este modo surgieron las estrellas. Cuya única misión fue la de iluminar los corazones de las personas que habían dejado de creer en la verdadera definición de la belleza: algo que nos absorbe sin poder explicar realmente la razón de porqué lo hace.

EL VALOR DEL BUEN AMBIENTE DE TRABAJO

ambiente-trabajoPoder trabajar es difícil. Trabajar y tener un salario digno parece casi imposible. La situación de mercado ha perjudicado sin duda a los candidatos a la hora de percibir una remuneración económica aceptable. Sin entrar en un profundo análisis, cualquiera puede observar que hay una gran cantidad de personas que optan a un mismo empleo. Esto se traduce en la posibilidad de bajar el salario de cualquier trabajo, ya que muchas veces se encontrará a alguien que haga lo mismo por un poco menos. Ha tocado vivir un cambio de mentalidad en España, ya que antes el valor de trabajar lo daba tu salario y ahora el valor de trabajar es poder hacerlo.

Aunque los salarios tardarán bastante en subir hay que ir aceptando lo mejordecrecimientoposible esta situación. También podemos ver la otra cara de la moneda. Si eres empresario y estás montando tu propia empresa también adaptaras los salarios a la baja debido a la situación actual. Si el mercado marca que un determinado perfil gane 14000€ anuales será difícil que plantees contratar al mismo perfil por 18000€ habiendo cientos de personas que tendrían un gran rendimiento en el puesto ganando incluso 10000€. Si nadie aceptara trabajos mal retribuidos entonces las empresas se replantearían los salarios. Pero cada vez más se realizan prácticas y colaboraciones gratuitas ya que como mencioné anteriormente, el valor de trabajar hoy en día es tener trabajo. Y cualquier cantidad económica es más positiva que no ganar nada. Sin duda, trabajar hoy en día será una inversión de futuro. Una vez pase la crisis, y esperemos que sea pronto, se le dará mucho valor a los perfiles que siguieron en el ámbito laboral pese a las malas circunstancias.

Al ser los bajos salarios una queja generalizada, es el mejor momento para cuidar otros aspectos que con muy poco coste pueden suponer una gran ayuda para la estabilidad, el rendimiento y la motivación de los trabajadores. Si lo piensas detenidamente pasarás mucho más tiempo con tus compañeros de trabajo que con tu familia, tu pareja o tu mascota. Llevarte bien o mal con ellos hará que tu día a día pueda ser más o menos llevadero. Es cierto que siempre habrá gente que le dé absolutamente igual el resto y esté inmerso en su burbuja mientras trabaja. Sin embargo, la mayoría se verán influidos por como interactúen con el resto de compañeros de oficina. Todos podemos ayudar a mejorar el ambiente de trabajo pero debe estimularse y cuidarse desde los puestos más altos de la compañía. De que vale que exista un buen rollo entre la plantilla si el jefe acaba gritando e insultando a la primera de cambio.

images (1)Las personas que animan, alegran, apoyan, tienen educación y son atentas con los demás son muy bien valoradas en sus entornos personales y laborales. Y que exista una buena relación, o un comentario gracioso no indica que el rendimiento laboral sea peor. Al contrario, si estás a gusto entonces realizarás mejor una tarea. Y mucho más aún si percibes una cantidad económica muy inferior a la que deberías ganar. Si la persona gana poco y encima se siente mal tratada y valorada entonces seguirá en búsqueda activa desde el primer día que entró a trabajar.

