SOBREVIVE A TU PRIMER DÍA DE TRABAJO

He leído multitud de artículos relacionados con esta temática y quería escribir uno en el que diera mi opinión personal. En poco más de 2 años trabajando he tenido la suerte de tener 5 experiencias laborales. Eso se traduce en haber vivido al menos 5 veces la experiencia y sensación del primer día. Puede que no tenga una gran experiencia, pero sin duda las recomendaciones que podrás leer a continuación serán elementos a tener en cuenta tanto si es tu primer trabajo como si es una experiencia laboral más a la que sumar a tu carrera.

 

Trabajo Seguramente no habrás podido dormir nada la noche anterior. Te despiertas con unas ojeras tremendas y no tienes muchas ganas de desayunar por el estado de nervio en que te encuentras. Multitud de dudas pasan por tu mente: ¿Podré cumplir las expectativas?, ¿Cómo serán mis compañeros?, ¿Será verdad lo que me contaron en la entrevista?, ¿Me habré equivocado?…

Empezar un trabajo es una gran noticia para los tiempos que corren pero también supone un riesgo ante lo desconocido. Adaptarse a los cambios es algo en lo que somos especialistas por naturalezas (somos una de las especie más adaptables de la tierra) y hay que aceptar ese estado de nervios y de inseguridad como algo normal y sobre lo que no debemos dar mucha importancia. Todas esas preguntas que puse como ejemplo pueden tener una respuesta positiva o negativa. Ve con toda la ilusión y ganas el primer día de trabajo. Debes de tener en cuenta que tu valoración sobre todos los aspectos que te preocupen del trabajo (funciones, ambiente, condiciones…) se deben determinar poco a poco y no tan solo en unas horas. Hay que ser paciente, observador y objetivo (en el sentido de no dejarte influir solo por una o dos opiniones) para determinar si un trabajo puede gustarte o no. Relaja tus nervios, olvida tus preocupaciones e intenta disfrutar el primer día. Es obligatorio en un primer día llegar puntual. No hace falta que te presentes 30 minutos antes, pero entre 5-10 minutos sería lo más recomendable.

No esperes nada del primer día y acepta todo lo que vivas. Hay empresas donde el recibimiento es muy cálido y en otras muy frío. No tengas en cuentagestos-peligrosos-estrechar manos-15-06-2008 tus anteriores comienzos o lo que te contaran amigos y conocidos sobre su primer día. Cada experiencia es un mundo y cada persona que la vive un universo distinto a otro. Como la primera impresión es muy difícil de cambiar, es bueno seguir una serie de pautas durante las interacciones con tus nuevos compañeros para causar la mejor primera impresión posible. Ellos también te están conociendo a ti, y por lo tanto, pueden haber desarrollado ciertas expectativas en función de sus intereses. ¿Será majo?, ¿Será competitivo?, ¿Será guapo?, ¿Podremos ser amigos?…, son algunas de las preguntas que tus futuros compañeros se puedan hacer sobre ti antes de conocerte. Algo que debes saber, y que hay que aceptar en esta vida, es que nunca le gustarás a todo el mundo. Seas como seas, siempre habrá gente que le encantes y gente que no le gustes ni en pintura. Por eso, algo fundamental para una primera impresión es ser educado y agradable. Es bueno que observes la forma de ser de tus compañeros y que no te dejes llevar por la impresión que ellos te generen en el primer día. Un compañero puede tener un mal día y parecerte borde, pero tras un tiempo puede convertirse en tu principal apoyo en la empresa. No juzgues solo por un instante, hazlo con el mayor grado de información disponible. Para conocer a alguien puedes necesitar una vida entera y no un minuto completo.

imagesEs fundamental que tengas la mente despejada y que apuntes todo lo que necesites. Eso te hará ganar muchos puntos y ahorrar tiempo en volver a preguntar lo mismo. Acepta los consejos que te den y no tengas miedo en plantear cualquier duda. No preguntes sobre temas confidenciales o aspectos que requieran tener un mínimo de confianza con la persona que estás hablando. Puede que te pregunten si tienes pareja, qué tal en el anterior trabajo o sobre temas personales. Mi recomendación es que contestes con naturalidad pero que no devuelvas la pregunta. Eres una nueva pieza para el puzzle de la empresa y debes encajar lo mejor posible. Durante los primeros días, en conversaciones más informales pueden salir temas relacionados con ideologías o preferencias (por ejemplo, que tras las votaciones del pasado sábado se hable de política). Un gran consejo es que te muerdas la lengua e intentes escuchar antes de dar cualquier opinión. El demostrar y defender libremente lo que sientes es un aspecto vital en muchos momentos de tu vida. Pero no olvides que eres un extraño en un grupo de personas que se conocen bastante bien. Intenta no radicalizar tus opiniones y muéstrate bastante flexible. Estoy seguro de que conoces gente en tu vida personal con la que puedes argumentar sobre cualquier tema y otros con la que puedes acabar discutiendo. Es bueno observar y ver con qué personas de tu trabajo puedes hablar de este tipo de temas sin acabar tirándote de los pelos. Y algo todavía más importante, que tus compañeros acepten tu forma de pensar y preferencias, pues puede que algunos no lo hagan nunca.

Es normal que tras el primer día acabes agotado y con muchísima información en tu cabeza. Debes eliminar todos los pensamientos negativos ydescarga descansar. El inicio en una empresa es para disfrutarlo. Sería como si estrenases unos zapatos nuevos. Ya habrá tiempo para que se ensucien o se deterioren, pero tras las primeras horas deberán seguir impolutos. Elimina todas las inseguridades de que no podrás cumplir con sus expectativas. Tienes miedo al pensamiento de no ser capaz de hacer algo. Sin embargo, todavía no lo has intentado, así que ese miedo debe desaparecer. Piensa en el gran número de ocasiones en las que has realizado funciones de las que no te viste capaz, pues esto es un reto más que podrás cumplir con tu esfuerzo. Tienes una gran oportunidad delante de ti de la que puedes aprender muchísimo tanto de lo que hagas como de la gente con la que compartas tu día a día. Así que pon todo de tu parte y no te agobies por lo desconocido pues el futuro no existe, solo es aquello que ocurre después de tu día a día, y es mucho más inteligente que dirijas tus preocupaciones a todo aquello sobre lo que puedas actuar ante de  lo que escape de tu alcance. Espero que esta lectura te sirva para disfrutar y preocuparte menos en un día tan esperado como temido.

Anuncios

3 comentarios en “SOBREVIVE A TU PRIMER DÍA DE TRABAJO

  1. […] Las primeras horas y semanas en tu nuevo trabajo marcarán la diferencia, por ello te recomiendo leer esta entrada. […]

  2. Gran post Francisco Fernández Yuste, expresas muy bien muchas de las sensaciones que cualquiera de nosotros puede estar teniendo o ha tenido en el pasado a la hora de llegar a un nuevo puesto de trabajo. Si duda, si no sabe gestionarse adecuadamente , la ansiedad que puede provocar puede llegar a influir de forma notable en nuestro comportamiento y, por ende, en nuestro rendimiento laboral.
    Muchas gracias por haberlo compartido.
    Feliz día!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s