¿AÑADO FOTO A MI CV?

6a00d8341bfb1653ef017ee908365c970d-800wiLa famosa expresión de que una imagen vale más que mil palabras es frecuentemente utilizada por cualquiera de nosotros. Y en relación de la fotografía en el CV se han escrito y se escribirán miles de líneas de texto en las que muchos darán su opinión. En este caso he elegido hacer una pequeña reflexión sobre este tema respondiendo a tres preguntas: ¿Añado una foto a mi CV?, ¿Hasta qué punto es importante una foto para acceder a una entrevista?, ¿Cómo debe ser el tipo de fotografía?

¿Añado una foto a mi CV?

Tengo entendido que hay otros países donde se obliga a que en el CV no aparezca una fotografía. En España no hay ninguna regla ante esta opción y depende del candidato el elegir si añadirla o simplemente no hacerlo. La elección por tanto se basa en decidir si quieres dar más información sobre tu posible aspecto físico a las personas que lean tu currículum.

¿Hasta qué punto es importante una foto para acceder a una entrevista?

Si la persona encargada en hacerla selección actúa de manera profesional, entonces la foto no tendría un valor más allá del de ofrecer un dato visual sobre un posible candidato. Es cierto que la imagen es valorada en todo puesto de empleo, pero no debe ser determinante a menos que se requiera ante determinados trabajos de cara al público: azafatas, comerciales y recepcionistas entre otros.

¿Cómo debe ser el tipo de fotografía?

Si decidiste añadir una foto, entonces la primera regla es que la foto te haga sumar puntos.  El tamaño no debe ser muy grande, ya que lo importante es el contenido de tu CV. Lo clásico siempre funciona, y la foto que tenemos en el DNI es un buen ejemplo que podemos utilizar. Sobre la ropa con la que salir debemos pensar en la forma en que iríamos vestidos a la mayoría de trabajos que podríamos optar. Por ejemplo, si en la mayoría de empleos a los que aspiras utilizan traje, entonces sería conveniente salir con americana, camisa y corbata.

Conviene que la foto sea acorde con nuestra edad. Esto es un punto importante ya que si tienes 22 años no conviene usar una foto de cuando tenías 16 y lo mismo ocurre con candidatos que tienen más de 40 años y utilizan la foto de cuando tenían menos de 25. Hay que salir arreglado en la foto pero siempre pensando en el ámbito laboral, eso quiere decir que nada de fotos saliendo de fiesta o de boda. Ni maquillajes excesivos ni fotos con un moreno de piel debido a las últimas vacaciones. También la típica foto recortada en Photoshop no suele ser una buena elección, ya que a menos que se haga de forma muy profesional, da la sensación de que el candidato ha hecho una pequeña chapuza. Sobre la expresión facial depende de cada uno. Puedes salir sonriendo, con media sonrisa o mostrando seriedad. Puedes pedir consejo a gente que esté especializada en el lenguaje no verbal.

La conclusión final es que si decides utilizar una foto sea porque te favorece y te sientes a gusto con ella. Además, pide consejo a tus familiares, amigos o personas que trabajen en RRHH para que te comenten lo que piensan sobre tu imagen. Si tienes dudas entonces no la utilices ya que no es un elemento nada determinante para que te conozcan en una entrevista, y si te llaman simplemente por tu foto entonces la profesionalidad del técnico de selección deja mucho que desear y también las opciones reales que tengas para ese puesto.

 

Anuncios