También hay trabajadores que generan malestar a su alrededor. Es bueno detectarlos e intentar orientarlos ya que generarán que el rendimiento y la estabilidad de los demás se vean afectados por su conducta. Hay que diferenciar entre presión, el tener mucha carga de trabajo y poco tiempo para realizarla y la tensión, el que ciertos condicionantes hagan que la situación para trabajar sea negativa. Que exista mucha carga de trabajo no se traduce en que las discusiones y los problemas florezcan día a día. Al contrario, en ambientes de mucha presión es bueno proporcionar esta estabilidad y motivación para que todo el mundo de su brazo a torcer. Y esa es una de las diferencia entre el jefe y el líder. Un mal jefe será aquel que tenga que estar presente en la oficina para que el resto de sus empleados trabajen. Un líder es aquel que logra que su equipo rinda sin tener que estar presente. Hay que lograr que los empleados no trabajen por miedo sino por motivación y porque encuentren el sentido de su tarea.

Llevo más de dos años trabajando y he tenido la suerte de poder trabajar en empresas con buen y mal ambiente. Empresas donde podías comer con la directora de la oficina y sentirte uno más, donde te reconocían tu trabajo y donde la gente decía “pese a que no ganamos mucho, como nos cuidan y tratan tan bien damos el todo por la empresa”. Pero también he estado en empresas donde he escuchado gritos, he visto llorar a mis compañeros por faltas de respeto hacia ellos y donde no había ningún sentido común en el trato a los empleados. En este segundo grupo,  he visto como el rendimiento disminuía unido a la fuga del talento a otros lugares. Porque retener el talento no es subir únicamente el salario. Retener el talento es averiguar lo que el trabajador quiere y proporcionárselo. Y, entre otras cosas, la mayoría queremos sentirnos reconocidos y que nos traten bien.


ambienteSi de verdad valoras el buen ambiente de trabajo debes preguntarte si tu actitud está ayudando a que mejore o se mantenga
. Si eres empresario debes hacer lo posible por detectar el ambiente de trabajo que exista en tu empresa y hacer que sea lo más satisfactorio posible para tus empleados. Es algo que económicamente cuesta muy poco y que dará unos resultados increíbles en tu compañía. Lo mismo ocurre con dar las gracias y señalar que alguien ha realizado un buen trabajo. Parece que es algo que cuesta y muchas veces se señala por email de una manera muy fría. Es importante reconocer a las personas sus éxitos al igual que señalarles aquello en lo que deben mejorar, pero lo segundo prima mucho más que lo primero.

En mi caso lo tengo muy claro, un buen ambiente de trabajo es fundamental para que elija un sitio en el que trabajar y desarrollarme. Pero lo más importante es que intento en cualquier experiencia aportar y seguir cuidando, e incluso mejorando, el ambiente de trabajo y las relaciones con mis compañeros.

MEJORA TU ÉXITO EN LAS ENTREVISTAS: APRENDE A VENDERTE CON HUMILDAD

Entradasonrisa1-300x300Uno de los aspectos fundamentales para tener éxito en una entrevista de trabajo es tener confianza en uno mismo y saber expresarla. El saber vender bien tus competencias, experiencia anterior, formación y cualquier característica  también es muy importante. Todo ello te ayudará a persuadir al entrevistador de que eres un buen candidato para el puesto. El objetivo es generar la necesidad de que seas contratado.

Debido a cómo está la situación parece inimaginable que los candidatos no ofrezcan su 100% en una entrevista. Sin embargo, he conocido a muy pocos que no solo demuestren confianza sino que sepan convencerme de la buena elección que pueden ser para el puesto. Entrevisté a muchos con potencial, pero los clientes les descartaban porque les faltaba ese conjunto de características que podían hacer aún más atractiva su candidatura. Por eso todas las personas con buenas habilidades sociales van a tener, en muchos casos, una mayor probabilidad de éxito a la hora de encontrar un empleo.

6el_club_de_los_poetas_muertos-xxxx80Tu discurso debe seducir, y no me refiero a que establezcas un vínculo sexual con el técnico de selección. Quiero que imagines tu época de estudiante y pienses en la diferencia entre un profesor con buenas habilidades sociales y otro que no las tenía. Siempre pongo el mismo ejemplo, puedes tener un profesor bueno que te hable de los tipos de piedras, lo que hará que ames a las piedras aunque pareciera algo totalmente insignificante para ti. Sin embargo, puede que tengas un mal profesor que te imparta una asignatura sobre cómo ser más feliz. Algo que sin duda cualquiera querría, pero si una mala fuente es la encargada en impartir dicho conocimiento entonces perderás todo tu interés.

