EL PROCESO DE SELECCIÓN ES UN PROCESO DE COMPRA-VENTA (PARTE II)

Hace cuestión de unos días, publiqué en el blog una entrada donde hablé del “mercado de trabajo” en su comparativa con “el mercado de bienes y servicios” (puedes verlo clicando AQUÍ).

En él, di un enfoque orientado a un escenario económico-laboral. Si bien es cierto que lo disfruté mucho, prometí cerrar el tema con una segunda parte que estaría más focalizada a la parte psicológica del mundo laboral. Ese factor humano que distingue, en esencia, la relación “compra-venta de bienes y servicios” VS “capital humano”.

Y es que (para los que no leyeron la anterior entrada), no me he vuelto loco, en absoluto. Todo mercado necesita a dos agentes, al demandante y al ofertante. Y en lo que al mercado de trabajo se refiere, el que demanda empleo siempre es el empresario (pues tiene que nutrir sus sistemas productivos) y el que lo oferta son los trabajadores (que nutren con sus conocimientos y habilidades el sistema productivo del empresario).

Dicho esto, ¿cuáles son los elementos que comparten la parte humana y psicológica? Unos cuantos.

Producto, bienes, servicios, oferta, demanda, portal de empleo, fuerza de negociación, salario, negociación salarial, mercado de trabajo, mercado de bienes y servicios, trabajo, empleo, oportunidades, habilidades, marketing, skills, agentes, humano, factor humano, psicologo, psicología, motivación, coach, posicionamiento, cliente, venta, empleo, portal de empleo, base de datos, servicio post venta, feedback, formación, desarrollo de habilidades, sinonimo, paralelismo, David casado lopez-sepulveda, David Casado Lopez-Sepúlveda, David Casado Lopez Sepulveda

1. NEGOCIACIÓN DE PRECIOS (SALARIALES): Detrás de todo mercado, aunque no esté a la vista de los demás, existe una negociación de precios. Se negocia con los proveedores por cantidad, por calidad, etc. de los productos/servicios. Tan fuerte sea la demanda o la oferta, mayor o menor poder de negociación de precios existirá por las partes.

Un ejemplo claro podemos verlo con el petróleo. Cuanto más escasea, mayor demanda hay por parte de las empresas que las consumen (gasolineras, etc.) y menor oferta existe por parte de los proveedores. En este caso, los demandantes estarán dispuestos a pagar más para adquirirlo, y la fuerza de negociación, dado que es un bien preciado, la tendrá el proveedor, que sabe que la gente está dispuesta a pagar un precio alto para adquirirlo.

Trasladando este ejemplo al plano laboral, es lo que ocurre con la gente que tiene un alto conocimiento de cosas específicas y que no abunden por lo general. Puede darse con lenguajes (chino mandarín), informáticos que manejan lenguajes de programación complejos, mecánicos que saben arreglarte un coche de 1910, etc. Es el claro ejemplo del valor del talento.

2. POSICIONAMIENTO DEL PRODUCTO: De igual manera que las empresas pagan un precio alto para posicionar sus productos en los mejores establecimientos y superficies, las empresas están dispuestas a pagar un precio muy alto para posicionar las ofertas de empleo que más les cuesta ocupar. Es el claro ejemplo de los portales de empleo, bases de datos, etc.

Además, cuanto más atractiva sea la oferta que hayamos visto, antes la elegiremos. No es lo mismo mandar tu CV a un anuncio de periódico, que es viejo y arcaico, que a un sitio como pueda ser un anuncio en LinkedIn donde incluyan una imagen creativa y capte tu atención a la primera.

3. TRATAR BIEN AL CLIENTE: Las empresas siempre trabajan por mantener al cliente satisfecho (bien sea por la marca, por la calidad o cantidad de bienes/servicios que dan o por la propia atención que tienen del cliente). Pues bien, esto es algo que pasa, cada vez más a menudo, en el día a día de las empresas. Se esfuerzan por mantener y generar una buena imagen a la hora de emplear personas, tratando de dar (en mayor o menor medida) un trato excepcional al candidato para retenerle durante el proceso de “atracción de talento”.