Al final, en una entrevista estás contando una historia sobre una parte de tu vida. Haz que lo que cuentes sea interesante, demuestra tu pasión por tu trabajo y sobre todo no aburras. Un técnico de selección querrá siempre escuchar aquellos requisitos que estén más relacionados con el perfil que se busca. Omite aquellas funciones que no sean relevantes y céntrate en las experiencias más relacionadas con lo que se busque. Haz que el entrevistador se interese por tu trabajo, no te centres en la monotonía del día a día sino en un proyecto que te maravilló o en aquella semana que te sentiste eufórico por realizar una tarea muy motivante.

descargaHabla bien de ti, véndete, pero siempre con humildad. No digas que hacías todas las funciones del departamento y que poseías una larga lista de responsabilidades pese a tu bajo cargo. No puedes decir que eres el mejor, ni que eres perfecto en una determinada tarea. Pero sí puedes hablar de las ganas y la motivación que pones en todo lo que haces. Argumenta sobre tus defectos pero tampoco cuentes todas tus características negativas. Recuerda alguna de tus primeras citas, en ellas estoy seguro de que mostraste lo mejor de ti y eso es lo que tienes que hacer en una entrevista, con la salvedad de que es bueno señalar algo negativo, o en la pregunta de los defectos, o cuando hables de lo que te gustaría mejorar. Pero no te limites a señalar tus flaquezas, a continuación debes indicar cómo reforzarlas. Hablar mal un idioma no es un buen argumento. Hablar mal un idioma, ser consciente de ello y decirle al técnico de selección que harás todo lo posible por mejorarlo, debido a la importancia que tiene, es lo que debes hacer. Las personas más creíbles son las que muestran tanto sus virtudes como sus defectos y sobre todo aquellas que no tienen ningún miedo a reconocerlos. Muestra confianza, ganas, actitud pero siempre desde la humildad.

imagesUn gran error es plasmar toda la tristeza, problemas, inseguridad a un entrevistador. Los técnicos de selección no ejercemos durante la entrevista como terapeutas, y no somos la mejor persona, ni una entrevista es el mejor escenario, para que cuentes tus dificultades. Que no te llamen, que no te cojan o que tengas que pagar una hipoteca son algunos ejemplos. En definitiva, hay que transmitir siempre las ganas, ilusión y la motivación. No te centres en la desesperación ni creas que generar un sentimiento de pena hará que tu candidatura sea lo mejor valorada. Si sigues esta estrategia ocurrirá todo lo contrario. Ahora piensa en la gente cercana que verdaderamente está mal. Habrá muchos que se quejen de todo, y no les faltará razón. Pero habrá un pequeño grupo que esté siempre con una sonrisa en su rostro y con alegría pese a las adversidades. Esas personas despiertan admiración y suponen un ejemplo para todos. Esa es la verdadera actitud que debes mostrar en una entrevista. Ganas, lucha, esfuerzo y la capacidad de levantarte cuando las cosas estén mal. Porque en cualquier trabajo hay cosas buenas y malas. Y lamentablemente, debido a muchas condiciones actuales negativas, lo malo abunda más que lo bueno. Es por ello que la positividad y la tolerancia a la frustración son características muy valoradas.

Y conseguir todo esto es muy complicado. Debes ensayar y ser escuchado por otros. Leer, aprender e imitar a grandes comunicadores. Perder la vergüenza. Tener confianza en ti pese a que te cueste conseguir trabajo. Nunca hay que dejar de esforzarse en mejorarse día a día. Porque al final, cuando el técnico de selección tiene la duda de quién podría cubrir una nueva vacante, tú debes convertirte en su mejor respuesta.