4. PROCESO DE VENTA: Todos estamos de acuerdo que, cuanto más atractivo sea el producto o servicio, antes nos decantaremos por seleccionar ese y no otro. Bien sea, como he dicho antes, por su calidad, por su precio, por lo duradero, por la cantidad, etc. Pues pasa lo mismo con los puestos de trabajo. Por lo general, cuanto mejor pagado sea, más duradero, de mayor calidad, etc. antes elegiremos ese frente a los demás.

businessmentalk_feedback-bubble_copyright-bobaa22_shutterstock_190537427

5. FEEDBACK O POSTVENTA: Esto es algo que no lo hacen todas las empresas, francamente. Ni en el departamento comercial ni en el departamento de RRHH. Pero lo cierto es que es una tendencia que está creciendo cada vez más y más. Tener el feedback del usuario, conocer su experiencia y así ubicar tus puntos fuertes y áreas de mejoras como empresa. Esto es una fuente de información muy importante. Por eso, muchas empresas llaman al cliente en calidad de “servicio post-venta” o habilita un “buzón de sugerencias”.

Lo mismo ocurre con los procesos de selección: una vez incorporado el trabajador, las empresas llaman (o deberían al menos) a los candidatos para conocer cuál fue su experiencia tras incorporarse al puesto, saber si el proyecto al que se le invitó a unirse corresponde con las promesas que se hicieron antes de su incorporación, etc. 

Producto, bienes, servicios, oferta, demanda, portal de empleo, fuerza de negociación, salario, negociación salarial, mercado de trabajo, mercado de bienes y servicios, trabajo, empleo, oportunidades, habilidades, marketing, skills, agentes, humano, factor humano, psicologo, psicología, motivación, coach, posicionamiento, cliente, venta, empleo, portal de empleo, base de datos, servicio post venta, feedback, formación, desarrollo de habilidades, sinonimo, paralelismo, David casado lopez-sepulveda, David Casado Lopez-Sepúlveda, David Casado Lopez Sepulveda

6. LA FORMACIÓN DE HABILIDADES, EL DESARROLLO DE PRODUCTO: Antes de que se ponga el bien o el servicio a circular en el mercado, lo que las empresas hacen es hacer testeos y predicciones para ver cómo se comportarían en el mercado. Tras hacer las correcciones pertinentes, se lanza al mercado y, si muestra alguna carencia, se hacen cambios y se desarrolla el producto. Para todo ello se hace una inversión económica o temporal.

Pues eso mismo es lo que ocurre en el marcado laboral con los trabajadores. Se hacen predicciones con los test de personalidad, psicotécnicos, role-plays, etc. Una vez que se tiene el producto (en este caso representado por un trabajador/a) listo para lanzar al mercado de trabajo, se procede a invertir tiempo /dinero para darle formación para que se comporte de acuerdo a los estándares que el mercado exige de él/ella.

7. HAY QUE CUIDARLO, ES UN BIEN PERECEDERO: En línea de lo anterior, todo producto o servicio requiere de cuidados especiales para que no marchiten o no caigan en desuso y pierdan su importancia. Pues es algo que también ocurre en el mercado laboral. A los/las trabajador@s hay que cuidarlos y tratarlos bien para evitar que marchiten o se oxiden. ¿Cómo? Dándoles formación, escuchándoles, motivándoles, etc.

Una vez vistas las dos entradas, ¿qué opinas al respecto? ¿a caso crees que estoy loco? ¿te ha gustado? Espero que, sea como sea, lo hayas disfrutado leyéndolo tanto como yo escribiéndolo 🙂 ¿podrías recomendarlo si te ha gustado, por favor?

Muchas gracias, espero que así sea y espero que tengáis muy buen comienzo de semana. #MejorandoMiÉxitoLaboral.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s